Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
79 empresas abandonaron Canarias en 2016 y 63 se instalaron leer

El PP encara varias grietas internas en sus congresos regionales

Patricia de Arce, Madrid, EFE
11/mar/17 10:16 AM
eldia.es
La negativa de Juan Vicente Herrera a reeditar el cargo en el partido, ha abierto la pugna entre dos candidatos a dirigir el PP de Castilla y León./Nacho Gallego (EFE)

El PP encara con sus congresos regionales un proceso más complicado del que esperaba, y aunque muchos de sus barones serán elegidos sin problemas, hay también candidatos con posibilidades que no tienen el apoyo de Génova y se auguran algunas batallas virulentas con finales impredecibles.

Todas las regiones -menos Galicia, que celebró su cónclave en 2016 antes de las elecciones autonómicas que volvió a ganar Alberto Núñez Feijóo- y las ciudades autónomas celebrarán congresos 'populares' en los tres próximos fines de semana.

En Génova llamaban a este proceso que va a cambiar buena parte del mapa nacional de los 'populares' la "renovación silenciosa". Una expresión que ya no parece la más adecuada a la vista de cómo se prevén algunas de las contiendas.

¿Dónde se espera más ruido? Donde ya lo está habiendo. En concreto, en cuatro comunidades.

Empezando por Castilla y León. Finalmente, y pese a que se especuló que podría quedarse para evitar división interna por su sucesión, Juan Vicente Herrera no buscará la reelección. Dos alcaldes aspirarán al liderazgo del partido: el de León, Antonio Silván, y el de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

Dicen fuentes 'populares' que Mañueco, presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP, es el hombre de Génova, y Silván el de Herrera. Pero el presidente autonómico ya ha prometido "neutralidad exquisita" en esta carrera que, según admiten a Efe varios dirigentes, va a estar muy igualada.

Tampoco está aún claro qué pasará en Cantabria, donde tiene lugar, aparentemente, la pugna más virulenta. Ignacio Diego se presenta a la reelección sin la bendición de Génova, molesta con esta decisión unilateral cuando se buscaba una lista integradora.

Se enfrenta a su hasta ahora 'número dos' en el partido, María José Sáenz de Buruaga, a quien avalan, entre otros, el ministro y exalcalde santanderino Iñigo de la Serna. El partido está claramente dividido: en la primera vuelta Diego ha obtenido 1.558 votos frente a los 1.422 de Buruaga, pero la secretaria autonómica asegura tener más compromisarios para ganar en el congreso, y pide a su rival que se retire. Todo puede pasar.

Tampoco hay paz en Baleares, después de que José Ramón Bauzá, a quien el partido daba por retirado, haya decidido presentarse otra vez, y se enfrenta al exconseller Biel Company. Génova no apoya explícitamente a ninguno pero, en palabras de un dirigente, "segundas partes nunca fueron buenas". Pero aunque parezca que Company tiene las de ganar, Bauzá no tiene intención de rendirse y sigue de intensa campaña por las islas mientras pelea con el comité organizador por haber invalidado muchos de sus avales.

Difícil augurar el resultado de este congreso que será asambleario -todos los militantes pueden ser compromisarios-, y por tanto a una sola votación, como ocurre en La Rioja. Una región en la que previsiblemente lucharán por el liderazgo la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, que ayer hizo pública su candidatura, y el presidente del Gobierno autonómico, José Ignacio Ceniceros, que se espera presente la suya el lunes, antes de que concluya el plazo. Fuentes 'populares' ven a Gamarra mejor posicionada por su cercanía al actual presidente del partido, Pedro Sanz, y su mayor presencia nacional, pero todo está abierto.

Quienes ya no tienen que preocuparse por competencia alguna son María Dolores de Cospedal y Mercedes Fernández, que se han convertido en candidatas únicas tras arrasar ambas ayer en la primera vuelta de votaciones -la de los militantes- de sus respectivos territorios y han acabado con sus minoritarios rivales.

La secretaria general del PP y ministra de Defensa será candidata única a seguir liderando el partido en Castilla-La Mancha tras vencer a Tomás Medina por 2.694 votos frente a 112.

Mientras, la presidenta del PP de Asturias logró el respaldo de 1.536 afiliados en la primera votación, frente a los 189 de Carmen Rodríguez Maniega.

Tampoco se esperan sorpresas en otros dos congresos que siguen teniendo dos candidatos y que serán asamblearios: tanto en Madrid como en la Comunidad Valenciana auguran holgadas victorias para Cristina Cifuentes e Isabel Bonig, frente a sus rivales Luis Asúa y José Luis Bayo, respectivamente.

Habrá muchas más comunidades en las que el PP puede estar tranquilo, porque solo habrá un candidato en el que pensar.

Así ocurrirá con Juanma Moreno, que será reelegido en Andalucía; Alfonso Alonso, a quien reelegirá el congreso asambleario del País Vasco; y Extremadura, Ceuta y Melilla, donde seguirán José Antonio Monago, Juan Vivas y Juan José Imbroda, respectivamente.

También Cataluña tendrá un solo candidato, Xavier García Albiol, que relevará a Alicia Sánchez Camacho; igual que Aragón, con Luis María Beamonte sucediendo a Luisa Fernanda Rudi; Canarias, con Asier Antona para ocupar el puesto que dejó vacante José Manuel Soria, y Navarra, donde se presenta únicamente Ana Beltrán.

Los próximos tres fines de semana el PP estará inmerso en este proceso del que Mariano Rajoy será testigo directo, pues tiene intención de asistir a buena parte de ellos.

Pedía hace poco Rajoy a todo el partido que celebrase unos "buenos" congresos que ayudarán a prepararse para las próximas citas electorales.

Buenos o no, lo que está claro es que los congresos regionales del PP serán más movidos de lo que este partido y su líder están acostumbrados a ver.