Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Policías del Capitolio disparan a conductor que intentó atropellarles leer

El argentino Caballero vuelve a cruzarse en el camino del Girona

09/04/2016 19:57
PUBLICIDAD

Carlos Alberto Fernández, Lugo, EFE El argentino Pablo Caballero ha vuelto a cruzarse en el camino del Girona, como había hecho en la última jornada de la temporada pasada, esta vez para frustrar su triunfo en el Anxo Carro, donde el conjunto catalán tuvo que conformarse con un empate (1-1) por su falta de definición en la recta final del primer periodo.

El reparto de puntos sirve a ambos para dejar prácticamente sentenciada la permanencia en la Liga Adelante, pero les frena en su camino hacia la promoción de ascenso a la Liga BBVA.

El Girona incomodó al Lugo, tal y como había previsto el técnico de los gallegos, José Durán, y el partido fue trabado en la primera media hora, en la que los gerundenses tuvieron las mejores opciones como un disparo de Cristian Herrera que obligó a José Juan a estirarse al máximo para despejar a saque de esquina.

Los locales apenas eran capaces de tejer el fútbol en el centro del campo, donde ni Carlos Pita, en su vuelta al once, ni Campillo estuvieron finos, pero aun así se presentaron en el área del Girona con un centro de Álvaro Lemos que conectó en el segundo palo el argentino Caballero y que acabó a la derecha de la portería de Isaac Becerra.

El Girona estaba anulando al Lugo en ataque y, además, se adelantó en el marcador en un saque de esquina que ejecutó Cristian Herrera y remató, según le venía, Eloi Amagat, libre de marca, para colocar el balón cruzado y ajustado al poste derecho de la portería de José Juan.

El recuerdo de la temporada pasada, cuando el Lugo frustró el ascenso directo del Girona en la última jornada de la Liga Adelante, invadió uno de los fondos del Anxo Carro, donde se escucharon cánticos del Sporting de Gijón, el equipo que acabó ascendiendo aquel día, y de Pablo Caballero, que fue el autor del gol lucense en Montilivi.

Al Girona pareció motivarle, pero perdonó el segundo gol del partido ante José Juan, que despejó con los puños dos remates de Borja García.

Los fallos del equipo catalán espolearon a los lucenses en los últimos minutos de la primera parte, Caballero avisó con un cabezazo al que respondió Becerra y en la siguiente acción, de nuevo con la cabeza, logró el empate a centro de Jonathan Pereira.

El Girona pudo ponerse otra vez en ventaja antes del descanso con una gran triangulación que sorprendió a la zaga del Lugo, pero no a su portero, que volvió a salvar a los suyos ante Cristian Herrera.

El intercambio de ocasiones continuó en el primer cuarto de hora del segundo acto, tiempo en el que Becerra desvió un mano a mano con Iriome y Kiko Olivas perdonó en la otra área al cabecear fuera una falta lateral tras un grave error de los gallegos en el marcaje.

Los cambios de Durán y Pablo Machín intentaron reactivar a sus equipos en ataque tras muchos minutos sin opciones claras y en la recta final del partido Carlos Clerc por los gerundenses y Carlos Hernández y Sergio Marcos por parte de los gallegos dispusieron de la oportunidad de romper la igualdad, pero no lo consiguieron.

- Ficha técnica:

1 - CD Lugo: José Juan; Lemos, Dealbert, Carlos Hernández, Manu; Pita, Seoane, Campillo (Sergio Marcos, min.54); Iriome, Pablo Caballero y Jonathan Pereira (Ferreiro, min.76).

1 - Girona FC: Becerra; Javi Álamo (Maffeo, min.76), Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Carlos Clerc; Eloi Amagat, Borja García (Sobrino, min.65), Rubén Alcaraz; Cristian Herrera y Mata (Granel, min.58).

Goles: 0-1, min.33: Eloi Amagat. 1-1, min.43: Caballero.

Árbitro: Figueroa Vázquez, del colegio andaluz. Mostró amarilla a Alcalá (min.14) por parte del Girona; y a Carlos Hernández (min.55), Sergio Marcos (min.67) y Carlos Pita (min.69), del Lugo.

Incidencias: Partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga Adelante disputado en el Anxo Carro ante 4.381 aficionados, según el club gallego. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio por Jorge Tato, futbolista juvenil del Racing Vilalbés que se había formado en la cantera del Lugo y que falleció esta semana en un accidente de tráfico cuando regresaba de un entrenamiento con su club.