Santa Cruz de Tenerife

Más de 1.300 barcos con petróleo navegaron por las Islas en 2013

Por los corredores habilitados entre Tenerife y Gran Canaria y entre esta última y Fuerteventura pasaron en 2013 casi 6.000 buques.
O. González, S/C de Tenerife
9/mar/14 0:38 AM
Edición impresa

El paso de petroleros por las aguas de Canarias es habitual. Sin embargo, suele pasar desapercibido para gran parte de la sociedad. Solo en 2013, por el mar de las Islas pasaron más de 1.300 buques en cuyas bodegas transportaban más de 600 toneladas de hidrocarburos pesados a granel, según datos a los que ha tenido acceso este periódico.

Fueron aquellos que, por su carga, debieron reportarse ante el sistema obligatorio de notificación de buques (Canrep), adoptado como consecuencia de la declaración de las aguas de Canarias como zona marítima de especial sensibilidad (ZMES).

Esas naves, las únicas que por las características de su mercancía tienen esa obligación, forman parte de las casi 6.000 que navegaron a lo largo de los dispositivos de separación de tráfico existentes entre Tenerife y Gran Canaria y Gran Canaria y Fuerteventura.

Claro que esos petroleros no son los únicos. Existen otros que "escapan" al control de las capitanías marítimas de Santa Cruz y Las Palmas. Son aquellos que transitan por las aguas situadas al oeste de La Palma y al este de Fuerteventura y que también se cuentan por miles a lo largo del año.

En este sentido, el capitán marítimo de Canarias, Antonio Padrón, precisa que este tipo de navíos -los que transitan por aguas de Canarias y los que no- llevan hasta nueve clases de mercancías peligrosas que, según las normas internacionales, se clasifican como materias y objetos explosivos; gases; materias líquidas inflamables; materias comburentes; materias tóxicas; materias radiactivas; materias corrosivas; materias y objetos diversos.

El responsable de la seguridad de las aguas de las Islas remarca que, hoy en día, el 90% del transporte en el mundo se hace por mar, por tanto no es extraño el gran volumen de barcos que transitan cerca de Canarias. "Y casi el 90% de ellos lleva algún tipo de mercancía peligrosa", añade.

En cualquier caso, Padrón resta importancia al peligro que puede suponer el transporte de esas sustancias, pues "están embaladas de acuerdo con normas homologadas" y "no vale cualquier barco" para ello.