Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Eurocámara premia con el Sájarov a la oposición venezolana y critica a Maduro leer

El Parlamento pide la salvaguarda del silbo gomero frente a las deformaciones

Santa Cruz de Tenerife, EFE
12/jul/17 16:55 PM
eldia.es

El presidente del grupo de Asamblea Socialista Gomera, Casimiro Curbelo, interviene durante un pleno en el Parlamento regional./Cristobal García (EFE)

El pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) que busca la protección del silbo gomero "frente al intrusismo y la desvirtuación".

Casimiro Curbelo, portavoz del grupo Mixto, ha asegurado que el silbo gomero es el "buque insignia" y uno de los patrimonios "más puros" que conserva La Gomera y Canarias, puesto que en una isla con una orografía accidentada y abrupta permitía a los vecinos comunicarse y "salvar las distancias".

La iniciativa, ha remarcado Curbelo, tiene como objetivo la incentivación de medidas e instrumentos necesarios para la conservación y mantenimiento del silbo, que "aunque lleve aparejado el adjetivo gomero", es patrimonio de la comunidad canaria y de la humanidad, tal y como lo certificó la UNESCO.

Curbelo ha indicado que esta demanda es "de justicia y necesaria" porque hay preocupación por la "deriva" de la formación del silbo gomero en cualquier municipio y en los centros educativos ya que en muchas ocasiones "no se respeta" los criterios específicos, científicos y académicos que debieran cumplir los formadores para impartir el silbo.

Con esta proposición, ha dicho Curbelo, quieren apelar a la responsabilidad y conciencia de quienes participan en estas prácticas que involuntariamente dañan al patrimonio ya que el denominado "silbo canario" no existe y solo existe el silbo gomero, que se puede extrapolar a cualquier otra isla para enseñarlo, ha continuado, pero del que no se puede perder la identidad.

En la iniciativa aprobada, que incluye modificaciones propuestas por los grupos Socialista y Podemos, se pide que se regulen los criterios para impartir clases de silbo, que se defina el marco jurídico para la creación de la escuela oficial de silbo gomero así como que la Consejería de Educación ofrezca los medios necesarios para impartir el lenguaje silbado en centros de Canarias.

También requiere que se promuevan actividades de promoción, que se fomenten investigaciones etnográficas y que se garantice la continuidad del trabajo de la comisión técnica de especialistas.

Ventura del Carmen Rodríguez, diputada del grupo parlamentario Socialista, ha indicado que su grupo defiende la protección del silbo porque se "corre el riesgo" de que aparezcan imitadores y sucedáneos que lo desvirtúen y ha abogado por medidas desde el ámbito educativo.

La parlamentaria ha requerido un marco jurídico para la escuela insular de silbo y ha denunciado que los 18.000 euros que recibe actualmente son "escasos" porque el silbo, ha expresado, no se puede impartir en un garaje ni en un comedor para turistas, sino al aire libre y en la naturaleza para que el sonido y la intensidad se perciba con la esencia del silbo.

Por el grupo de Podemos, Francisco Déniz ha declarado que se alegra de que la propuesta se vaya a aprobar por unanimidad y ha anunciado la necesidad de un "acuerdo nacional" para la protección del silbo.

Asimismo Déniz ha denunciado un "vacío institucional" porque se "han adulterado" especificidades propias del silbo y ha demandado responsabilidad institucional, política, cultural y social para relanzarlo.

Pedro Rodríguez, diputado de Nueva Canarias, ha pedido que se evite el "intrusismo" y por ello ha reclamado que se regulen los criterios de acreditación para los profesores de silbo.

Lorena Hernández Labrador, del grupo parlamentario Popular, ha asegurado que a la Cámara le compete velar por la protección del silbo porque es un patrimonio "vivo" que ha perdurado desde los aborígenes hasta nuestros días.

El parlamentario del grupo Nacionalista David Cabrera ha indicado que el silbo es una de las manifestaciones más "genuinas y originales" del patrimonio cultural canario y ha considerado que es obligación que desde los respectivos ámbitos competenciales se vele por la conservación del silbo "en un clima de colaboración".