Deportes
LO ÚLTIMO:
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga prevista para este mes de diciembre leer

A seguir por el camino de las victorias

El Iberostar Tenerife buscará hoy ante el Delteco GBC una primera victoria a domicilio que les permita seguir en la zona alta de la tabla Sebas Saiz, que no se entrenó el viernes, está disponible.
Javier Sotomayor, S/C de Tenerife
14/oct/18 6:37 AM
Edición impresa
A seguir por el camino de las victorias

El Iberostar Tenerife juega esta tarde en San Sebastián un partido clave para seguir en la zona alta de la clasificación y así mantener sus opciones de poder terminar entre los ocho primeros al final de la primera vuelta.

Y es que ante la igualdad que existe entre todos los equipos de la Liga ACB y que muchos buscan esa participación en la Copa del Rey será importante ganar en canchas de rivales que, por el momento, no han cogido el ritmo de juego, como es el caso del Delteco GBC, que aún no conoce la victoria en las tres jornadas disputadas.

El Iberostar Tenerife, que viene de ganar sus dos partidos como local -Breogán y Obradoiro-, buscará ahora ese triunfo a domicilio importante para marcar diferencias sobre sus más directos rivales y, además, afrontar una nueva semana más positiva después de haber sumado un nuevo triunfo.

Txus Vidorreta podrá disponer de Sebas Saiz, que no pudo entrenar el pasado viernes debido a un problema en el dedo de un pie, pero que ya está disponible para el técnico. Además, y ya con más sesiones de entrenamiento y con un partido a sus espaldas, Pierre Antoine Gillet ya está listo para poder aportar más a su equipo.

Con todo ello, el conjunto aurinegro tendrá que utilizar bien sus armas: la intensidad defensiva y el control del rebote en su zona para luego fabricar el ataque, el cual debe estar equilibrado y sin precipitaciones.

El equipo de Vidorreta tendrá enfrente a un rival herido. Llevan tres jornadas de Liga y aún no conocen la victoria, aunque su juego ha ido en ascenso.

Los canaristas tendrán que estar muy atentos, no solo a Nevels, su referencia ofensiva, y Sekulic, sino también a la mejoría que ha experimentado Jorge Gutiérrez.