Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
BBVA rebaja tres décimas su previsión de crecimiento para este año y en una la de 2019 leer

La felicidad con Nino y Nina

Un total de 740 niños de Infantil de seis colegios participaron durante dos años en el programa formativo diseñado por el colectivo Prevenir para trabajar las emociones de los menores.
El Día
2/jun/18 6:32 AM
Edición impresa

E l trabajo con las emociones como pilar básico de la educación. Este es el planteamiento desarrollado por el proyecto Nino y Nina: Programa de habilidades que se ha desarrollado en seis colegios públicos de la capital con el objetivo de erradicar y controlar los futuros comportamientos negativos de los niños y niñas de Infantil que han participado durante los dos últimos años en las actividades educativas especiales.

En este caso, el de ayer fue un día especial, ya que la propuesta liderada por el área de Educación del ayuntamiento, que dirige Verónica Messeguer, echó el cierre al exitoso proyecto tras dos años de trabajo desde que asumiera el plan gestionado por el colectivo Prevenir.

En total, 740 alumnos de entre 3 y 6 años han participado de unas actividades en las que la implicación del profesorado de Infantil ha sido fundamental, ya que han recibido la formación para culminar los objetivos de que un niño sea feliz, tenga disciplina, cumpla las normas, controle sus impulsos, adquieran habilidades sociales y tenga la autoestima suficiente como para afrontar cualquier situación de su vida, tanto cuando son pequeños como cuando ya entren en años.

Y todo, con las figuras de dos personajes, Nino y Nina, que han transmitido los elementos básicos propuestos por el colectivo Prevenir, cuya directora, Lorena Crusellas, ya ha desarrollado con muchísimo éxito en Portugal y en distintos puntos de la geografía española.

Han participado de esta iniciativa los CEIP Isabel La Católica, Tagoror, García Escámez, Los Menceyes, Chapatal y Miguel Pintor y durante los dos años un total de 37 profesores y profesoras de Infantil han puesto todo su empeño en que sus alumnos asimilen el control de sus emociones mediante fichas y actividades divertidas desarrolladas bajo la supervisión del colectivo que dirige Crusellas.

Ayer, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y la concejal de Educación, Verónica Messeguer, cerraron el programa con la entrega de distinciones a cada uno de los profesores que han participado en "Nino y Nina: Programa de habilidades" y que, adelantaron, seguirá siendo "una apuesta" más formativa de la corporación chicharrera durante los cursos venideros.