Sucesos

Las acusaciones mantienen su petición de 18 años para el acusado de violar a su novia

Valladolid, Europa Press
4/abr/18 12:06 PM
eldia.es

Fiscalía de Valladolid y la acusación particular han mantenido hoy invariables sus peticiones de condena, que suma un total de 18 años de prisión, para un hombre de origen marroquí, O.A, acusado de violar, pegar y vejar a su pareja sentimental durante la estancia de ambos en junio de 2014 en la localidad de Medina del Campo.

Tras dos sesiones en la Audiencia de Valladolid, las dos acusaciones han elevado a definitivas sus conclusiones, con la salvedad de que el fiscal considera además probado que el maltrato no sólo se produjo en el domicilio sino en plena calle, si bien tal matización no ha incidido en la petición global que ambas partes interesan para el procesado por un delito de maltrato habitual (tres años), cuatro delitos de lesiones (cuatro años), un delito de vejaciones injustas (30 días de localización permanente) y un delito de agresión sexual (11 años), con la agravante de parentesco, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Junto con las medidas de seguridad para evitar la aproximación y comunicación del acusado con la víctima, el fiscal pide también al presunto agresor el pago de una indemnización de 6.000 euros en favor de la víctima por daños morales y otros 500 euros por las lesiones, mientras que el acusador particular eleva la petición global por ambos conceptos a 9.500 euros.

Los hechos, por los que O.A, ingresó el primer día del juicio en prisión provisional, nada más acabar la sesión, a petición del fiscal por el riesgo de fuga y a tenor de lo visto ya durante las primeras testificales, se remontan al mes de junio de 2014 y tuvieron por escenario la localidad vallisoletana de Medina del Campo, a la que el acusado y la víctima, por entonces pareja, llegaron procedentes de Bélgica en busca de trabajo.

LA ORINÓ ENCIMA EN LA CALLE

Las acusaciones entienden probado que el procesado, para quien su letrado pide un fallo absolutorio y en caso de condena que se le apliquen las atenuantes de drogadicción y dilaciones indebidas, maltrató y vejó a su pareja con insultos, golpes--con un cinturón y el cable de un móvil--e incluso orinó encima un día cuando ella se encontraba en un banco, no sólo durante los primeros días en los que pernoctaron en parques de la Villa de las Ferias sino a posteriori en el domicilio de una conocida de él que les dio cobijo.

Aunque él lo niega todo, tanto la víctima, que declaró por videoconferencia desde Bruselas, como la propietaria del piso han ratificado los episodios de maltrato sufridos por la mujer, entre ellos el empujón que le propinó O.A contra una ventana, con riesgo incluso de caer por ella, y sobre todo la violación anal padecida el 29 de junio en el baño del inmueble, lo que llevó finalmente a la mujer a presentar la correspondiente denuncia.

Los informes de los médicos forenses confirman que las lesiones observadas en la denunciante son compatibles con los violentos hechos narrados por ella.