Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Varios detenidos en una operación contra el terrorismo yihadista en Cataluña leer
LEY ABORTO

Policía dice que Femen "solo quería llamar la atención" en Catedral Almudena

02/02/2016 15:40
PUBLICIDAD

Madrid, EFE Un comisario de policía que detuvo a las dos jóvenes de Femen por su protesta en 2014 en la catedral de La Almudena ha reconocido hoy ante el juez que tuvo que cortar las cadenas que las amarraban al altar mayor, pero ha explicado que ellas tan solo "querían llamar la atención contra el aborto".

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que el agente ha declarado como testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid, que investiga la causa contra las dos activistas de Femen que se encadenaron el 13 de junio de 2014 al altar mayor de la catedral a favor del aborto.

En su interrogatorio, el policía ha admitido que tuvo que cortar con una cizalla las cadenas de las chicas, pero no recuerda ni que estuvieran atadas al crucifijo ni haber visto la cruz, sino una "estructura vertical de madera".

Su declaración contrasta con las fotografías publicadas por Femen en las que se ve a las dos activistas encadenadas a un crucifijo de grandes dimensiones, cuya imagen es de tamaño similar a una persona.

El agente ha explicado que las chicas tenían el lema "Altar para abortar" así como una alusión injuriosa contra el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón escrito es su torso semidesnudo, si bien ha dicho que "lo único que pretendían era llamar la atención contra el aborto", cuando entraron "pacíficamente" al templo.

Fuentes de la acusación han tachado su declaración de "surrealista" y "vergonzosa" porque parece que "no ha visto cosas que aparecen publicadas y son evidentes". Y han añadido que, aunque ha reconocido varios aspectos fundamentales, ha utilizado términos "sorprendentes" en su declaración.

Así, se ha referido a la catedral como un "centro cívico" y a los sacerdotes que alertaron a la policía de "encargados de guardar el edificio".

Con esta declaración se cierra el listado de testigos solicitados por las partes, que no tienen previsto citar a ninguna persona más en la causa, cuya instrucción está cerca de finalizar, han asegurado las fuentes.

Por ello, han agregado, es previsible que el juez dicte en unas semanas auto de apertura de juicio oral contra las dos activistas de Femen.

"Una acción pacífica no violenta sin intención de ofender". Así la definieron las dos acusadas ante el magistrado en relación a la querella de la Asociación Española de Abogados Cristianos por los delitos de incitación al odio antirreligioso y contra la libertad religiosa.

Las dos chicas se encadenaron al crucifijo del altar mayor del templo con el lema "Altar para abortar" escrito es su torso semidesnudo para, afirmaron, "mostrar su desacuerdo de manera político-artística".

No lo entiende igual Polonia Castellanos, presidenta de los abogados cristianos. "Fue una profanación y una provocación. Si hasta venden fotos con ellas encadenadas al crucifijo", ha señalado a Efe.

Castellanos recuerda que Femen tiene abierta otra causa en el Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid contra cinco activistas por irrumpir en una marcha antiabortista el 17 de noviembre de 2013.

Precisamente, esta última les conducirá a su primer juicio en España, cuya fecha deberá fijar próximamente la Audiencia Provincial de Madrid. La Fiscalía les acusa de los delitos de desórdenes públicos y resistencia a la autoridad, para los que solicita nueve meses de prisión y multa de 1.800 euros.