Internacional

La depreciación de la lira obliga a hospitales turcos a retrasar operaciones

Dogan Tilic, Ankara, EFE
13/oct/18 8:47 AM
eldia.es
Gustavo Martin

Los problemas de la economía turca, cuyo síntoma más visible es la fuerte depreciación de la lira, están afectando a la sanidad pública, limitando la compra de medicamentos y de intervenciones quirúrgicas, informan varias fuentes médicas y medios de comunicación.

La aparente gravedad de la situación, negada por el Gobierno, ha saltado al debate público al filtrarse un documento interno en el que la dirección del Hospital Universitario Gazi de Ankara, uno de los más grandes del país, solicitaba a todos los quirófanos que no realicen intervenciones "si no son vitales".

Varios diarios turcos han informado sobre esa petición, que la dirección del centro justifica por la falta de suficiente material médico, debido al encarecimiento de los productos por la depreciación de la lira.

Sinan Adiyaman, presidente de la Asociación Médica de Turquía (TTB), explica que también el Hospital Universitario Celal Bayar, de la provincia de Manisa, y el Hospital de Ordu, han enviado circulares parecidas.

"Desafortunadamente, es posible que veamos documentos similares en muchos hospitales en los próximos días", advierte a Efe.

De hecho, el diario Cumhuriyet afirma que también la dirección del Hospital de la Universidad Técnica del Mar Negro (KTU) ha pedido que se suspendan las operaciones que no sean imprescindibles.

Sin embargo, el ministro de Sanidad, Fahrettin Koca, negó el miércoles que los hospitales estén restringiendo las operaciones debido a la falta de medios.

"No son ciertas las afirmaciones de que los gastos sanitarios estén restringidos y que los hospitales hayan dado esas instrucciones", afirmó el ministro, quien dijo que el Gobierno no tolerará fallos en el sistema sanitario con la excusa del ahorro.

"La mayoría del material usado en los departamentos de cirugía es importado", explica por su parte Adiyaman, que recuerda que los precios oficiales para la adquisición de material médico no se han actualizado desde 2010, fecha desde la que la lira ha perdido un 70 % de su valor respecto al euro.

Esto ha provocado que las empresas hayan dejado de importar ese equipamiento o bien hayan comenzado a comprar material mucho más barato, y no certificado, de países como China, Pakistán o la India.

"Si la situación continúa así, incluso las intervenciones vitales no podrán ser atendidas. El Ministerio (de Sanidad) debería tomar medidas urgentes", reclama Adiyaman.

En su circular, la dirección del Hospital Universitario Gazi indicaba que los precios exigidos por las empresas suministradoras de material médico y de medicinas estaban por encima de lo que ofrece la seguridad social turca, debido a la devaluación de la lira respecto a monedas extranjeras.

Por ello, ese centro, con capacidad para 1.070 camas, comenzó el pasado 5 de octubre a clasificar las operaciones quirúrgicas en "críticas" y "opcionales", pidiendo que el dinero disponible se destine sólo a las primeras, y que el resto de operaciones se pospongan.

"Cada caso y cada paciente es vital. Un paciente puede vivir 40 años con una piedra en la vesícula, pero si un día explota, entonces es un caso crítico", ha denunciado el cirujano Tunc Celebi en declaraciones al diario Cumhuriyet.

"No se puede saber en qué puede evolucionar una enfermedad si no la tratas", denuncia este doctor sobre los riesgo de dividir las intervenciones en críticas y opcionales.

Ya en septiembre, la principal formación de la oposición, el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), elevó una pregunta al Ministerio de Sanidad sobre la desaparición de 700 medicamentos de las farmacias.

El diputado Atila Sertel, que formuló la pregunta, denunció que el Estado seguía usando el cambio de 2,69 liras por euro, correspondiente a enero de 2015, para sus importaciones de medicinas, cuando la relación actual entre las dos monedas es de casi 7 liras por euro.

Algunos medios turcos informaron recientemente de que unos mil medicamentos, muchos de ellos esenciales en el tratamiento del cáncer, ya no pueden adquirirse, pues las compañías importadoras han dejado de traerlos al país debido a que lo que paga la Administración es mucho menos que el precio en divisas.

"Se puede ahorrar en todo menos en salud", denunció Sertel, al destacar que el presupuesto para medicinas no ha aumentando, pese a que ha crecido el desequilibrio entre la lira y las monedas extranjeras en las que se comercializan los medicamentos.

En una intervención este martes ante su grupo parlamentario, el líder del CHP, Kemal Kilicdaroglu, denunció que la situación en el Hospital Universitario Gazi supone un "escándalo sanitario".

"Ellos han puesto a Turquía en esta situación", acusó el político socialdemócrata en alusión al Gobierno islamista que dirige el presidente Recep Tayyip Erdogan.