Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Dimnurol Libby's tinerfeño, semifinalista a costa de un errático 7 Palmas leer

Choque de estilos en la apertura copera

Iberostar y Unicaja serán los equipos que protagonicen el primer duelo (14/02, 18:00 horas) que dará billete a semifinales. La segunda mejor defensa, que avaló la clasificación aurinegra, intentará neutralizar al tercer mejor ataque de la Liga Endesa.
D. Hernández, S/C de Tenerife
22/ene/19 6:22 AM
Edición impresa
Choque de estilos en la apertura copera

D. Hernández, S/C de Tenerife

El destino fue caprichoso en el sorteo de emparejamientos de la Copa del Rey 2019, llevado a cabo en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid. El Iberostar Tenerife partía como cabeza de serie después de que su victoria -ante el Montakit Fuenlabrada- y la derrota del Unicaja -en casa del Monbus Obradoiro-. Canaristas y cajistas fueron unidos por el azar y abrirán el fuego en un torneo que se disputará en el majestuoso Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid (WiZink Center) del 14 al 17 de febrero.

El resto de compromisos no serán menos atractivos. La de este 2019 quizá sea la Copa más igualada de los últimos tiempos. El segundo partido del 14 de febrero (20:30 horas) confronta a Barça Lassa y Valencia Basket. Los taronjas cayeron por un punto (85-86) ante los blaugranas en la quinta jornada de Liga Endesa. Un día después y en la primera franja horaria (18:00), tendrá lugar el Kirolbet Baskonia-Divina Seguros Joventut. Un tiro libre de Poirier privó a La Penya del triunfo (67-68). El cierre de cuartos lo protagonizarán el Real Madrid-Movistar Estudiantes (20:30). Será un cruce entre locales y que tiene como precedente liguero una victoria colegial (93-88).

A partir de las 18:00 horas del próximo 14 de febrero, el Iberostar Tenerife intentará, por segundo año consecutivo, dar la sorpresa a un equipo con más solera y palmarés en el baloncesto nacional. El Unicaja de Luis Casimiro parte sin la vitola de favorito de pretéritas ediciones, pero, inequívocamente, posee un "roster" que, a parte de la lucha por clasificarse para la fase eliminatoria de la Eurocup, quiere retornar a la Euroliga en la próxima campaña.

Tinerfeños y malacitanos se han calcado en lo que a balance de victorias y derrotas se refiere (11-6), no obstante, la naturaleza defensiva del Iberostar de Vidorreta marcó la diferencia en la clasificación; el coeficiente de puntos fue de +55 para los aurinegros -los canaristas ostentan un +109 y el Unicaja un +54-.

Será un mano a mano entre distintos estilos. Si el fuerte del equipo del Santiago Martín es la defensa, el del Martín Carpena es el ataque; con lo cual, los acérrimos que acudan a la apertura copera presenciarán el choque entre el equipo que menos encaja -75,2 puntos de media- y el tercero que más realiza -84,47-.

Por otra parte, en lo que a vocación ofensiva se refiere, y pese al repunte de las últimas semanas desde la pintura, el Iberostar Tenerife es el equipo con menos intentos en tiros de dos (492) -maneja el mejor porcentaje de la Liga con 57,93%-y el más desde el perímetro (527) -tercero que más acierta con 37,95%-. Mientras, el Unicaja es un híbrido; es el séptimo con más tiros de tres (462) y el decimoquinto de dos (590). Eso sí, le avala una eficiencia que se asemeja a la de su rival copero (57,12%).

El Iberostar Tenerife-Unicaja será una reedición copera de aquel CajaCanarias-Caja de Ronda de octavos de final de la campaña 1988/89 (81-80, en la ida; y 66-75, en la vuelta). Mucho ha cambiado entre dos conjuntos que esperan sacar crédito antes de la cita.

El secretario técnico del Iberostar, Aniano Cabera, hizo alusión al resultado favorable del Obradoiro y la victoria de su equipo que le daba "la clasificación directa", comentó orgulloso en los micrófonos de #Vamos.

Del mismo modo, expresó su deseo de que "sea un partido abierto" en el que tengan posibilidades de "competir y hacer las cosas bien". Analizando al rival, dijo que "el Unicaja tiene experiencia muy superior. Es un ejemplo a seguir para nosotros, como club modesto que somos". Por último, mostró ambición, aunque sin olvidar los tres duelos previos a la Copa. "Intentaremos ponérselo difícil para poder ganar esa eliminatoria y seguir avanzando", concluyó.

El exjugador y actual director deportivo del Unicaja, Carlos Jiménez, comenzó dándole realce a la figura del Iberostar como un club que, poco a poco, "se están convirtiendo en un clásico en la Copa del Rey", comentó en #Vamos. También quiso destacar el "trabajo", durante las últimas temporadas y el "regreso" de Txus Vidorreta al banquillo.

El que fuera internacional con España habló de similitud entre las trayectorias de ambos clubes: "Somos dos equipos con una liga regular muy igualada". Calificó el cruce como "bonito"; tanto para verlo como para jugarlo. Para concluir, reveló su anhelo de que "se siga con la tradición" de que no se rompa el partido pronto.

Txus: "Nos viene bien jugar el primer partido"

El técnico del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta, reconoció que la que afrontará su equipo ante el Unicaja "será una eliminatoria muy igualada". El conjunto canarista, como cabeza de serie, tuvo la ventaja de poder "evitar a los conjuntos de Euroliga", no obstante, Unicaja y Valencia, eran, a priori, "los peores" que podían tocar, según aseveró Txus. "Nos toca, como viene siendo habitual, el primer partido y creo que está bien porque así no tienes mucho tiempo para pensar cuando estás en Madrid. Llegas la tarde anterior dispuesto a entrenar, a jugar y si tenemos la suerte de pasar la eliminatoria, siempre llegas más descansado a las semifinales. En cambio, si pierdes, se te queda la Copa un poco corta", concluyó el preparador oriundo de Bilbao.

En caso de triunfo, toparía con Barça o Valencia

Aunque no sea una referencia fidedigna tratándose de una competición diferente, el Iberostar Tenerife fue capaz, en la presente campaña, de superar al Unicaja. El día de Reyes, el conjunto canarista profanó el Martín Carpena (61-78). De darse otro triunfo canarista, el Iberostar se vería las caras con el vencedor de la eliminatoria entre Barça Lassa y Valencia Basket en la antesala a la final.