Santa Cruz de Tenerife

Ninguna playa canaria prohíbe el baño debido a las microalgas

La recomendación es no bañarse cerca de donde se encuentren Salud Pública remarca que este es un fenómeno natural que nada tiene que ver con el vertido de residuos.
V. Pavés, S/C de Tenerife
29/jul/17 2:36 AM
Edición impresa

Ninguna playa canaria ha prohibido el baño, a pesar de que en algunas de ellas han aparecido las manchas derivadas de las microalgas durante la semana, según informó la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

En concreto, los bañistas se encontraron con este fenómeno en varias playas. En Tenerife ha afectado a Las Teresitas, en la capital y en Valleseco; en La Palma se han podido avistar en la costa del municipio de Fuencaliente; y en La Gomera, en el municipio de San Sebastián.

En estas playas se advirtió de la presencia del fenómeno, pero no se prohibió el baño. "Lo importante es que se evite el contacto con las microalgas", afirmó Salud Pública. De tal forma que, si han aparecido en un lado de la costa basta con no acercarse a ellas y bañarse donde no haya.

Salud Pública informó de que el fenómeno se mueve constantemente debido a las corrientes marinas y es difícil saber si las que están afectadas hoy lo estarán mañana, así como conocer hacia dónde se desplazarán, pues depende de las corrientes.

La administración quiso remarcar que "las microalgas no tienen nada que ver con los vertidos", ya que el primero es un fenómeno natural que surge a raíz de las condiciones de temperatura del agua.

Las microalgas coloran de forma anómala el agua, generando unas manchas de intensidad y color variables, y pérdida de la transparencia. Asimismo, esta floración puede generar en las playas espumas de aspecto más o menos viscoso u oleoso.

La Dirección General de Salud Pública también recordó que "la mayoría de las microalgas son inocuas, aunque algunas pueden producir toxinas con distintos efectos para la salud, ya sea por contacto, por la ingesta del agua que las contiene, o por la inhalación de los aerosoles provocados por el oleaje". El contacto con las microalgas que han florecido en Canarias genera en algunos casos irritación, según confirmaron.