Santa Cruz de Tenerife

El PSOE ofrecerá a Cataluña "el reconocimiento de las aspiraciones nacionales"

Las propuestas implican una reforma de la Constitución que no cuenta con el apoyo del PP
Madrid, Otr/Press
14/jul/17 16:42 PM
eldia.es
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d) y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, después de su reunión de hoy./QUIQUE GARCÍA (EFE)

Las direcciones del PSC y el PSOE han pactado este viernes un documento de propuestas para Cataluña que incluye, entre otros, la creación de un Consejo de Justicia y el compromiso de impulsar después del verano una subcomisión parlamentaria u órgano similar en el Congreso de los Diputados para empezar a debatir la reforma de la Constitución.

Así lo han detallado en rueda de prensa el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, tras encabezar una reunión de las direcciones de ambos partidos en la sede de los socialistas catalanes para sellar el documento de propuestas que se llevaba gestando varias semanas.

Apuestan por incluir al menos cuatro grandes cuestiones en el capítulo territorial de la reforma de la Constitución: el "reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Cataluña", nuevas reglas para el reparto competencial que mejoren su autogobierno, un acuerdo que mejore la financiación autonómica y el establecimiento de un Senado federal.

Sánchez defiende que no hay que esperar a que pase la fecha del referéndum anunciado para el 1 de octubre para empezar los trabajos de mejora del encaje de Cataluña, aunque se abre a empezar la reforma constitucional después si hay consenso con los otros partidos: "Podemos hacer mucho en el ámbito parlamentario para empezar a distender esta confrontación".

Confía en que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias, se sumen a la propuesta de reformar la Constitución y espera que también lo haga el PP, aunque por el momento constata que "sólo los socialistas están presentando propuestas para solucionar la crisis con Cataluña".

Sánchez ha situado la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut en el origen del desencuentro con Cataluña y ha recordado que entonces el tribunal explicitó que los puntos invalidados podrían desarrollarse a través de leyes orgánicas y tramitaciones parlamentarias.

El PSC y el PSOE se han acogido a esta indicación para presentar un grupo de medidas parlamentarias "realistas y concretas" con perspectiva a largo plazo que se compaginan con otras más inmediatas que puedan aprobarse antes del 1 de octubre y permitan contrarrestar el argumento que alegan los independentistas de que sólo encuentran negativas y denuncias por parte del Estado.

La reforma de la Constitución es la medida a largo plazo más ambiciosa, pero Sánchez ha defendido que debe empezar a trabajarse cuanto antes en la búsqueda de consensos.

ARTÍCULO 2 DE LA CONSTITUCIÓN

Preguntado si ve posible reformar el artículo 2 de la Constitución para abordar el encaje catalán, ha dicho que lo importante es "recomponer consensos rotos" y empezar a dialogar sin líneas rojas porque su objetivo es llegar a un acuerdo.

No obstante, los socialistas no ven viable modificar este artículo --habría que contar con el PP-- y hasta la fecha siempre han defendido perfeccionar el carácter plurinacional de España a través del título VIII.

En la bautizada como Declaración de Barcelona, PSOE y PSC plantean en reconocer las aspiraciones nacionales de Cataluña, y Sánchez entiende que el referéndum puede ser una de estas aspiraciones para algunos partidos: "Pero es algo que se debe defender a través de los mecanismos legales".

También ha recordado que el PSOE acordó en su último congreso la defensa del carácter plurinacional de España, y Sánchez no ve un problema que el PSOE andaluz no haya incluido esta referencia en la ponencia de su congreso, teniendo en cuenta que "el congreso del PSOE es soberano y ahí están todas las federaciones".

Las propuestas tienen en cuenta las 23 demandas que el expresidente Artur Mas le trasladó en 2014 al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, así como las 46 que hizo dos años después su sucesor y actual líder del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont.

Entre las 46 demandas de Puigdemont figuraba la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña, algo que los socialistas rechazan rotundamente y que en ningún caso han incluido entre sus propuestas.

A CORTO PLAZO

En el capítulo de reformas para Cataluña a corto plazo que han rubricado el PSC y el PSOE, destacan "cuestiones bilaterales y leyes orgánicas que permitan distender la situación" y desarrollar el Estatut recortado, como una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que incorpore las previsiones sobre el Consejo de Justicia de Cataluña como una instancia desconcentrada del Consejo General del Poder Judicial.

Los socialistas también apuestan por derogar la Ley de racionalización de la Administración local, culminar el traspaso de las transferencias pendientes, recuperar el nivel de inversión del Estado en Cataluña a través de la disposición adicional 3 del Estatut, blindar la financiación de las infraestructuras.

Abordar cuanto antes la reforma del sistema de financiación y reconocer la importancia estratégica de Barcelona son otras propuestas que PSC y PSOE defenderán a corto plazo, que se traducirán en peticiones como la de trasladar la sede de instituciones estatales a la capital catalana, entre otras medidas.

RECONOCIMIENTO DE LOS SÍMBOLOS

Los socialistas también han rubricado un bloque de propuestas para reconocer la lengua, la cultura y los símbolos de Cataluña y para ello presentarán una proposición de ley orgánica sobre plurilingüismo, trabajarán para asegurar la presencia de Cataluña y su cultura en la Unesco y la presentación en el Congreso de una proposición no de ley para anular la sentencia contra el expresidente de la Generalitat, Lluís Companys.

Sánchez ha dicho que si se pudieran aplicar todas las propuestas se podría arreglar el encaje de Cataluña en el resto de España y por ello ha llamado al resto de fuerzas a sumarse: "Frente al inmovilismo y el rupturismo, nosotros hacemos de oposición de Estado y ponemos propuestas de solución sobre la mesa".

Ha reivindicado que las propuestas socialistas en ningún caso llegan tarde y ha considerado que es posible materializarlas porque la composición del Congreso ha cambiado mucho: "Hay que dejar de esconderse en los tribunales y hacer propuestas".

EXPONER SUS PROPUESTAS

Sánchez ha anunciado que estará muy presente en Cataluña en los próximos meses y que iniciará una ronda de contactos con partidos y sociedad civil para trasladarle sus propuestas.

En esta ronda de contactos espera poder reunirse con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a quien le dirá que "Rajoy aspira a gobernar España sin Cataluña, pero el PSOE quiere a Cataluña".