Santa Cruz de Tenerife
REFORMA ELECTORAL

Los grupos deciden en septiembre en cuántos escaños aumentará el Parlamento

Santa Cruz de Tenerife, EFE
17/jul/17 16:30 PM
eldia.es

El Parlamento de Canarias, reunido en sesión plenaria./Cristóbal García (EFE)

La comisión parlamentaria que estudia la reforma del sistema electoral canario debatirá el 18 de septiembre si se aumenta el número de escaños hasta 70, lo que permite el actual Estatuto de Autonomía, o se eleva a 75, lo que exigiría modificar el texto y que CC y Podemos ven socialmente inaceptable.

El portavoz del grupo Nacionalista Canario, José Miguel Ruano, dijo a los periodistas al término de la sesión de hoy que CC-PNC no hará una propuesta definitiva hasta tanto no vea la capacidad de acuerdo a que pueden llegar los demás partidos e intentará contribuir a éste, pero no en una ampliación "más allá de lo que la gente pueda aceptar".

No es baladí el que haya acuerdo o no porque al final todos tendrá que hacer renuncias, señaló José Miguel Ruano, quien reiteró que su grupo no ha promovido la reforma electoral por entender que la triple paridad hasta ahora ha cumplido su función de equilibrio y solidaridad entre todas las islas.

Para promover la modificación del sistema electoral es necesario por lo menos el concurso de las tres grandes fuerzas del archipiélago, CC, PP y PSC, advirtió Ruano, quien dijo que la propuesta de Nueva Canarias (NC) de llegar hasta los 75 escaños requiere modificar la propuesta de reforma del Estatuto enviada a las Cortes.

Al tratarse además de una cuestión sustancial, la del número de escaños máximo del Parlamento de Canarias, debería volver el texto a la Cámara autonómica y al final "pueden complicarse mucho las cosas si no sabemos hacer bien el acuerdo", dijo el portavoz nacionalista.

No parece lógico que se pretenda incrementar el número de escaños en una cuarta parte entre otros factores, explicó Ruano, porque no cabrían en el salón de plenos y habría que buscar otro Parlamento o hacer obras de importancia, "y no estamos en ese supuesto".

"No lo comprendería nadie en un momento en que todavía se viven los efectos de la crisis porque un Parlamento de tal tamaño haría que se incremente mucho el gasto público", lo que no cree el portavoz nacionalista que sea la solución, sino moverse en el marco del Estatuto vigente con un máximo de 70 escaños.

Los cambios deben hacerse con criterios de equilibrio y de solidaridad y corregir cuestiones como que la isla de Fuerteventura tenga un diputado más al contar con mayor población que La Palma, algo que ya está en la propuesta de reforma del Estatuto enviada a las Cortes, dijo Ruano.

El portavoz del grupo Socialista, Iñaki Lavandera, aseveró que ve totalmente factible llegar hasta un límite máximo de 75 diputados independientemente de que luego se use esa potestad o no, por lo que no ha puesto "ninguna pega" al respecto.

Añadió Lavandera que el Estatuto actual, aprobado en 1982, ha durado 35 años y puede hacerse la previsión con vistas a futuro en el próximo texto estatutario pero que tenga una vigencia similar.

Concepción Monzón, de Podemos, afirmó que su grupo está abierto a todas las propuestas pero no de forma sesgada y parcial, sino condicionadas "al todo", a cómo quedaría el sistema electoral en su conjunto.

Podemos remitirá a sus inscritos la decisión de si aceptan un incremento en el número de escaños pues por sí sola esta medida no representa una mejora de la proporcionalidad, algo que también depende de las barreras electorales.

Además un incremento de diputados "no es algo que socialmente sea aceptado por la ciudadanía en las circunstancias de pobreza de Canarias" y Podemos, continuó Monzón, trabajará en buscar una alternativa que no implique un coste.

Luis Campos, de Nueva Canarias, consideró que la sesión de hoy ha sido "complicada" porque la comisión se acerca al momento de las decisiones más complejas y una vez quedó claro que no se iban a disminuir escaños a las islas no capitalinas, continuó, sólo hay un mecanismo para mejorar la proporcionalidad y es incrementar el número de diputados.

Nueva Canarias plantea que tras casi 35 años con el mismo sistema y con una condición histórica que difícilmente se volverá a repetir, la reforma del Estatuto en las Cortes y la comisión de estudio en Canarias, hay que ser lo suficientemente ambiciosos sin ser absolutamente transformadores para que la reforma electoral no vuelva a generar un debate amplio dentro de dos años.

Por ello NC pide llegar hasta el número máximo de 75 escaños con independencia de que luego la cifra que se aplique sea inferior por lo que los grupos, añadió Campos, verán en septiembre sin son capaces de concretar esta cifra.

"Si no fuera así podríamos encontrar un dictamen en el que no hay una resolución expresa en cuanto a un número concreto de diputados", precisó el parlamentario de Nueva Canarias.