Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Más de cien detenidos en 38 provincias por pornografía infantil leer

Hernández le recrimina a Clavijo que vea clientes y no pacientes

En su primer gran enfrentamiento tras la ruptura del acuerdo, aunque corto en tiempo, la exvicepresidenta acusa al jefe del Ejecutivo de mentir y priorizar la sanidad concertada.
Álvaro Morales, Tenerife
8/mar/17 6:00 AM
Edición impresa
Hernández le recrimina a Clavijo que vea clientes y no pacientes

Sus miradas casi decían más que sus bocas, aunque lo expresado por ellas tampoco le fue mucho a la zaga. La pregunta era la primera de pleno parlamentario de ayer, resultaba un poco vaga e intrigante, como con retranca, y la había presentado el portavoz del PSOE, Iñaki Lavandera, pero al final la hizo la exvicepresidenta, Patricia Hernández, y no tuvo desperdicio. Más que por pregunta, por argumentario, crítica profunda y casi reproche personal. La ahora presidenta del Grupo Socialista acusó varias veces de mentir a Fernando Clavijo y, centrándose en la sanidad, le afeó que fuera él el que les pidiese que paralizaran las operaciones por la tarde o las pruebas diagnósticas en fines de semana para, tras la ruptura del pacto, anunciar ahora que se pondrán en marcha.

Como si quisiera aplacar las críticas del propio Clavijo por no asumir hasta ahora las intervenciones claves del PSOE, Hernández fue implacable desde que le preguntó si conocía las acciones de su Gobierno. Por supuesto, y ante una pregunta así de genérica, Clavijo fue prudente por si había trampa y dijo que, al tratarse de tantas, seguramente se le escapaban algunas cosas. Sin embargo, y como se temía, la pregunta era solo un subterfugio para un discurso político duro, agrio, directo. Quizás previsible, pero sin dobleces.

Ante un Clavijo que iba cambiando su semblante a serio, más bien enojado, Hernández le dijo diversas veces que sus mentiras "son un clamor", que prefiere "clientes (sanitarios) a pacientes", que priorice la sanidad concertada en unas Islas con la media más alta de conciertos del Estado y con especial desequilibrio en Tenerife, que tras 30 años no se hiciera una cama de agudos pública en Tenerife "porque, así, los mandamos a Hospiten", aparte de criticarle "los 25 años de gestión de CC en Sanidad" y que actuara como lo hizo cuando Jesús Morera quitó 4 millones de la concertada para llevarlos a la pública.

Clavijo no fue menos contundente y volvió a reprocharle al PSOE que se ausentara de su trabajo, en alusión a su marcha de dos consejos de gobierno, así como que, con más dinero, se gestionara "peor" la sanidad canaria, en otra crítica a Morera. Asimismo, insistió en que las aumentadas listas de espera solo se pueden paliar usando todos los recursos e ironizó con el dominio de Hernández de los números al subrayar que CC, desde su creación en 1993, gobernó la sanidad no los 25 años que le indicó su exsocia, sino menos por las etapas del PP y, desde 2015, del PSOE.

Venta de disfraces sexistas para niñas 

También durante las preguntas, destacó la realizada por el diputado socialista Gustavo Matos al consejero de Economía, Pedro Ortega, sobre las medidas adoptadas antes o, más bien, después de que se comprobara en los pasados carnavales la venta de disfraces sexistas para niñas. En su primera respuesta, Ortega se limitó a recalcar la falta de competencias, si bien dijo que están alerta desde Comercio para evitar estas ventas. Su intervención no solo no convenció a Matos, sino que el representante del PSOE fue muy crítico mientras mostraba dos bolsas de disfraces con una gran foto de la fantasía que, en estos casos y lejos de esa evocadora palabra, suponían una aberración sexista por el contenido de la vestimenta y la imagen de evidente explotación sexual y machista que implicaban.

En una intervención muy aplaudida al final por su grupo y otros diputados de izquierdas, Matos recordó la, a su juicio, hipocresía y oportunismo del presidente del Cabildo de Tenerife por criticar lo ocurrido en la gala Drag en Las Palmas, lo que presentó como un ejemplo de tolerancia y transgresión, y que no haya dicho nada de estos disfraces vendidos en su Isla. A su juicio, "esto sí es intolerable y no podemos refugiarnos en la falta de competencias porque sí se pueden hacer cosas, pues hay artículos legales sobre publicidad ilícita si se recurre al cuerpo de la mujer", en este caso a niñas. Ortega, ante los argumentos esgrimidos, no pudo más que hacerlos propios y anunciar que tomaba nota.

Más tarde, el consejero de Presidencia, José Miguel Barragán, abordó dos preguntas de Podemos y CC sobre lo que se está haciendo respecto a la creciente lacra de la violencia de género. Tras admitir que en sus pocos días en su área se ha percatado de que contra esta atrocidad machista no basta confiar en que otros ámbitos ya se ocupan, sino que no debe cejarse en las acciones, recalcó que la cave pasa por prevención y el trabajo trasversal.

4.000 beneficiados por la tasa de Patrimonio

Tras el descanso para comer, la sesión tuvo una clara protagonista. Tres peticiones de comparecencia convirtieron a la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, en diana de los grupos de izquierda, sobre todo por las dudas sobre si se cumplirá la agenda canaria, la parte económica del REF y la recuperación de convenios o partidas desaparecidas o muy disminuidas por Rajoy. La comparecencia pedida por el PSOE, sin embargo, se centró en el futuro fiscal y Dávila volvió a anunciar una gran reforma que, eso sí, dijo que se consensuará al máximo con los grupos y la sociedad. Una modernización que pretende que tenga una vigencia de 20 años y que actualice tasas e impuestos que revaloricen sectores pujantes, como el audiovisual. A su vez, y sin subir la presión fiscal por el menor nivel adquisitivo, ayudar a ciertos colectivos, como los celíacos, cuya cesta de la compra se triplica. No obstante, y antes de dar estos detalles, se congratuló de que la reducción del impuesto de Patrimonio haya beneficiadoa 4.000 personas que, seguramente, habrían renunciado en muchos casos a viviendas legadas con gran esfuerzo por sus padres. Por su parte, cifró en 8.000 los beneficiados por la casi exención del impuesto de Sucesiones. Rodríguez (NC) dijo alegrarse "por los que heredan una casita, pero no por los que reciben 7 hectáreas de plátanos pagando menos que en Madrid". Además, volvió a recordar que se han dejado de cobrar 21 millones por bajar impuestos a los perfumes. Ante la insistencia del PP, cuyo diputado Miguel Jorge también rechaza una tasa turística, Curbelo (ASG) avisó de las consecuencias de bajar de golpe el IGIC del 7 al 5% para cabildos y ayuntamientos, al suponer el 60% de sus ingresos, mientras que Podemos volvió a criticar la ZEC y el PSOE, por medio de Lavandera, temió que no haya política fiscal, se improvise y no se consensue. Dávila dejó caer luego cambios en la tributación del alcohol y de productos dañinos.

José Manuel Baltar y las listas de espera

Antes del descanso, a preguntas del PP, el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, negó que Clavijo mintiese al dejar caer que hay más listas de espera de las conocidas o que los funcionarios las manipularan, achacando un desfase a errores de contabilidad ya subsanados que suponen 2.400 en las quirúrgicas y 1.404 en las otras.