Canarias

Los expertos piden más inspección en los contratos a los inmigrantes

El Comité de Expertos sobre Población e Inmigración propone 5 estrategias, 8 directrices y 11 medidas de política laboral para lograr reducir la tasa de paro, en un período de tres años.
CARLOS VEGA, Tenerife
28/abr/03 16:34 PM
Edición impresa

 

El Comité de Expertos sobre Población e Inmigración de Canarias propone 5 estrategias, 8 directrices y 11 medidas de política laboral para lograr reducir la tasa de paro hasta situarla lo más cerca posible del pleno empleo y mejorar la calidad del mismo. El conjunto de propuestas se orienta a sentar unas bases sólidas a corto plazo, hasta el año 2006, fecha en la que se ampliará la UE, se revisará el plan integral de empleo y se volverán a afrontar los ritmos de crecimiento dentro del debate de las Directrices de Ordenación General y del Turismo.

Entre las medidas, propone la creación de un plan de inspección selectivo sobre inmigración, para perseguir el uso de mano de obra foránea en condiciones inferiores a las establecidas por el marco de regulación de las relaciones laborales. En el documento se considera que, con independencia de los esfuerzos por recoger en la negociación colectiva medidas que atiendan a estos aspectos, "desde el ámbito público parece necesario crear acciones específicas de inspección".

Las directrices y propuestas se incluyen en el último informe del comité de expertos, creado por el presidente del Ejecutivo autónomo, Román Rodríguez, como un anexo al mismo.

Después de describir las relaciones, durante las dos últimas décadas, entre el crecimiento económico y la población en edad de trabajar en las Islas, se establecen las previsiones para el futuro.

En este sentido, se vaticina una moderación en el ritmo de creación de empleo y del aumento de la población activa y en edad de trabajar, así como el mantenimiento de un "flujo constante" de inmigración procedente de Latinoamérica y, en menor medida, de África. Las estrategias y medidas previstas parten del principio de la concertación social, como medio para "obtener resultados relevantes", y se arbitran para un período de transición hasta la implantación del un nuevo modelo de desarrollo.

El comité de expertos propone programas dirigidos a la inserción laboral de la mujer inactiva y de los jóvenes ni primer empleo como forma de incrementar la población activa. Asimismo, se aboga por firmar acuerdos internacionales específicos sobre inmigración en Canarias, para poder ocupar los puestos para los que no existe mano de obra residente, orientado, sobre todo, a la construcción.

Con el fin de reducir la demanda de fuerza de trabajo foránea para empleos del segmento primario se aboga por incrementar la becas a los estudiantes que finalizan la enseñanza obligatoria y tienen unas circunstancias sociales y económicas que le dificultan continuar en el sistema educativo.

Al respecto, realiza una crítica a los "programas de incentivos al estudio actuales", que, según el informe, "tienen un límite", por lo que es necesario intentar nuevos tipos.

Formación continua

Para los alumnos de educación superior se piden incentivos para realizar prácticas en empresas.

También se articulan medidas para fortalecer la inserción laboral y la formación continua, así como para incorporar nuevos elementos a la negociación colectiva. Propone, además, la creación del Instituto Canario de Cualificaciones, con el fin de que los trabajadores temporales opten a formación entre los empleos y puedan lograr un puesto estable.

Por último, se exige un plan de inspección selectivo sobre la inmigración, para "perseguir selectivamente el uso de fuerza de trabajo foránea en condiciones inferiores a las establecidas por el marco de regulación de las relaciones laborales".

Gran parte de las medidas propuestas por el Comité de Expertos sobre Población e Inmigración dependen de la decisión del Gobierno autónomo para su articulación. De hecho, muchas deberían estar ya en marcha, pues están recogidas en el Plan Integral de Empleo, vigente hasta 2006.

Las estrategias previstas en el anexo al documento de demografía, se dirigen a aumentar el nivel de la formación y la experiencia de la población en edad de trabajar de las Islas y tratar de corregir las condiciones no ventajosas que la población activa presenta con respecto a la inmigración.

Asimismo, pretenden consolidar el mercado laboral interno, con el objetivo de erradicar los empleos de carácter temporal y mejorar las condiciones de trabajo.