Canarias
LO ÚLTIMO:
Extinguen el incendio en un edificio en la calle Santa Rosalía de Santa Cruz que había obligado a su desalojo leer

Los socialistas confían en que las Directrices se aprueben por unanimidad en el Parlamento


EFE, Las Palmas
21/feb/03 16:32 PM
Edición impresa
EFE, Las Palmas

El Partido Socialista Canario (PSC - PSOE) respaldará en el Parlamento regional el proyecto de Directrices de Ordenación General y del Turismo promovido por el Gobierno autónomo tras negociar con éste varios matices al documento que deberán incorporársele durante su trámite en la Cámara.

El entendimiento entre ambas partes fue dado a conocer por el secretario general de los socialistas canarios, Juan Carlos Alemán, tras entrevistarse en Las Palmas con el presidente del Gobierno autónomo, Román Rodríguez, que, al término del encuentro, dijo confiar en que las Directrices podrán ser aprobadas finalmente por unanimidad en el Parlamento.

El respaldo del PSC estará condicionado en cualquier caso, según advirtió Alemán, a que todo el Parlamento, y por tanto también el Partido Popular, socio de Coalición Canaria, respalde los cambios introducidos por iniciativa suya.

Licencias "intocables"

Unos cambios que, según explicó Rodríguez, se refieren sobre todo a tres asuntos: el porcentaje de crecimiento de camas turísticas, que se ha acordado que sea del cero; la rehabilitación de la planta alojativa turística obsoleta con apoyo de todos los incentivos fiscales posibles y la desclasificación de suelo turístico que no cuente con todos los trámites urbanísticos previos a construir.

Juan Carlos Alemán matizó que, en todo caso, los acuerdos alcanzados entre nacionalistas y socialistas no afectarán a la decisión del Gobierno canario de respetar los derechos adquiridos por los titulares de licencias para nuevas edificaciones que se concedieron antes del inicio de la moratoria turística decretada en 2001.

Unas licencias que, recordó, "dan derecho a construir, según las estimaciones de unos u otros, entre 50.000 y 100.000 nuevas camas turísticas". Unas camas en proyecto que Alemán coincidió con el Ejecutivo canario en considerar "intocables", por el coste que supondría en indemnizaciones.