Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
España ofrece a EEUU llegar al 2% del PIB en gasto de defensa en 2024 leer
PANAMÁ ELECCIONES

El Parlamento panameño aborda parte más polémica de las reformas electorales

21/03/2017 03:30
PUBLICIDAD

Panamá, EFE El pleno del Parlamento de Panamá inició hoy el debate del quinto, último y más polémico bloque del paquete de reformas que buscan transparentar el sistema electoral y acabar con prácticas clientelistas.

Los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron antes las otras cuatro partes y dejaron para esta etapa final los temas más agudos.

Se trata de la financiación pública y privada de las campañas, las limitaciones de los servidores públicos que aspiran a nuevos cargos, las listas circuitales y las faltas electorales por clientelismo, entre otros aspectos.

En cuanto a topes a las donaciones y fondos por tipo de elección, el debate parece inclinarse por la financiación mixta, con un aporte público de entre el 0,5 % y el 1 % de los ingresos corrientes del Estado.

Cuestionado este lunes por los diputados, el magistrado Eduardo Valdés Escoffery abogó por la opción mixta como la más factible, porque el abordaje total por parte del Estado es muy costoso -por encima de los 80 millones de dólares- e implicaría un cambio cultural que no solo atañe a la clase política.

En el caso de las presidenciales, la propaganda electoral se pagaría exclusivamente con dinero público, un paso amplio, porque "históricamente en Panamá el 80 % del costo de una campaña electoral es publicidad", dijo a Efe el secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD, opositor), Pedro Miguel González.

Esta reforma, que permitirá "entrar en una contienda electoral con mayor equidad", anularía "la condición que hemos tenido antes de que los presidentes llegan hipotecados con ciertos sectores que financiaron su campaña", explicó González.

Para el PRD, la agrupación con más diputados (26 de un total de 71), uno de los puntos fundamentales en el debate es el mecanismo de asignación de escaños en los circuitos plurinominales, ya que algunos grupos parlamentarios buscan retornar a una fórmula vigente hasta la década de 1990 que beneficiaría a los partidos pequeños pero dificulta la formación de mayorías y la gobernabilidad.

El secretario general perredista aboga por mantener el mecanismo actual y considera que en general el paquete de cambios al Código Electoral es "progresista".

El Foro Ciudadano Pro-Reformas Electorales, que hizo sugerencias al proyecto elaborado por la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), pide a los políticos respetar la propuesta original.

En el primer debate del paquete, la Comisión de Gobierno, Justicia y Asuntos Constitucionales le hizo los primeros cambios y aumentó de 0,5 a 5 dólares por elector el tope de financiación privada que podrán recibir los candidatos, a pesar de la oposición de los organismos civiles.

El proyecto busca además el voto informado al obligar a la publicación de los perfiles y experiencias de los candidatos, con miras a reducir el clientelismo, que a juicio de Roberto Troncoso, integrante del Foro Ciudadano, "se ha apoderado prácticamente de la democracia".

Otros temas que entran en el quinto bloque del segundo de tres debates obligatorios es el de las listas cerradas y abiertas, y la paridad de género en fórmula de cremallera, una propuesta estricta que Pedro Miguel González estima que no pasará.

Además, que los políticos tengan que escoger un cargo en el caso de que sean electos para más de uno, o que los funcionarios en campaña deban abandonar sus puestos un año antes de los comicios.

En los bloques de reformas ya tramitados se hicieron cambios en materia de justicia electoral para moverla hacia el sistema penal acusatorio y se aprobaron requisitos que deben cumplir las firmas encuestadoras, entre otros.