Economía

La retención del talento tecnológico, clave para la competitividad empresarial

Barcelona, EFECOM
26/may/18 11:16 AM
eldia.es
AUTOCONTROL

Aplicar la flexibilidad horaria y el teletrabajo y conseguir un entorno laboral motivador, sin olvidar un buen salario, son algunas de las medidas que las empresas españolas han puesto en marcha para captar y retener el talento tecnológico, por el que disputan en un mercado global cada vez más competitivo.

Grandes corporaciones como Nestlé, que ha instalado su centro de operaciones ('hub') digital en Esplugues de Llobregat (Barcelona), y empresas emergentes o 'startups' como Tiendeo, líder en España en la distribución de catálogos en línea, han diseñado estrategias para no perder los perfiles de trabajadores más buscados en la actual nueva economía o economía digital.

La multinacional suiza ha optado por adaptar sus procesos a los intereses de las 350 personas que conforman el equipo que trabaja en el centro de operaciones y que tienen un perfil muy multicultural y multidisciplinar, diferente al del resto de trabajadores.

Así, se ha esforzado por crear un ambiente de trabajo cercano y abierto, con flexibilidad horaria en las entradas y salidas, y posibilidad de teletrabajo varios días a la semana, según Luis Moreno, HR Business Partner (socio comercial de recursos humanos) en Nestlé Global Services Spain.

"La idea es imitar el espíritu de las 'startups'", ha admitido Moreno durante un coloquio sobre los retos de la selección de trabajadores en España organizado en Barcelona por la consultora Hays.

Por su parte, el responsable tecnológico de Tiendeo, Marc Oliveras, ha puesto el acento en los métodos de dirección, que deben ser "más humanos y directos", con directivos que "intenten convencer más que mandar" y estructuras organizativas "horizontales" y no verticales.

"Se trata de avanzar hacia un 'management 3.0', ha señalado Oliveras en el mismo coloquio.

Tiendeo nació hace siete años como empresa emergente y cuenta ya con una plantilla de unas 140 personas, que conforman un equipo multidisciplinar (informáticos, ingenieros, diseñadores o comerciales) procedentes de países como Indonesia, Japón, Corea, Venezuela, Colombia, Italia, Francia, Rusia o Brasil.

La compañía reconoce que tiene dificultades para encontrar y retener ciertos perfiles profesionales, como ingenieros, informáticos o comerciales con idiomas y capacidad de adaptación a un sector que es muy cambiante.

La consultora Hays, que en 2017 gestionó en España un 20 % más de vacantes que el año anterior, ha alertado sobre el hecho de que en nuestro país hay 2,3 millones menos de empleados con menos de 30 años que en 2007.

"La población joven activa cae en España de forma alarmante y eso se debe, principalmente, a que el talento emigra por falta de oportunidades", ha destacado el director general de Hays España, Christopher Dottie.

Ante este escenario, recomienda que las empresas ofrezcan a sus trabajadores formación continua y aporten "un valor añadido" porque "no basta con pagar bien".

En esta línea, defiende medidas de flexibilidad horaria, la posibilidad de trabajar en remoto y opciones de proyección de carrera, además de ofrecer beneficios sociales como tique restaurante o mutua, e incluso opciones sobre acciones o "stock options", es decir, la posibilidad de comprar un cierto número de acciones de la empresa a un determinado precio y durante un período de tiempo.

Hays insta a las empresas a invertir en estos puntos, aunque la actividad principal del negocio no sea tecnológico, convencida de que se trata de una fuente de crecimiento en los próximos 30 o 40 años, etapa en la que prevé una verdadera revolución en este ámbito.

Por su parte, el presidente de la consultora de innovación digital CINK, Sergio Cortés, ha alertado de que Barcelona puede encontrarse a medio plazo con un problema importante de captación y retención de talento si las empresas no optan por crecer en dimensión ya que les será más difícil competir con la potencia de los fondos de inversión en la nueva economía o economía digital.