Santa Cruz de Tenerife

Las playas de Valle Gran Rey ya cuentan con servicio de socorristas

Se prestará de manera presencial en La Puntilla y La Calera y de forma reactiva en la del Inglés, que contará con una silla de baño adaptada para las personas con movilidad reducida.
E.P., S/C de Tenerife
17/jul/17 6:17 AM
Edición impresa
Las playas de Valle Gran Rey ya cuentan con servicio de socorristas

Las playas del municipio de Valle Gran Rey (La Gomera) cuentan por primera vez con servicio de socorristas, que se prestará de manera presencial en las playas de La Puntilla y La Calera y de forma reactiva en la del Inglés y que contará además con una silla de baño adaptada para las personas con movilidad reducida.

Según informó el Ayuntamiento de Valle Gran Rey en una nota de prensa, con esta iniciativa se continúa con mejora paulatina de los espacios públicos municipales dotando en esta ocasión a las playas de la localidad de un servicio "esencial" que las hará "más atractivas y seguras" para los usuarios.

Se trata de un dispositivo de cinco socorristas cuya misión será dar cobertura de vigilancia, salvamento y asistencia durante el periodo comprendido entre el 15 de julio y el 15 de septiembre en las playas de La Puntilla y de La Calera de forma presencial, y en la del Inglés de manera reactiva ante la activación del servicio en una emergencia.

E l alcalde, Ángel Piñero, explicó que se trata de una iniciativa "histórica", dado que es la primera vez que las playas de Valle Gran Rey disponen de este servicio, lo que "dará una mayor tranquilidad y seguridad a los residentes y turistas que habitualmente acuden a estos lugares".

Asimismo, el máximo mandatario municipal añadió que el servicio contará con un puesto sanitario ubicado en la Playa de La Calera y silla de vigilancia, lo que permitirá tener mayor visibilidad sobre la actividad en las playas

También se contará con una silla de baño adaptada para que las personas con movilidad reducida puedan disfrutar también de las playas durante estos meses estivales.

El servicio estará operativo los siete días de la semana y en horario ininterrumpido de 11.00 a 19.00 horas siendo prestado por Cruz Roja.

El primer edil destacó que, con esta iniciativa, el Consistorio pretende proporcionar a las personas que accedan a la playa la seguridad necesaria durante su esparcimiento, advirtiéndoles de los riesgos, vigilando las zonas conflictivas, salvando de un entorno no habitual y a veces agresivo a las personas que se encuentren en dificultades, y asistiendo sanitariamente a las mismas en caso de verse afectadas por cualquier incidente desarrollado no sólo en el propio medio acuático, sino también en su entorno.