Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Rajoy da el pésame a la familia de la "gran periodista" Paloma Gómez Borrero leer

Países Bajos se prepara para formar gobierno tras la ansiada victoria de Rutte

Los partidos ya han elegido a la 'informadora' que se encargará de explorar posibles alianzas
Madrid, Otr/Press
16/mar/17 18:30 PM
eldia.es
El primer ministro danés, Mark Rutte (c-d)./JERRY LAMPEN (EFE)

Los líderes de los 13 partidos políticos que han conseguido representación parlamentaria en las últimas elecciones de Países Bajos se han reunido este jueves para iniciar las negociaciones con el fin de formar gobierno, una tarea que se prevé complicada por la fragmentación en la sede legislativa.

El Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), que dirige el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, ha ganado las elecciones celebradas el miércoles al hacerse con 33 de los 150 escaños que componen el Parlamento.

El VVD ha perdido ocho asientos respecto a los anteriores comicios, en 2012, pero este resultado se ha celebrado igualmente como una gran victoria porque todos los sondeos sobre intención de voto auguraban un eventual triunfo del ultraderechista Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders.

Rutte no ha ocultado su alegría. Sonriente ante los medios de comunicación y los simpatizantes del VVD, ha instado a los neerlandeses a unirse a él para celebrar que Países Bajos "ha dicho no a un tipo equivocado de populismo".

Si bien los números del VVD han frenado el empuje del PVV no han logrado neutralizarlo. Así, Wilders ha escalado hasta la segunda posición con 20 escaños. "Fuimos el tercer partido de Países Bajos, ahora somos el segundo y la próxima vez seremos el primero", ha escrito en Twitter.

Wilders, aunque ha confesado que "hubiera preferido estar en los zapatos" de Rutte, se ha mostrado agradecido y "orgulloso" por los escaños obtenidos, cinco más que hace cinco años. "Un millón de votos", ha destacado en la red social.

En la UE han recibido aliviados el resultado electoral en Países Bajos. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha aplaudido que los neerlandeses hayan votado "de manera abrumadora" por "los valores que Europa representa: libertad y sociedades tolerantes".

"Es un buen día para la democracia", ha dicho la canciller alemana, Angela Merkel. En cambio, Alternativa para Alemania (AfD), un partido ultraderechista que se ve reflejado en el PVV, se ha mostrado decepcionado por el segundo puesto de Wilders.

La importancia de estos comicios ha quedado plasmada en la alta participación, un 80 por ciento. En algunos lugares incluso ha sido superior. Es el caso de la isla de Schiermonnikoog, donde residentes y turistas nacionales han catapultado este índice al 130 por ciento.

ARCO PARLAMENTARIO

Por detrás figuran la Llamada Demócrata Cristiana (CDA) y Demócratas 66 (D66), con 19 cada uno y mejorando resultados anteriores, mientras que GroenLinks (Los Verdes) se habrían hecho con 14 escaños, protagonizando una espectacular subida de diez asientos.

Uno de los peores registros ha sido para el Partido Socialista, no por el número de escaños, ya que ha bajado de 15 a 14, sino porque ha pasado de ser la tercera fuerza política, empatada con el PVV, a la quinta junto a Los Verdes.

El récord a la baja lo ha batido, sin embargo, el Partido Laborista (PVDA). Miembro de la coalición de Gobierno encabezada por Rutte y con una potencia parlamentaria de 38 escaños hasta el miércoles, ahora ha caído hasta el séptimo lugar de la tabla, con tan solo nueve.

Desde las filas laboristas algunas voces han sugerido incluso la disolución. Su líder, Hans Spekman, se ha negado a dimitir pero este sábado deberá enfrentarse a una cuestión de confianza que, de acuerdo con el portal de noticias Dutch News, no está en condiciones de superar.

A la cola se sitúan la Unión Cristiana y el Partido Animalista, con cinco diputados cada uno. Los demás partidos políticos, un total de cuatro, han quedado por debajo de los cinco escaños, de acuerdo con los resultados preliminares, con el 95 por ciento del escrutinio completado.

MISIÓN: FORMAR GOBIERNO

Una vez superada la cita con las urnas toca la ardua tarea del formar gobierno, para lo cual se necesitan un mínimo de 76 escaños, lo cual, vistos los resultados, requerirá al menos el consenso de cuatro o incluso cinco partidos.

Los líderes de los 13 partidos representados en el Parlamento han designado a la ministra interina de Sanidad, Edith Schippers, como 'informadora', una especie de mediadiora que se dedica a explorar las opciones de coalición.

El presidente del Parlamento, Khadija Arib, ha anticipado que, tras una semana de contactos, Schippers podría tener preparado su informe para el próximo miércoles, tras lo cual comenzaría el debate del mismo entre los partidos afectados.

Se espera que cualquier alianza esté liderada por el PVV, por ser el partido más votado, ya que, aunque el VVD, como segunda fuerza, podría tener opciones de gobierno, los grandes partidos dijeron antes de las elecciones que no pactarían con Wilders y los suyos.

La prensa neerlandesa pronostica un acuerdo entre el VVD, como socio principal, los Cristiano Demócratas y los Liberales D66, que sumarían 71 escaños, por lo que aún sería necesario un cuarto partido. Dutch News apuesta por Unión Cristiana, que daría la cifra mágica de 76 diputados.

Analistas políticos advierten, no obstante, de que esta coalición de gobierno sería excesivamente frágil y abogan por incluir como cuarta fuerza a Los Verdes, lo que subiría el marcador a 85 escaños. Aunque, alertan al mismo tiempo, sería un socio más problemático.

"Hoy vamos a tener fiesta pero mañana tenemos que volver a trabajar por Países Bajos", dijo Rutte en sus primeras palabras tras la jornada electoral, aludiendo así a la compleja artimética parlamentaria.