Santa Cruz de Tenerife
COMUNICACIÓN PERIODISMO

FeSP pide a medios de comunicación evitar sensacionalismos y mensajes de odio

17/11/2015 11:34
PUBLICIDAD

Madrid, EFE La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha apelado hoy al cumplimiento de la deontología profesional para oponerse a los mensajes que puedan contribuir a la difusión del terror tras los atentados de París y ha pedido que se eviten los sensacionalismos.

La FeSP, que ha expresado "su rotundo rechazo al terrorismo y su solidaridad y condolencias a los familiares de las víctimas, los heridos y el pueblo francés", se ha sumado al mensaje de la Federación Europea de Periodistas -a la que pertenece- para que se preserve la información de los mensajes de odio.

Ha señalado que una parte de los medios han cumplido con su obligación de realizar "un buen trabajo e informar con veracidad a la ciudadanía sobre estos atentados", pero que otros medios, columnistas y tertulianos de distintas cadenas de radio y televisión "han caído en la simple condena demagógica y no han ofrecido a la sociedad un análisis contextualizado de lo ocurrido".

"También hemos asistido a malas prácticas periodísticas debidas al sensacionalismo exigido por algunos jefes sin escrúpulos que desprecian la información de calidad, veraz y contrastada que reclama la ciudadanía", ha criticado la FeSP en un comunicado.

"Algunos responsables de las administraciones públicas, de algunas formaciones políticas y diversos comentaristas han recurrido a un lenguaje bélico -ha continuado la nota- y reclaman 'medidas de urgencia' que pondrían en peligro el ejercicio de derechos y libertades democráticas esenciales de la ciudadanía".

Por ello, la FeSP ha recordado a toda la profesión periodística que "hoy más que nunca" se deben observar las normas de estilo y atender las recomendaciones de los códigos deontológicos, para no ofrecer informaciones que contengan mensajes de odio y de discriminación.

"Además de estar obligados a ser veraces, tenemos la responsabilidad de no utilizar expresiones que puedan contribuir a fortalecer los mensajes de los intolerantes y de los que quieren aterrorizarnos", ha enfatizado la FeSP, que cree necesario también "resistirse a las supuestas necesidades de reforzar nuestra seguridad que puedan llevar aparejado el recorte de libertades individuales y colectivas".

Los sindicatos de la FeSP cuentan con más de 3.000 afiliados y representan a cerca de 15.000 trabajadores de la comunicación.