Santa Cruz de Tenerife

Canarias, entre las regiones menos rentables a la hora de invertir en casas de segunda mano

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
19/may/17 10:49 AM
eldia.es

Canarias se postula como una de las comunidades autónomas menos rentables a la hora de invertir en vivienda de segunda mano. En esta región, una vivienda nueva tipo cuesta 129.690 euros frente a los 123.118 euros que cuesta una usada pendiente de actualización, por lo que el remanente para hacer obras sería de tan sólo 6.572 euros, una cifra muy inferior al precio medio de una vivienda de obra nueva en algunas comunidades, según un análisis del portal inmobiliario pisos.com.

Respecto al año pasado, el precio de la vivienda de obra nueva tipo ha registrado un incremento en las islas del 1,76% frente al de la vivienda de segunda mano por reformar, que ha aumentado su precio un 18,54%. Teniendo en cuenta, además, que en 2017 es más barato acometer obras, el presupuesto para la reforma es un 72,12% menor respecto a 2016 (-17.008 euros).

A la hora de adquirir una vivienda, muchos potenciales compradores se plantean si es mejor decantarse por un inmueble de obra nueva o uno de segunda mano a reformar. Según el portal inmobiliario, lo más rentable sería invertir en propiedades que necesitan una reforma, pues implica un ahorro medio de 37.052 euros.

Mientras que el precio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados de obra nueva asciende a 190.800 euros, el de un inmueble de segunda mano para reformar es de 138.515 euros, lo que dejaría un remanente para costear las obras de 52.285 euros. Teniendo en cuenta que el precio medio de una reforma integral es de 15.233 euros, el ahorro es considerable. Además, se trata de un sector que ha abaratado ligeramente sus precios respecto al año pasado, cuando el coste de una gran reforma rondaba los 16.523 euros, siendo en 2017 un 8% más barato.

Respecto al año pasado, el precio de la vivienda de obra nueva tipo ha registrado un incremento del 3,31% frente al de la vivienda de segunda mano por reformar, que ha aumentado su precio un 0,17%. Teniendo en cuenta, además, que en 2017 es más barato acometer obras, el presupuesto para la reforma es un 13% mayor respecto a 2016. Por otro lado, tras la rehabilitación, el sobrante con el que se quedaría el comprador de esa vivienda usada ya reformada frente a una de obra nueva también aumenta frente al año pasado, un 24% (7.177 euros).

Según el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, "aunque el número de grandes reformas se ha reducido en lo que llevamos de año respecto a 2016, lo cierto es que la vivienda de segunda mano representa un gran ahorro para el bolsillo del potencial comprador, y por ello le animamos a perder el miedo a iniciar obras en casa". En este sentido, el responsable asegura que además del ahorro, "hay que considerar que los pisos para reformar suelen estar en ubicaciones más céntricas, con un mejor acceso a los servicios públicos, y esto aporta un valor añadido muy importante al inmueble".

Cataluña se postula como la comunidad autónoma más rentable a la hora de invertir en vivienda de segunda mano. En esta región, una vivienda nueva tipo cuesta 284.480 euros frente a los 160.710 euros que cuesta una usada pendiente de actualización. El remanente para hacer obras sería de 124.050 euros, una cifra superior al precio medio de una vivienda de obra nueva en algunas comunidades. Las siguientes autonomías que arrojan las mayores diferencias y, por tanto, los mayores ahorros, serían Aragón (64.270 euros), Madrid (45.702 euros) y Castilla-La Mancha (42.157 euros).

En contrapartida, en las comunidades autónomas de País Vasco, Navarra, Cantabria y Baleares el precio medio del metro cuadrado de la vivienda de segunda mano supera el de la obra nueva. Así, la diferencia de precio más notable se da en la primera, en la que el precio de una vivienda usada tipo de 90 metros cuadrados se sitúa en 256.847 euros, mientras que la obra nueva cuesta 227.280 euros, siendo la diferencia de -28.967 euros. Le siguen Navarra (-24.141 euros), Cantabria (-10.933 euros) y Baleares (-3.966 euros).

Respecto al año pasado, la mayoría de las comunidades autónomas han visto disminuido su remanente para reformas, especialmente en el caso de Baleares (-18.276 euros), Canarias (-17.008 euros) y Extremadura (-10.132 euros). Sin embargo, algunas regiones como Madrid (40.932 euros), Castilla-La Mancha (20.917 euros) y Aragón (8.920 euros) han incrementado su fondo de reserva disponible para reformas.