Canarias
ECONOMÍA

Mauricio advierte de la urgencia de negociar la RIC con la UE


EFE, Las Palmas
30/sep/03 16:37 PM
Edición impresa

EFE, Las Palmas

El Gobierno canario pedirá a la UE que permita la inversión en África de los fondos de la reserva de inversiones RIC y de proyectos Interreg con el fin de ampliar su zona de influencia económica, según anunció ayer el consejero de Economía, José Carlos Mauricio. Advirtió, en cualquier caso, que para conseguir resultados favorables en una petición como la suya, que supone "cambios sustanciales" en la aplicación de los reglamentos europeos para la región, se debe contar con un plazo de al menos un año para negociarlo, y sólo habrá tiempo para hacerlo hasta 2005.

Posibilitar el desarrollo del sector industrial, desde la opinión de que éste precisa un mercado mayor al de 2 millones de consumidores que existe en el Archipiélago para ser rentable, es la meta de la iniciativa.

Otro argumento a su favor es, según Mauricio, la conveniencia de que los industriales canarios desplacen fuera la producción para que sea competitiva, como forma de evitar los altos costes de mano de obra y materias primas del Archipiélago, encarecidos como resultado de su realidad geográfica.

La idea, a priori, contraviene las normas de la UE, que prohíbe el uso fuera de su territorio tanto de los fondos de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC), acumulados por las empresas merced a exenciones fiscales, como de los programas Interreg, según admitió Mauricio en su comparecencia pública en la capital grancanaria.

Cooperación social

No obstante, el consejero nacionalista aseguró que su proyecto cuenta con el respaldo del Gobierno español, a cuyos departamentos de Hacienda y Asuntos Exteriores dijo que lo ha planteado, y opinó que es viable que la UE lo acepte si se le formula "en conjunto", como parte de una serie de medidas que beneficien a toda la Unión.

Medidas entre las cuales citó un necesario incremento de los fondos de cooperación que se destinan desde Europa a promover mejoras sociales en los países africanos en materias como atención sanitaria o producción de aguas por desalación.

Actuar en esas áreas tendría, según Mauricio, un doble beneficio: contribuir a frenar la inmigración ilegal de África hacia Europa y, en el caso de Canarias, ofrecer a los empresarios oportunidades nuevas de internacionalizar sus negocios, mediante financiación de la administración europea.

ECONOMÍA