Santa Cruz de Tenerife

La OMM avala el papel del Observatorio de Izaña para vigilar la atmósfera y el efecto invernadero

08/04/2016 16:17
PUBLICIDAD

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha reconocido la importancia del papel de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en el Programa de Vigilancia Atmosférica mundial a través del Observatorio de Izaña, que este viernes ha celebrado su centenario con la participación de numerosas autoridades meteorológicas.

Así lo ha destacado el presidente de la OMM, David Grimes, quien ha asegurado que "la comprensión de la atmósfera es fundamental para la vida en la Tierra, y, en este caso, gracias a la visión de naciones como España a través del establecimiento del Observatorio de Izaña, se ha mejorado el conocimiento en este ámbito".

PROGRAMA DE VIGILANCIA ATMOSFÉRICA

El Observatorio de Izaña colabora de forma crucial con el Programa de Vigilancia Atmosférica Global que se creó en 1989, cuyo objetivo es supervisar las concentraciones de dióxido de carbono. En este sentido, Petteri Taalas, secretario general de la OMM, ha subrayado que "gracias al seguimiento a largo plazo de estaciones como éstas, se puede conocer cómo están evolucionando las concentraciones de gases de efecto invernadero".

Estaciones como la de Izaña formarán la columna vertebral del Sistema de Información de Gas de Efecto Invernadero de la OMM que combinará observaciones, modelización y análisis para determinar la distribución de este gas en la atmósfera.

"Gracias a este sistema comprenderemos la efectividad de los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supondrá una herramienta fundamental para la aplicación de la COP21", ha señalado Taalas durante la celebración del centenario.

El acto comenzó con la participación del presidente de AEMET, Miguel Ángel López, acompañado del director del Servicio Meteorológico Alemán, Gerhard Adrian, quienes resaltaron el papel fundamental que el Gobierno alemán desempeñó en la instalación del Observatorio, inaugurado el 1 de enero de 1916, en el ámbito de colaboración entre ambos países. Los científicos alemanes fueron pioneros en ubicar una construcción portátil para realizar investigaciones.

SERIES CENTENARIAS

Durante la celebración se han llevado a cabo una serie de conferencias sobre el Observatorio de Izaña en las que ha participado, entre otros, Alain Ratier, director general de EUMETSAT (organismo para la gestión y explotación de los satélites meteorológicos europeos), quien trató sobre la complementariedad de la observación 'in situ' frente a la teledetección, y destacó el papel de Izaña en estos momentos en los que "existen nuevos programas espaciales con nuevos instrumentos que necesitarán ser calibrados en 'supersitios' como Izaña".

Del mismo modo, Eric Peterman, director ejecutivo de EUMETNET (Agrupación de Servicios Meteorológicos Nacionales europeos), subrayó que "no solo es importante destacar el papel de observatorios con series largas, sino también el de los pasos dados por su personal para que los datos sean utilizables".

Durante su ponencia, puso de manifiesto la importancia de los observatorios centenarios y las series climáticas instrumentales dentro de la Infraestructura Meteorológica Europea.

También estos observatorios centenarios son claves en la observación del sistema climático para una mejor predicción del clima, según recalcó la directora general del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo, Florence Rabier, para quien "la contribución de Izaña es fundamental para la validación de datos, la investigación del clima y la investigación del transporte de polvo mineral atmosférico en colaboración con el Barcelona Supercomputing Center".

El papel relevante del Observatorio de Izaña en la historia de los estudios transatlánticos de polvo africano ha sido otra de las materias que ha destacado gracias a la participación del catedrático de la Universidad de Miami Joseph M. Prospero, el primer científico que realizó medidas de aerosoles en Izaña y pionero a nivel mundial en el estudio del polvo del desierto.

Actualmente, Izaña forma parte de la red global AERONET (Aerosol RObotic NETwork) y colabora con las estaciones de la red del norte de África en la medida de aerosoles y polvo atmosférico.

BANCO DE PRUEBAS

Además, el observatorio de Izaña ha sido designado banco de pruebas de instrumentos de teledetección para la medida de aerosoles y vapor de agua de la OMM, característica en la que ha incidido Johannes Orphal, director del Instituto de Investigación sobre Meteorología del Instituto Tecnológico de Karlsune (Alemania), quien ha puesto de relieve el papel del observatorio como estación de teledetección y punto de calibración de sensores satelitales.

Actualmente, en el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (CIAI) se desarrollan observaciones científicas e investigaciones sobre la composición atmosférica y radiación.

Su misión es fundamental para el estudio de la calidad del aire y la investigación de aquellos componentes capaces de propiciar un cambio en el clima de la Tierra (gases de efecto invernadero y aerosoles) y un deterioro de la capa de ozono. Las series centenarias de parámetros meteorológicos y radiación permiten estudiar la variabilidad climática y el impacto de gases de efecto invernadero.

AEMET realiza a través del CIAI estudios e investigaciones en los campos de las ciencias atmosféricas y desarrolla técnicas y aplicaciones para el conocimiento del tiempo y el clima, adaptándose al progreso científico y tecnológico necesario para el ejercicio de sus funciones, la mejora de sus servicios y la colaboración con otros organismos nacionales e internacionales en el desarrollo de proyectos de I?.