La Laguna

El Pleno vuelve a mostrar su rechazo al gas y la regasificadora

La abstención del PP hizo que el gobierno perdiese otra vez una moción sobre el gas Salieron adelante la propuesta inicial y una enmienda de sustitución de CC y PSOE.
D. Ramos, La Laguna
20/dic/17 6:20 AM
Edición impresa
El Pleno vuelve a mostrar su rechazo al gas y la regasificadora

La regasificadora de Granadilla llevó en noviembre de 2015 a que el grupo de gobierno lagunero (CC-PSOE) perdiese su primera votación plenaria del mandato. Se trataba en aquel caso de un punto contrario a la construcción de la planta, y los movimientos del sector de Javier Abreu (por entonces en el PSOE) y la abstención del PP hicieron el resto. Lo ocurrido en la sesión extraordinaria y urgente celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de La Laguna tuvo cierto parecido con aquello: se abordada una iniciativa de la oposición de izquierdas -rebotada del pleno del pasado jueves- contra el gas y la planta sureña, el pacto presentó una enmienda de sustitución y terminó siendo aprobada una cosa y la otra, aunque nacionalistas y socialistas rechazaron la propuesta de origen.

El asunto había sido trasladado a la cita de este martes en busca de llegar a ella con un texto consensuado -que finalmente no se alcanzó-. Hubo debate. El portavoz de USP, Rubens Ascanio, consideró necesario dar luz verde a una redacción más categórica que la que planteaba la enmienda, esto es, a una que se opusiese a "la entrada del gas en la Isla"; la líder del Partido Socialista (PSOE), Mónica Martín, aseguró que esta formación está contra la introducción de este recurso energético, y Antonio Pérez-Godiño (CC) refirió el acuerdo logrado en el mes de abril y temió que Unid@s lo rompiese. Mientras que Santiago Pérez (XTF-NC) advirtió de que la Ley del Suelo puede echar por tierra las decisiones municipales de rechazo de la construcción de la instalación de almacenamiento en suelo rústico, el popular Antonio Alarcó llamó al consenso y al cuidado del medio ambiente.

Marcadas las posturas, y con algún roce dialéctico en medio, llegó el momento de votar. La enmienda de sustitución consiguió unanimidad: ratificar los acuerdos de abril de 2017; mostrar el apoyo a las alegación presentadas ante la Consejería de Industria por parte del consistorio para oponerse a la instalación de los depósitos de gas en San Lázaro, así como respaldar la oposición a la implantación de una red de tuberías en el municipio para utilizar del gas, y realizar un estudio sobre las necesidades energéticas de La Laguna con el objetivo de implementar un modelo sostenible.

Sin embargo, también salió adelante el texto inicial, que en estos casos en el Ayuntamiento de La Laguna no decae pese al visto bueno a la enmienda de sustitución. Recoge el acuerdo: apoyar las renovables y no hacerlo con la regasificadora de Granadilla; desaprobar el proyecto de distribución de combustibles gaseosos en Aguere poner en marcha acciones para ello, y ofrecer a los vecinos información y recursos para plasmar ese rechazo. Se une a lo anterior el fomento de campañas institucionales en favor de las energías limpias; facilitar en el nuevo PGO que el municipio acoja espacios para el desarrollo de las renovables, y promover acciones de la Universidad de La Laguna (ULL) y otros entes científicos para explorar el potencial energético sostenible existente en el término municipal. Estos puntos fueron acordados gracias a la abstención del Partido Popular (PP) y del no adscrito Zebenzuí González. USP, XTF-NC y Cs votaron a favor, y Coalición Canaria (CC) y el PSOE rechazaron la moción.

Y volvió Zebenzuí González. El concejal -no adscrito tras su expulsión del PSOE por sus conocidos wasaps- regresó al salón de plenos en la sesión extraordinaria y urgente convocada ayer. Y junto a él... la polémica. Su inesperada presencia llevó en primer término a una intervención del portavoz de USP, Rubens Ascanio, lamentando la situación e informando de que, como repulsa, desde la oposición iban a ponerse en pie durante un minuto, así como que esa acción la repetirán mientras que González siga acudiendo. Se levantaron los ediles de su partido, los de XTF-NC y los de Cs, así como los no adscritos Javier Abreu y Yeray Rodríguez.

Antes de la protesta, Ascanio apuntó que el retorno del concejal tejinero explicaba que el pleno, pese a que Unid@s pidió su celebración por la tarde, se acabase convocando a las 9:00 horas. "Con mañana y alevosía", criticó. Su acusación la rebatió más adelante el alcalde, José Alberto Díaz, que, molesto con los planteamientos de la coalición de izquierdas, llegó a decir que los votos valen lo mismo cuando se gana que cuando no, porque lo contrario es "fascismo puro". Por su parte, Abreu cargó contra el nacionalista al entender que se ha llegado a este punto por el esfuerzo de Díaz para mantenerse en el poder.

También se expresaron al respecto desde el PP. Fue después de que les afearan que sus ediles no se habían puesto en pie al inicio. "Votamos que debe dejar el acta; no sabíamos que se iban a levantar", argumentó su portavoz, Antonio Alarcó. Insistió en ello en declaraciones a los periodistas, y volvió sobre lo mismo en una nota de prensa. "Es un grave error personal la presencia de Zebenzuí González. Perjudica y contamina la institución", recoge el texto.

¿Y González? Votó con el pacto para la inclusión de una urgencia y distinto -se abstuvo- en el gas. No abrió la boca durante la sesión ni tampoco a petición de los medios de comunicación. Ni siquiera se movió de su asiento en los 45 minutos que duró el receso. Solo un mensaje en Twitter, recurriendo a la célebre frase de Fray Luis de León: "Aquí estamos en el #plenodelalaguna. Como decíamos ayer...".

Auditoría del Fondo Canario de Financiación

La auditoría 2016 del Fondo Canario de Financiación Municipal devolvió este martes el debate económico al salón de plenos del Ayuntamiento de La Laguna. Una vez más, gobierno y oposición chocaron a consecuencia de la deuda, la presión fiscal, el período medio de pago, la fecha de aprobación del presupuesto... Interpretaciones antagónicas desde uno y otro lado. La portavoz de Cs, Teresa Berástegui, se refirió a los laguneros que están "ahogados" pagando tasas y al presupuesto de 2018, que aún no ha sido presentado. Le siguió su homólogo de XTF-NC, Santiago Pérez, que, entre otras cosas, lamentó la progresiva subida de la presión fiscal y el aumento de la recaudación en el IBI. José Luis Hernández (USP) se detuvo en que La Laguna se encuentre entre los 22 municipios amenazados de intervención por el Ministerio de Hacienda. Desde la otra orilla, Díaz destacó que se han cumplido los criterios del Fondo Canario de Financiación Municipal, y celebró el aumento de la partida para Bienestar Social en 2017, la creación de empresas y la reducción de las cifras de desempleo. Asimismo, insistió en que el modo de medición de la presión fiscal perjudica a los municipios grandes.

El presupuesto local, ¿antes de final de año?

La nacionalista Candelaria Díaz señaló tras finalizar el pleno, en declaraciones a los medios, que intentarán que el presupuesto de 2018 quede aprobado en lo que queda de año, aunque lo supeditó "a los tiempos del interventor". En ese caso habrá otra sesión plenaria.

Comisiones plenarias y críticas de Javier Abreu

El que se preveía un pleno rápido acabó alargándose. El motivo: el punto titulado "Expediente para la aprobación, en su caso, de la modificación de miembros de las comisiones plenarias, del grupo municipal socialista y establecimiento del sistema de voto ponderado en las comisiones plenarias". Tras un prolongado debate, el PP solicitó un receso que se extendió unos 45 minutos. Finalmente, el asunto acabó quedando sobre la mesa por las dudas conservadoras. El problema que surgía entonces era que, en caso de que fuese necesario celebrar una comisión, se tendría que realizar con la configuración anterior, es decir, la previa a que los tres exmilitantes socialistas pasasen a no adscritos. Al respecto, el alcalde, José Alberto Díaz, dijo que en ese caso se analizaría la situación y se adoptaría alguna solución. Entretanto, Javier Abreu no desaprovechó la ocasión para criticar la insistencia el jueves por abordar su pase a no adscrito, así como al secretario.