Santa Cruz de Tenerife
FRANCISCO MESONERO DIRECTOR GENERAL DE LA FUNDACIÓN ADECCO

"El talento sénior es imprescindible para el futuro de las Islas"

Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife
17/jul/17 6:17 AM
Edición impresa
"El talento sénior es imprescindible para el futuro de las Islas"

En Canarias hay 40.000 personas mayores de 55 años que están buscando empleo. Y el índice de envejecimiento alcanza su valor máximo. El director general de la Fundación Adecco analiza con detalle esta situación en las Islas.

¿Qué últimos datos tiene de envejecimiento poblacional?

Los datos de envejecimiento lo que demuestran es que en Canarias la tasa ha aumentado cuatro puntos. Ahora mismo, España es considerado un país envejecido, teniendo una población mayor de 65 años con respecto a menores de 16, y en el caso de las Islas, aunque no es una de las peores comunidades autónomas, en la actualidad hay 105 mayores de 65 años por cada 100 menores de 16. Antes había 101 y, ahora, hay 105.

¿Qué quiere decir esto?

Que teniendo en cuenta que la tasa de natalidad no se recupera, ni en Canarias ni en España, como se debería recuperar para que la pirámide poblacional no fuera en esa tendencia, pues vamos hacia una sociedad muy mayor tanto en España como en toda Europa. Y el hecho es que si de aquí a 2052 España no hiciera nada para recuperar la natalidad, seríamos el país más envejecido del mundo.

¿Cuáles son las causas de la baja natalidad?

Vienen derivadas de varios factores, uno de ellos es la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, otro es el modelo de vida al cambiar el concepto de la familia, pero la buena noticia también es que la esperanza de vida ha aumentado muchísimo. Si hace 50 años se estableció la edad de jubilación en 65 años, y se jubilaban pocas personas porque no llegaban a esa edad, ahora está en los 82 años en el caso de los varones, y a más de 85 en las mujeres. Todo eso requiere una reacción por parte de los gobiernos en la medida que el talento senior hay que tenerlo en cuenta a partir de ahora. En España, el 40% de los desempleados que tenemos tiene más de 55 años, con lo cual si seguimos discriminando a los mayores de 55 es lo mismo que si decimos que estamos desperdiciando a un 40% del talento disponible en el mercado laboral, y que por razones puras y exclusivas de perjuicio y de estereotipos, no los incorporamos porque ya han quedado obsoletos y que no están en el mundo de la tecnología y la innovación.

¿Y el caso de Canarias es igual?

En el Archipiélago hay alrededor de 40.000 personas mayores de 55 años que están buscando empleo. Siete de cada diez personas que buscan empleo tienen más de 55 años, y el dato preocupante es que el 88% del total de estos desempleados no ha sido llamado como respuesta a una entrevista de trabajo a la que se han presentado. Un 67% de los que se han presentado a una oferta de empleo no han obtenido ningún tipo de respuesta, y es preocupante. Al final, un gran porcentaje de ellos son parados de larga duración, con lo cual su incorporación al mercado de trabajo es más complicado. El 30% todavía tiene hipotecas o cargas familiares, con lo cual, al final, es un drama el hecho de que no se pueda incorporar al mercado laboral, y en muchos casos les faltan días para poder alcanzar la cotización mínima para poder tener una jubilación.

¿Qué se debe hacer?

El talento sénior es imprescindible para el futuro de Canarias, y hay que apostar por ello. Las empresas que no apuesten por ello, no serán sostenibles en el tiempo. Los mayores de 55 años tienen que ir cogiendo más cuota.

¿Cómo se está comportando el mercado laboral canario?

Hay una regeneración en cuando a los datos de empleo a nivel global. En Canarias, el turismo sigue tirando bastante de la economía igual que el resto de comunidades autónomas, pero aquí más todavía. Recientemente, hemos emitido un informe con el Ministerio de Turismo donde se destaca que seis de cada diez personas que tienen algún problema de movilidad no van a poder viajar porque el turismo no es accesible. Si las infraestructuras no están preparadas en materia de accesibilidad, vamos a tener menos turistas mayores de 65 años en el Archipiélago. Si el sector turístico da una respuesta a este asunto de la accesibilidad, España no solo podría configurarse como el mercado de turismo sino que sería el mejor mercado de turismo accessible. Y eso acabaría con la estacionalidad y temporalidad del sector. Siempre decimos que el turismo es una locomotora importante de la economía española, pero tiene sus picos que son la Semana Santa, Navidades y el verano. Si tenemos en cuenta que los mayores de 65 años europeos son jubilados y tienen tiempo para viajar en cualquier época del año, pues podemos convertir un turismo estacional en permanente. Ese es uno de los grandes retos.

¿Y las contrataciones este verano?

Los datos en Canarias son buenas y las previsión están dos décimas por encima del verano pasado.