Canarias

El Gobierno aprueba la normativa para acabar con la sobreexplotación pesquera

El proyecto de Ley de Pesca de Canarias , que se remitirá en breve al Parlamento Autonómico, entra de lleno en la regulación de las aguas interiores, el marisqueo y la acuicultura en el Archipiélago, según informó el portavoz del Ejecutivo, Pedro Quevedo.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
24/sep/02 16:29 PM
Edición impresa

El proyecto de Ley de Pesca de Canarias, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno, establece las bases para explotar y gestionar de forma adecuada los recursos marinos, y compatibiliza la actividad extractiva con la sostenibilidad del ecosistema.

Con el proyecto de Ley, que será remitido al Parlamento Canario, se pretende poner fin a la situación de "sobrepesca" que sufre el Archipiélago, afirmó el portavoz del Ejecutivo, Pedro Quevedo.

La sobreexplotación, argumentó el portavoz en la rueda de Prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha venido dada por la escasez de la plataforma continental canaria, la tradición pesquera de las Islas, la baja producción de fauna de las aguas canarias, la modernización de los sistemas de extracción, el incremento demográfico y el aumento de la actividad de la pesca deportiva.

Todo ello ha determinado que el ecosistema marino canario esté definido por su fragilidad, por lo que se debe actuar para evitar que la situación empeore, añadió.

Quevedo explicó que la actividad pesquera en las Islas estaba regulada hasta ahora por un conjunto de normas de diferentes administraciones, y añadió que se hacía necesario "encontrar un instrumento de máximo rango" que evitase la dispersión.

El proyecto de ley, prosiguió, respeta la distribución de las competencias de cada administración, pero entra de lleno en la regulación de las aguas interiores, el marisqueo y la acuicultura, que son competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma.

No puede hacer lo mismo en la pesca marítima y en la comercialización de los productos de pesca, que corresponden básicamente al Estado, indicó.

El portavoz manifestó que el proyecto consta de seis títulos, cuatro disposiciones adicionales, tres transitorias, una derogatoria y tres finales, y que llega al Parlamento "muy consensuada".