Santa Cruz de Tenerife
FIRMA SINDICADA FERMÍN BOCOS

Incertidumbre política

17/02/2017 11:06
PUBLICIDAD

Madrid, Otr/Press A Mariano Rajoy le preocupa la estabilidad política de España. Esa inquietud recorre sus palabras en dos recientes entrevistas. Al perder el PP la mayoría parlamentaria, con 134 diputados, todos sus pasos en el Congreso están supeditados a pactos con otras fuerzas. Hasta la fecha el firmado con Ciudadanos y el apoyo ocasional del PSOE le ha facilitado una hoja de ruta llevadera, pero eso puede cambiar. Cambiar en razón de los desafíos de Podemos y, sobre todo, del resultado de las primarias del Partido Socialista.

Es pronto para concluir si la estrategia de confrontación -dentro y fuera del Parlamento-, elegida por la dirección de Podemos va a radicalizar la vida política nacional devolviéndonos a los días que se contaban por manifestaciones y choques con la policía en las calles de las grandes ciudades. Para que dicha orientación de la lucha política pudiera alcanzar lo que llamaríamos "masa crítica", el movimiento que encabeza Pablo Iglesias necesitaría el concurso del PSOE.

No habría que descartarlo visto que el proceso de primarias en el que los socialistas elegirán a su nuevo líder es de pronóstico incierto. De los tres candidatos posibles, dos: Patxi López y Pedro Sánchez, ya están en la carretera. Falta saber si Susana Díaz entrará, por fin, en la liza. Pedro Sánchez que tras su traumática defenestración respira por la herida, tiene dicho que sí recupera la secretaría general se acercará a Podemos.

El resultado de estos comicios es impredecible. Las primarias son procesos de desahogo de los afiliados y en el caso de los socialistas la militancia está polarizada. Dividida entre quienes apoyaron el relevo de Sánchez inducido por los barones regionales y quienes lo interpretaron como un golpe contrario a los usos del partido. Polarización y crispación que hemos visto en los primeros mítines de Sánchez en los que sus seguidores cargaban contra Susana Díaz, contra los dirigentes de la Gestora e incluso contra Felipe González. Nada de lo que sucede estos días en España contiene tantos elementos de incertidumbre como las primarias del PSOE. De su resultado depende el futuro de este partido centenario y, lo que pensando en los intereses de los españoles, todavía es más importante. Hablo de la estabilidad política del país. En ese registro hay que situar la preocupación expresada por el presidente del Gobierno.