Santa Cruz de Tenerife

Restan importancia a la intención marroquí de definir la mediana

Canarias recuerda que el Estado inició en 2012 los trabajos para avalar la propuesta de ampliación de la soberanía española.
El Día, S/C de Tenerife
6/feb/14 0:33 AM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias restó importancia ayer a la información conocida hace unos días en relación con la intención de Marruecos de impulsar los trabajos para concretar la mediana marítima que separa a este país de España.

Fuentes del Gobierno canario recordaron que ya en 2012 el buque de investigación oceanográfica "Hespérides" inició una expedición, en el marco de la campaña denominada Zona Económica Exclusiva 2012, para conseguir los datos científicos que avalen la propuesta de la ampliación de la soberanía española ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los fondos marinos al Oeste del Archipiélago.

Esta expedición oceanográfica, denominada Amuley, estuvo dirigida por el geólogo marino del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Luis Somoza, también asesor científico del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para la ampliación de la plataforma continental española.

La expedición tenía como objetivo demostrar, mediante las más modernas técnicas de investigación oceanográfica, que dichos fondos profundos son prolongación natural del Archipiélago canario, es decir, que tienen la misma naturaleza geológica que las Islas. En una primera estimación, y dada la gran extensión de la actual zona de soberanía de los fondos marinos de Canarias, el Ministerio de Defensa preveía que podrían ampliarse unos 220.000 kilómetros cuadrados.

Según las estimaciones hechas en ese momento, año 2012, los datos científicos que resultaran de la investigación del "Hespérides" debían formar parte de la documentación que el Ministerio de Asuntos Exteriores debía presentar, antes de mayo del 2014, ante la comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, para que sea reconocida la soberanía de la plataforma extendida de acuerdo con la convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, más conocida como la ley del mar.