Economía

Podemos pide más impuestos a banca, grandes fortunas y eléctricas para apoyar los PGE

Prioriza abaratar los alquileres y la luz y propone a Sánchez financiar medidas sociales con 10.500 millones de nuevos ingresos
Madrid, Europa Press
24/sep/18 19:25 PM
eldia.es
Pablo Iglesias y Pablo Echenique exponen en el Círculo de Bellas Artes de Madrid sus condiciones para apoyar los presupuestos./Europa Press - Europa Press

Unidos Podemos ha reclamado al Gobierno elevar la presión fiscal al sector financiero, las grandes fortunas, las grandes corporaciones, y las compañías eléctricas para apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

El grupo confederal cree posible recaudar más de 10.500 millones de euros adicionales para poder financiar en las cuentas del próximo año un paquete de medidas sociales que incluyen varias de las propuestas que plantea al Gobierno de Pedro Sánchez, entre ellas un nuevo bono social eléctrico y una tarifa energética reducida para la primera residencia.

En el plan de Unidos Podemos para elevar la presión fiscal se incluyen tanto el aumento de las tasas como la creación de nuevos tributos, como el de transacciones financieras (con el que esperan recaudar 1.300 millones, una tasa a grandes empresas digitales (1.200 millones) y a las grandes fortunas (1.500 millones).

RECUPERAR EL RESCATE

Entre los impuestos que la coalición de izquierdas propone subir destaca el impuesto específico a la banca (elevaría 10 puntos el tipo impositivo de Sociedades al sector durante cinco años para recuperar el dinero del rescate, con una recaudación esperada de 1.000 millones el primer año.

Asimismo, han presentado un conjunto de medidas para aumentar la recaudación en el Impuesto de Sociedades, fijando un suelo del 15% --el 20% para entidades financieras y empresas de hidrocarburos-- y limitando las exenciones y las compensaciones fiscales.

Así, proponen eximir sólo el 95% de las rentas obtenidas en el extranjero --y eso en caso de que hayan estado sujetas a una tributación similar a la española--, limitar a cuatro años el período para compensar bases negativas y revisando la fiscalidad de sicavs y socimis.

SUBIDA EN EL IRPF A PARTIR DE 120.000 EUROS

Respecto al IRPF, la coalición que lidera Pablo Iglesias apuesta por elevar 1.000 millones de euros la recaudación aumentando la presión a aquellas personas que declaren ingresos superiores a 120.000 euros, tanto en sus rentas del trabajo como del capital.

En las rentas del trabajo se elevaría al 48% (desde el 45% actual) el tramo a las rentas que ingresen más de 120.000 euros; al 50% a partir de 150.000 euros; y al 52% las de más de 3000.000 euros. Para las rentas de capital, aquellos contribuyentes que ingresen más de 120.000 euros tendrían que pagar tres puntos más por sus rentas de capital superiores a 50.000 euros, pasando del 23% al 26%, y elevándose hasta el 30% a partir de una base imponible de 300.000 euros.

Por otro lado, Unidos Podemos pide aumentar la recaudación en otros 500 millones acabando con la exención del IBI en los bienes de la Iglesia, e imponer un cargo a la "sobrerretribución" de la que, denuncian, gozan las compañías eléctricas por la producción de energía en centrales ya amortizadas, como las hidráulicas o las nucleares.

MENOS IMPUESTOS A PYMES, AUTÓNOMOS Y REBAJA DEL IVA

Además de medidas sociales, Unidos Podemos espera que las cuentas públicas sirvan para aliviar la presión fiscal en determinados ámbitos, como a aquellas pymes con una cifra de negocio anual inferior al millón de euros (tres puntos menos en el tipo nominal de Sociedades), la rebaja del IVA a la energía, productos de higiene femenina o los servicios veterinarios, y a los autónomos

La propuesta para este colectivo de trabajadores pasa por rebajar la cuota actual para aquellos con menores ingresos, planteando incluso que pueda ser nula en ingresos especialmente bajos, que para estos el abono de las cotizaciones sea trimestral y que se pague el IVA pagado cuando se cobra y no cuando se facture. Además, piden medidas para atajar el fraude de los falsos autónomos.

En su documento, Unidos Podemos incluye tanto propuestas que, a priori, ya están pactadas con el Gobierno --como la revalorización de las pensiones al IPC en 2018 y 209 o el fin del copago farmacéutico para los pensionistas--, como algunas medidas que el propio Sánchez ha rechazado impulsar en esta legislatura, como la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012.

Y es que, según destacan desde la coalición de izquierdas, estas medidas no son líneas rojas, sino sus propuestas para estos Presupuestos y, en función del grado de cumplimiento al final de la negociación con el Gobierno, el grupo confederal decidirá si apoya o no las cuentas.

En todo caso, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha comentado antes de la presentación de sus propuestas que asuntos como las medidas dirigidas a enfrentar el encarecimiento de los precios del alquiler y la luz, o la revalorización de las pensiones "van a condicionar en mayor medida" la "decisión política final". "No todas pesan igual. Algunas afectan a más gente y tiene más calado, pera la decisión la tomaremos al final", ha dicho.

ENFRENTAR EL ENCARECIMIENTO DE LA VIVIENDA Y LA ENERGÍA

En el documento presentado este lunes, Unidos Podemos ha incluido sus recetas en materia de alquiler como de energía, poniendo especial énfasis en medidas para frenar su encarecimiento. Así, demanda una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos para poder imponer un límite a subidas "abusivas" en el alquiler en determinadas ciudades, obligar a grandes tenedores (con más de diez pisos) a sacarlos al mercado a un precio asequible, que las socimis tributen sus beneficios al 20% y elevar a cinco años la duración mínima de un contrato.

En lo referido a la energía, el grupo confederal plantea la puesta en marcha de un plan de rehabilitación de viviendas para mejorar su eficiencia energética, la fijación de límites a la tarifa regulada en la primera residencia (facilitando el paso desde el contrato en el mercado libre), cambios en el bono social, y el impulso de energías renovables y pequeñas comercializadoras municipales.

Las propuestas también recogen varias exigencias planteadas por el grupo confederal a los sucesivos proyectos de Presupuestos, como la recuperación de las ayudas reconocidas a la Dependencia, la reducción de las tasas universitarias, un sistema de becas predecible que impida el abandono de los estudios por razones económicas, la gratuidad del material escolar en la enseñanza obligatoria o más ayudas para comedor en la escuela.

Asimismo, Unidos Podemos defiende la creación de una red pública gratuita y universal de escuelas infantiles para edades comprendidas entre los 0 y los 3 años, la extensión de los permisos de maternidad y paternidad para que sean iguales e intransferibles, acabar con la brecha salarial de género, financiar al completo el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y modificaciones en el Código Penal contra la violencia sexual.

LUCHA CONTRA LAS CASAS DE APUESTAS

Como novedad, el grupo confederal ha planteado también al Gobierno varias medidas para enfrentar el auge del negocio de las casas de apuestas, prohibiendo su publicidad como ya se hace con el tabaco o el alcohol, reforzar la información antes y después de las apuestas (por ejemplo, informando del dinero perdido), y gravar más su fiscalidad.

Por otro lado, Unidos Podemos también apuesta por garantizar cuotas de cine producido en España, el impulso de la programación musical en medios públicos, la recuperación de cines en pequeños municipios y medidas para avanzar contra la despoblación en el campo.

Otras de las exigencias planteadas pasan por la derogación de la Ley Mordaza, la eliminación de los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos y de injurias a la Corona, mayores límites a las puertas giratorias y avanzar hacia una nueva ley electoral, más proporcional y sin voto rogado.