Santa Cruz de Tenerife
DÍA FUERZAS ARMADAS UPCC

La Policía obstaculiza el derecho a informar en acto antimilitarista

03/06/2017 18:06
PUBLICIDAD

Las Palmas de Gran Canaria, EFE La Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC) ha rechazado hoy la actuación de la Policía Nacional por obstaculizar el derecho a la información en una manifestación antimilitarista en Las Palmas de Gran Canaria durante un acto con motivo del Día de las Fuerzas Armadas.

Según ha informado la UPCC en un comunicado, al concluir el acto celebrado en la plaza del intercambiador del parque de Santa Catalina, la Policía retuvo a los manifestantes y les pidió la identificación y durante más de media hora impidió a los periodistas que cubrían la noticia realizar su trabajo, ya que no se les dejó en ese tiempo obtener declaraciones de los activistas.

La UPCC ha indicado que durante el acto un agente también pidió la identificación de un periodista que estaba realizando fotografías de la acción, el cual mostró su DNI y también enseñó su carné profesional de UPCC-Federación de Sindicatos de Periodistas.

Sin embargo, a pesar de eso, el policía lo retuvo y apuntó su identificación junto a los activistas, según el comunicado.

La UPCC señala que, pese a las restricciones de la "Ley Mordaza" aprobada por el Gobierno del PP, realizar fotografías en una manifestación en la calle, y que en esas fotografías salgan los policías "no es ningún delito".

De hecho, la UPCC añade que durante la acción había otros periodistas haciendo fotografías y dos cámaras de televisión grabando.

Desde la UPCC, por ello, se denuncia la actitud de la policía al "fichar" a un periodista que hacía fotografía, pues "recuerda a tiempos predemocráticos".

Los Activistas de la Asamblea Antimilitarista de Canarias y del Movimiento de Objeción de Conciencia efectuaron una acción pacífica contra la guerra cuando se inauguraba una exposición de material de las fuerzas armadas en la plaza del intercambiador, en el parque de Santa Catalina, con proclamas contra la guerra y el uso de pintura roja para denunciar la sangre derramada durante los conflictos bélicos.