Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife se aleja del ascenso directo al caer ante un ordenado UCAM leer
COMPARECENCIA

Rajoy pide unidad en España para defender que la UE avance en su integración

Madrid, EFE
15/mar/17 10:29 AM
eldia.es
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención ante el pleno del Congreso donde expone las conclusiones del último Consejo Europeo./Chema Moya (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido hoy que todos los partidos estén unidos en la defensa de la consolidación de la UE y de una mayor integración europea, ante la que asegura que España está lista para avanzar aunque sea a varias velocidades.

"España debe ir más allá en la integración con todos aquellos que quieran seguir en la integración. España está lista para avanzar con los que quieran hacerlo", ha expuesto en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del Consejo Europeo celebrado la pasada semana en Bruselas.

Rajoy, que ha detallado las decisiones de esa cumbre, ha destacado la fortaleza de la economía española ante los retos que tiene la UE, como hacer frente al "desasosiego" provocado por la crisis, al auge de populismos y nacionalismos, la reaparición de la tensión proteccionista, los retos de la globalización, el declive demográfico y la revolución tecnológico-digital.

Ante ello, ha enumerado algunas de las actuaciones de futuro que cree que debe abordar la Europa comunitaria, entre ellas las de carácter económico. Así, ha citado la necesidad de completar la unión bancaria, profundizar en la coordinación de las políticas económicas y avanzar hacia la unión fiscal.

Ese último paso ha explicado que implicaría un presupuesto europeo con capacidad suficiente para prestar apoyo a los países que en un momento determinado estén atravesando una situación económica complicada, y la posibilidad de emitir deuda de manera conjunta, los denominados eurobonos.

Relevancia especial ha otorgado a la cumbre de Roma del próximo 25 de marzo con motivo del 60 aniversario de la firma de los tratados que dieron origen a la UE, porque cree que debe ser "un punto de inflexión" y tiene que lanzar un mensaje de ilusión, confianza y unidad para el futuro comunitario.

Su idea central es que en Roma debe recalcarse que la UE es "una historia de éxito" y debe preservar e incrementar sus logros.

Y sin citar explícitamente la posibilidad de una Europa de varias velocidades, la ha secundado al asegurar que España debe ir más allá en la integración con todos los que estén dispuestos a ello en áreas como la política exterior y de defensa, inmigración, lucha contra el terrorismo o unión monetaria.

Para Rajoy, España debe contribuir a que la UE se fortalezca y se consolide y, por ello, ha pedido que todos los españoles se muestren unidos en ese objetivo. "No somos uno más en la Unión, sino uno de los grandes por nuestro territorio, nuestra población y nuestro peso económico", ha añadido.

En su repaso a la situación económica española y tras destacar las cifras de crecimiento y creación de empleo, ha asumido que aún queda mucho por hacer y por eso defendió en la cumbre de Bruselas una serie de elementos que considera esenciales para que la UE y España continúen en la senda de la recuperación. Entre ellos, no revertir las reformas adoptadas, perseverar en la consolidación fiscal y continuar impulsando el comercio.

Profundizar en las reformas debe permitir, a su juicio, dar pasos hacia el mercado único en áreas de especial relevancia para España como la agenda digital y la energía, y continuar con el Plan Juncker de inversiones que asegura que está funcionando muy bien en España.

Se trata del segundo país por volumen de inversión movilizada de este plan, unos 23.000 millones de euros en el año y medio que está en marcha.

En el ámbito comercial ha defendido que Europa siga siendo una economía abierta al mundo porque eso significa crecimiento, empleo y prosperidad.

La cumbre de Bruselas analizó también los pasos de la UE ante el problema de la inmigración, un asunto ante el que Rajoy ha repetido que es necesario "tener paciencia estratégica, inteligencia y generosidad".