Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Varios detenidos en una operación contra el terrorismo yihadista en Cataluña leer
CHINA RELIGIÓN

China detiene a uno de los pastores protestantes más influyentes del país

01/02/2016 11:12
PUBLICIDAD

Pekín, EFE Las autoridades chinas han detenido a uno de los pastores protestantes más influyentes del país, Gu Yuese, tras criticar abiertamente el programa del Gobierno de demoler las cruces de las iglesias, una decisión que motivó protestas en el este de China.

Gu es investigado por apropiación indebida de fondos, según se explica en un comunicado del Consejo Cristiano de la ciudad de Hangzhou, recogido hoy por el portal de noticias Sohu.

"Estamos muy sorprendidos y con mucho pesar", se dice en el texto, que no aporta más detalles sobre el pastor, presidente del Consejo Cristiano de la provincia de Zhejiang, el centro del cristianismo en China desde la llegada de misioneros en el siglo XIX.

Gu, conocido también como Joseph Gu, ha sido durante más de diez años el pastor de la congregación evangélica protestante más grande del país, la iglesia Chongyi de la ciudad de Hangzhou (Zhejiang), que se calcula que congrega a 10.000 personas.

Fue en esta misma región donde el año pasado se vivieron protestas cuando el Ejecutivo comenzó a demoler las cruces de las iglesias en la urbe de Wenzhou, conocida como el "Jerusalén de China" por sus numerosos templos.

El Gobierno argumentó entonces que su objetivo era "embellecer" la ciudad, si bien su campaña fue muy criticada, no sólo por las iglesias "clandestinas", en comunión con Roma y perseguidas por Pekín, sino por las pertenecientes a la oficial Iglesia Patriótica Católica de China, cuyos obispos son nombrados por el Gobierno.

Entre los críticos, se encontraba Gu, cuya iglesia es controlada por el régimen.

En medio de la disputa, el pastor escribió una carta abierta en la que se oponía a la decisión de Pekín, por lo que su detención es vista ahora como una "revancha política por su falta de lealtad" al gobernante Partido Comunista.

"Con su concienzudo acto, recibido gratamente por la comunidad cristiana china e internacional, el pastor Gu cruzó la línea roja para los líderes chinos", explica a Efe por correo electrónico Bob Fu, quien dirige la organización China Aid, que desde EEUU coordina una amplia red de activistas, cristianos clandestinos y defensores de las libertades en China.

Con su arresto, según Fu, el régimen chino pretende mandar un "aviso a navegantes" para asegurarse de que no vuelve a haber "voces disidentes" entre los líderes cristianos.

Fu recuerda que el arresto de Gu se produce en un momento de intensa represión contra la sociedad civil china y explica que las autoridades mantienen al pastor "bajo arresto domiciliario en una ubicación sin especificar", una forma de detención también utilizada con los abogados de derechos humanos perseguidos por Pekín este último año.

"Es un hecho que muestra el peligro que corren aquellos que están dispuestos a defender la libertad de religión en China e incluso la de expresión", considera por su parte William Nee, de Amnistía Internacional en China.

En declaraciones a Efe, Nee apunta al absurdo de la situación: "Los pastores cristianos (en China) pueden ser despedidos por tratar de defender la cruz, el símbolo de su fe".

Según los datos de China Aid, tan sólo la pasada semana, 13 cruces fueron retiradas y destruidas en China, y desde que comenzara el supuesto programa de "embellecimiento" del Gobierno, ya son 1.800 iglesias las que han visto desaparecer sus insignias.