Tenerife

La Isla cerró 2018 con récord de turistas, 5,8 millones, y de ingresos

El sector turístico generó 4.474 millones el año pasado, pero arranca 2019 con la incertidumbre del "brexit" y la recuperación de mercados como Túnez, Turquía y Egipto.
Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife
2/feb/19 0:57 AM
Edición impresa

Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife

El turismo cerró 2018 en Tenerife batiendo registros en ingresos, con 4.474 millones, un 3,9% más, así como en turistas alojados, 5.801.954, lo que supone un 1,7% más que en 2017, que contabiliza un millón más sobre Gran Canaria.

Estos datos los dieron a conocer ayer el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y del consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, quienes resaltaron el liderazgo de la lsla, así como el valor del turismo como principal empleador y sector económico.

No obstante, las pernoctaciones bajaron un 0,1% hasta casi 42 millones, la ocupación en un 4,8% hasta quedarse en el 68,6% y la estancia media, sigue recortándose hasta caer a los 7,24 días.

Carlos Alonso resaltó que se trata de "la mayor cifra de turistas de todos los tiempos", y reiteró que el sector sigue siendo el que genera más empleo, insistiendo en que más allá del número de visitantes se ha producido "un importante avance" para consolidar un cambio en la estructura de la oferta, en la que pesa, cada vez más, el alojamiento en hoteles de cinco estrellas, "lo que genera más gasto turístico, más empleo y de mejor calidad".

Alonso también destacó que sigue creciendo el empleo en el sector turístico, de forma que ha sido así durante 22 trimestres consecutivos, y más en la contratación fija que en la temporal.

El presidente insular reconoció que "no todo es maravilloso", ya que para el futuro "hay incertidumbres tanto por el comportamiento de mercados competidores como Túnez, Turquía y Egipto, como por la salida del Reino Unido de la Unión Europea".

Asimismo, afirmó que el cierre de la base operativa de Norwegian en Tenerife también puede afectar a la conectividad con la Península, unido a la sospecha de que el aumento del descuento a residentes al 75% podría aumentar los precios a los nacionales. Al respecto, comentó: "No queremos que sea un obstáculo, por lo que le exigimos los datos oficiales al Ministerio de Fomento aunque nosotros, que hacemos un seguimiento, no hemos observado nada relevante".

Por su parte, el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, valoró los resultados. "Los 5,8 millones de turistas alojados hacen que 2018 haya sido el mejor año de la historia, pero también han bajado las pernoctaciones y la ocupación". dijo.

El consejero explicó que el mayor cambio en la ocupación por categorías alojativas se produjo en los hoteles de cinco estrellas, con una subida del 7,1%, debido a que hay muchas más camas de este producto.

El mercado español fue el principal promotor del balance positivo que tuvo Tenerife en 2018 al equilibrar durante gran parte del año la debilidad de la demanda extranjera que, sin embargo, remontó en el último trimestre del año hasta cerrar el ejercicio con un balance positivo (+0,2%). "Todavía nos quedan por recuperar casi 300.000 turistas españoles para alcanzar las cifras anteriores a la crisis, por lo que podemos seguir creciendo en este mercado", explicó Bernabé.

El consejero de Turismo resaltó que también crecieron los turistas franceses (+4,7%), holandeses (+2,4%), belgas (+1,9%) e irlandeses (+13,6%) en tanto que descienden los italianos (-2%); nórdicos (-3,7%); austríacos (-2,4%); suizos (-1,5%) y rusos (-6,7%).

El turismo alojado en Tenerife el año pasado generó un total de 41.979.299 pernoctaciones (-0,1%). La estancia se acortó 0,13 puntos hasta situarse en 7,24 días de media y el índice de ocupación alcanzó el 68,6% (-4,8%).

El alquiler vacacional creció el año pasado un 180% en Tenerife y supera ya el 8% de las camas turísticas, con más de 13.000 plazas regladas, aseguró ayer el consejero insular, Alberto Bernabé.

Más empleo

Un factor clave del análisis turístico isleño de 2018 es el aumento del empleo por parte del sector, especialmente el alojativo, que supone el 31% de las afiliaciones a pesar de haberse visto afectado por una merma de su rentabilidad. El promedio mensual de contrataciones en el sector multiplica 2,4 veces más las contrataciones que se formalizaban antes de la crisis (5.741 promedio contratos mes en 2007 frente a 13.563 contratos/mes de promedio en 2018), según la Corporación insular. Las afiliaciones también registran un aumento continuo desde 2012, con mayor intensidad que en el total de los sectores económico y especialmente en empleos indefinidos.

Tenerife cerró 2018 con la formalización de 375.395 contratos en el conjunto de sectores económicos, un 4,4% más que en 2017. El 43,4% de esas contrataciones las genera el sector turístico, que se mostró más dinámico en el año con 162.756 nuevas contrataciones, un 5,9% más. La contratación indefinida, que acapara el 14 % de los contratos formalizados en el año, aumentó un 21 %, según el Cabildo de Tenerife.