La Laguna

El papa recibe a la Esclavitud del Cristo de La Laguna con motivo de su Año Jubilar

El Día, La Laguna
1/nov/18 6:33 AM
Edición impresa
 

El esclavo mayor de la Esclavitud del Cristo de La Laguna, Francisco Doblas González de Aledo, mantuvo ayer un encuentro con el papa Francisco. El pontífice lo recibió en la audiencia de los miércoles y con motivo del Año Santo Jubilar concedido a esta hermandad lagunera por el quinto centenario de la llegada del Crucificado Moreno a Canarias. Esa razón llevó a esta entidad a realizar una peregrinación al Vaticano, a la que se sumaron unas 30 personas. Les acompañaron el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el concejal lagunero Iván González, que acudió en representación del ayuntamiento, dado que el alcalde canceló el viaje "por el tema político".

"En ese marco, nosotros pedimos desde hace ya unos meses por medio del obispo, del cardenal Carlos Amigo y del nuncio de su Santidad una audiencia", expresó Doblas sobre cómo el Año Jubilar los llevó hasta el Vaticano. "Y nos dieron el privilegio de estar en la primera fila de la audiencia del papa de este miércoles", añadió.

En la conversación con el pontífice salió La Laguna, la figura del Padre Anchieta y también la imagen del Cristo lagunero, titular de la Esclavitud. "Me recomendaron decir, que yo creo que fue lo que le gustó, que veníamos desde la ciudad natal de San José de Anchieta y en la que este rezó de niño y de adolescente, antes de irse de apóstol a Brasil, ante el Cristo de La Laguna", precisó Francisco Doblas.

Además, indicó que le hicieron una aportación económica "para los pobres de la Iglesia. "Se le vio encantado. Pensamos que era mejor que llevarle un cuadro o algo de plata, dada la idiosincrasia y el carácter del propio papa, alejado del lujo. Entonces, decidimos en la Junta de Gobierno entregarle un donativo importante para los pobres", detalló.

"También le llevamos la insignia de oro de la Esclavitud, no solo como pontífice, sino como el superior jerárquico máximo de la Esclavitud del Cristo, que a nivel canónico es el papa y en lo civil, el rey", apuntó. "Después Carlos Alonso le insistió en invitarle a visitar Canarias y le regaló un portafolios precioso con un óleo del Cristo de La Laguna y otro de la Virgen de Candelaria", agregó sobre esta iniciativa.