Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Interior asume la coordinación de las Fuerzas de Seguridad en Cataluña leer
ROBERTO UCELAY PRESIDENTE DEL CEST

"La formación turística no está a la altura de nuestro liderazgo mundial"

Álvaro Morales, Tenerife
11/sep/17 6:10 AM
Edición impresa

Preside el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife desde hace casi 2 años y tiene las ideas claras. Roberto Ucelay, que aún se recupera de un accidente casi mortal de moto en Tailandia, cree que la formación turística en Canarias no es acorde con nuestro liderazgo mundial y también alerta del perfil del turista que viene, de bajo gasto, y de que las infraestructuras públicas no estén a la altura de las privadas.

En este tiempo, ¿ha comprobado si sus reivindicaciones públicas se escuchan, le llaman, cambia algo?

En lo de escuchar, el Círculo es una figura que tiene voz, que intentamos que sea con propuestas fundamentadas, y se le escucha porque su peso en la comarca es importante al englobar a muchas empresas de todo tipo desde Fasnia a Santiago. Esto nos permite una política trasversal y variada de los distintos sectores, pero mi plan ha sido centrarnos en 5 o 6 temas?

Se les escucha, pero ¿se les hace caso? Por ejemplo, con el ocio?

Lo que hemos hecho es ir a la administración competente sobre esos temas. Entendemos que el ocio es todo lo que se hace cuando no se duerme, sobre todo estando de vacaciones: un buen desayuno, cualquier actividad dentro o fuera del establecimiento, excursiones, deporte, ocio gastronómico, bares, parques de atracciones que son líderes mundiales, la noche con sus discotecas y eventos públicos o privados, actos culturales, como La Pasión de Adeje? En el Sur, tenemos una oferta bastante alta, con una calidad media y elevada y con precios muy competitivos. Todo esto, por supuesto, requiere permisos, pero nos encontramos con una complejidad al otorgarlos y hemos solicitado la derogación, por ejemplo, del decreto sobre restauración, porque no aporta nada y solo supone complejidades añadidas al restaurador o bares y cafeterías, que tienen que sacrificar parte de su espacio. Le expusimos esto al presidente y Turismo y lo han aceptado, con lo que esperamos el trámite.

¿Eso lo tienen garantizado, más allá del cambio de consejero?

Esa es la idea, aunque, como todo, se ve cuando se hace. Se lo hemos recordado al viceconsejero, que es el mismo, y esperamos que el trámite se inicie este mes. Sobre el reglamento de actividades clasificadas, tenemos el problema de que muchas empresas tienen música y hace falta permisos. Antes estaba lo del grupo II para bares y cafeterías, pero, desde 2013, hay otro, afortunadamente, pero los ayuntamientos son reacios a aplicarlo y otorgar licencias. Prefieren no hacerlo y tenernos más controlados para que, si te pasas, poder venir enseguida con la Guardia Civil e iniciar un expediente sancionador. Lo que hemos logrado es que, al menos Adeje, encargue un estudio para hacer un mapa del ruido local, sobre todo de la parte turística, pues se convive con residentes en ciertas zonas, lo que son intereses contrapuestos.

¿El resto debe emular a Adeje?

Adeje lo ha empezado, pero debe aprobarlo y adaptar varias ordenanzas que, en algunos puntos, son más restrictivas que la norma nacional sobre ruido, que si está a 70 decibelios, ahí lo tienen a 75. Llevamos mucho reclamando esto, pero Adeje aún no lo ha cambiado.

¿Impide esto mucho negocio?

Por supuesto. Un empresario que quiere montar una actividad cumpliendo la norma, si no se la autorizan, tiene 2 alternativas: o lo hace ilegal o sigue la directiva Bolkestein y cumple todo hasta que así se comprueba, pues la responsabilidad civil cae sobre él en caso de no cumplir, aunque hemos comprobado que esa filosofía no ha llegado a Canarias.

Pero, ¿hay mucha ilegalidad, mucha picaresca, sanciones...?

Los hay con expedientes, con sanciones y otros quieren ser legales, pero esperan años hasta lograrlo?

¿Y esto lo soluciona un mapa de ruido o debe actuar el Gobierno?

Se soluciona si los municipios aplican el reglamento regional. Lo que hemos planteado a Presidencia es celebrar unas jornadas explicativas sobre el reglamento a nivel técnico a los ayuntamientos. Luego, la cuestión ya depende de que cada municipio quiera, y hemos comprobado que muchos son remisos.

¿Quizás por electoralismo debido al miedo a muchos residentes?

A veces por cuestiones políticas y otras, por alguien que no quiere que se le moleste, pero, si un local cumple con la norma, se le tiene que otorgar la licencia y eso no está sucediendo ni en el Sur ni en otros sitios, sobre todo con la música en terrazas, pues hay muy poco negocio con permiso, pese a que existen 4 epígrafes que lo permiten.

¿Y le convence la reacción sobre la TF-1 y accesos a zonas turísticas?

El ritmo es muy lento. Nuestra sensación es que, en el Gobierno y Cabildo, faltan proyectos porque no hay equipos humanos que los desarrollen. El caso de la consejería es algo histórico, no viene de ahora, y el más difícil de entender.

O sea, que el Cabildo ha estado gritando en el desierto? ¿No han notado cambios respecto a Chacón?

Sí, que de entrada no hay un debate ni conflicto jurídico sobre las competencias sobre los enlaces de la TF-1 y el Cabildo se ocupará de su gestión. Pero hemos presentado 15 iniciativas para evitar las colas y la única que ha cumplido el Cabildo en un año y medio es pintar un segundo carril en la rotonda de Las Américas. Sí está su compromiso de nueva rotonda en Los Cristianos, pero ha de licitar el proyecto y la obra y esperamos que sea este año?

¿Y Las Chafiras: ha cambiado a mejor con el nuevo consejero?

No, esa obra se ha retrasado, pues el anterior equipo pretendía sacarla a información en febrero, licitarla y empezarla en noviembre o diciembre, pero aquí el cambio no ha sido positivo y hay que saber si se ha incluido el tercer carril, los enlaces, iluminación? Creemos que, si se revisa algo, es para mejorarlo, pero no tenemos constancia. No obstante, hay interlocución con ambas administraciones y, de hecho, tendremos una reunión conjunta ahora y el vicepresidente se comprometió a sacar a licitación el tercer carril este año.

¿También es poco optimista con el anillo? ¿Le convence que el Cabildo anteponga el dinero?

Es una obra mucho más avanzada y, por supuesto, nos convence porque lo debe financiar el Estado con el convenio, pero, si el Cabildo prefinancia, bienvenido sea.

Nunca entendió aquel conflicto?

Ya que financia, el Cabildo también quiere ejecutar y ocuparse de la parte técnica, y esto es lo que no quería aceptar la consejería. Además, queremos que haya otro enlace nuevo en Los Cristianos porque se ha quedado corto, y más con el hospital. Para eso, hay que licitar y ejecutar un proyecto independiente de lo del tercer carril.

Entre sus reivindicaciones se halla también la segunda pista para el aeropuerto, pero Aena se cierra en banda: ¿esto sí lo descarta?

Con el último accidente, en el que afortunadamente no hubo víctimas humanas, quedó de relieve que el plan de acción de Aena, que depende también de las compañías, no sirvió porque, de 34 vuelos, solo 4 aterrizaron en Los Rodeos y los demás, en su mayoría, en Gran Canaria, Fuerteventura (4) y Lanzarote (4). Aena decía que no hacía falta una segunda pista por Los Rodeos, pero pasa esto y debe usar otras islas. Imagínate si vienes de vacaciones y te tienen que desplazar a Agaete a coger un barco? Y eso hay que explicárselo al que llega y al que sale?

¿Lo da por perdido??

En absoluto. Además, la secretaria de Turismo ya ha dicho que la única solución técnica es la segunda pista. La posición del Círculo es hacer un proyecto, que lleva un plazo larguísimo, de 10 o 12 años, que se tramite y logre las autorizaciones porque, si no, el día que se quiera comenzar estaremos en la casilla de salida otra vez. Además, Aena debe trabajar en un plan de mejora para que, si pasa esto, haya más vuelos hacia Los Rodeos y esto implica a las aerolíneas, que son las que deciden a dónde desvían. Asimismo, tiene que invertir en la terminal, que el próximo año cumple 40 años, como lo ha hecho en muchas, como Gando, Lanzarote o Fuerteventura, que son fantásticas. Sin embargo, en el Sur, y con un volumen de pasajeros muy importante, cada vez hay más cola y se tarda más tiempo.

Hablando de turismo, ¿es injusto el sector con Canarias por sus beneficios, sus cifras récord de visitantes y el empleo y su calidad?

Hay que diferenciar la cifra de turistas y la facturación o lo que gastan, y hemos visto que hay más personas, pero el gasto medio ha bajado?

¿Y a qué lo achaca?

A que el tipo de cliente que viene, en su mayoría, tiene perfil medio bajo, con presupuesto reducido.

Debemos cambiar el modelo?

Tenemos que vender mejor Canarias a escala europea, que es nuestro principal mercado emisor, sobre todo en invierno porque es cuando menos competencia tenemos. Debemos comunicar mejor nuestras grandes ventajas no solo en ocio, sino en la oferta hotelera y extrahotelera en todos sus niveles, de 3 a 5 estrellas, a clientes que tengan una capacidad de gasto mayor?

Y voluntad de gastar y salir?

Efectivamente. Por ejemplo, si antes se vendía Tenerife como un destino de naturaleza, hay que venderlo también de ocio, donde se puede hacer todo tipo de actividades y donde lo menos importante es dormir. Y posicionarlo también como un destino de calidad, que lo es?

¿Líder mundial en calidad?

Tenemos una oferta en casi todo muy importante y con unos precios muy competitivos a escala mundial. Por ejemplo, un gin tonic o un ron cola en la Península y en cualquier ciudad europea no baja de los 10 o 12 euros y aquí te cuesta 5 o 6.

¿En qué hemos fallado y quién para que el cliente gaste menos: se conciben mal las campañas?

Hay una mejora de la oferta en los últimos 15 años muy significativa y con la oferta complementaria, como la gastronómica. Lo de las campañas es parte de la explicación, porque vendemos Canarias a mercados que no tienen más capacidad?

¿El gran problema es el todo incluido o hay más razones?

El todo incluido supone el 30% de los turistas censados, otra cosa son los demás. Ese es un modelo que no dejará de existir porque ese turista quiere venir con un presupuesto cerrado: quiere gastar 500 euros y punto, ni un euro más...

Contra eso no se puede luchar?

No, si no tenemos ese producto, esos clientes van a otro sitio.

Pero es lo mismo que se dice del alquiler vacacional: ¿cómo conciliarlo?, ¿el decreto sigue atascado?

Ese debate se debe a que a esos establecimientos no se les aplica la misma normativa que a los demás.

Y se corre el riesgo de degradar hoteles en edificios a alquilar?

Y otras cosas. En seguridad, el alquiler vacacional no tiene obligación de notificar quién llega, y esto es importantísimo con el problema en Europa del terrorismo. En lo laboral, no aplican el convenio, que tiene altas condiciones. Lo mismo al dar de alta las actividades y con los impuestos, lo que deriva en una competencia desleal con los que tenemos que cumplir todo.

¿Y qué solución ve, pues es la típica manta que no tapa todo? ¿Hacia dónde debe tender lo público?

Hacia soluciones razonables y consensuadas. Si en hostelería hay 25 normativas, o el alquiler vacacional se adapta a ellas o al revés.

Y si es al revés, ¿no habría una degradación y más precariedad?

No, no necesariamente, pues hay normativas que son excesivas?

Pues ya de por sí, con convenio, se critica lo de las camareras de piso?

En Tenerife, no hay esa situación, por lo menos en Ashotel?

¿Y más allá de la asociación?

Muy pocos hoteles no están?

¿Se hace demagogia con esto?

Habrá algún hotel que lo haga, pero, para eso, tenemos, por suerte, una jurisdicción social importante y, oye, se presenta una denuncia.

¿Y no será que hay mucho miedo a denunciar por represalias, paro??

No, hay un aumento importante de contratación hace años ya?

Pero, ¿en proporción con las cifras y los altos beneficios del sector?

El problema es que puede haber más turistas, pero el mismo gasto y, además, subirte el IBI y demás.

¿Es injusto criticarles por no absorber más los efectos de la crisis?

No hay que olvidar que cada establecimiento suele tener muchas habitaciones y sufre desgastes, con lo que, cada x tiempo, hay que hacer una renovación con capacidad propia o con financiación bancaria.

Es decir, que en estos años no han podido crear más empleo?

No.

¿Y de más calidad?

No, y hago un paréntesis, porque en Canarias tenemos un problema de formación y movilidad laboral?

¿Y a qué lo achaca?

En Tenerife, a que la gente no quiere ir a trabajar al Sur.

No todos?

A muchos les cuesta ir. Ahora, además, está el problema de que no hay alquileres razonables?

Ligado al alquiler vacacional...

Efectivamente?

Por eso y la competencia, ¿dejaría fuera el alquiler vacacional de zonas turísticas claves?

Sobre esto, en el Círculo hay gente a favor y otra en contra, con lo que, públicamente, la entidad no tiene postura ni lo hemos debatido porque no hay consenso.

Pero, si usted fuera del Gobierno, ¿cómo solucionaría esto?

Debemos tener las mismas reglas de juego: insisto, que el alquiler vacacional se adapte a lo otro y que las normas a los hoteles se simplifiquen.

Hacer un híbrido?

Sí. Hay que reducir y simplificar, que es lo que lleva reivindicando el empresariado en Canarias en general por el exceso de normas que hay.

¿A quién culpa del déficit formativo en turismo en unas islas así?

Al perfil del canario, pues somos como somos?

Pero, ¿cómo somos, porque hay muchos tipos de canarios?

Somos más tranquilos?

¿Cree lo de aplatanados, cuando también hay mucho culo inquieto?

Sí, pero, por ejemplo, en turismo hay muchas contrataciones de no canarios porque tienen idiomas, y no solo un segundo, pues ya no vale solo con eso, sino, al menos, inglés y alemán, o uno de estos y ruso, italiano, escandinavo... porque hay gran variedad de clientes y se necesita en todos los departamentos.

¿No hemos mejorado nada en eso? ¿Hay malas escuelas turísticas?

Sí, son malas. Somos un destino líder en el mundo y deberíamos tener una cantera, pero no la hay.

¿No existe proporción entre ese liderazgo y la formación del isleño?

No, la formación turística aquí no está a la altura de nuestro liderazgo. Vienen personas de fuera con más idiomas y se adaptan, aparte de que hay que tener una especialización. Creemos que la FP sería el lugar donde desarrollar este potencial.

Podemos morir de éxito

Según advierte, Canarias puede morir de éxito turístico "si las infraestructuras públicas no están a la altura de la oferta privada: en vías, aeropuertos, puertos (pues seguimos esperando por el de Fonsalía y no tiene sentido hacer antes el de Garachico que ese o el del Puerto. El de Granadilla no ha abierto y en Fonsalía se puede desarrollar una actividad de puertos deportivos porque la oferta es insuficiente, y es un turismo de alto gasto. También hay que mejorar los servicios en las playas urbanas y necesitamos más implicación de Costas porque pone muchas trabas". Con otras muertes, las de la amenaza terrorista, subraya que las Islas son un destino "muy seguro porque los controles son más fáciles dado que la mayoría viene por aeropuertos, y así nos lo dicen las fuerzas de seguridad".

Elogios a la Ley del Suelo

Ucelay considera que la ley del suelo es un acierto. "Es muy positivo que se simplifique porque un montón de proyectos se pararon por no tener cobertura normativa o normas contrarias. En el campo, habrá un antes y un después y la actividad agrícola podrá tener instalaciones acordes, cuando antes no podías tocar un cuarto de aperos. Además, habrá actividad complementaria, aunque el turismo es poco, sobre el 10%. Hasta ahora, ha habido problemas con planes, cambios de uso, permisos, y pasa con núcleos turísticos que ahora son eriales, aunque se planificaron como suelo urbano".

Bajar el Igic y billetes

A su juicio, la rebaja del Igic que pide el PP es necesaria "porque permitirá que las familias tengan más dinero y puedan gastar más, lo que dinamizará la economía". Frente a CC, dice que esto no perjudicará al sector turístico, "que ya ha vendido su oferta de 2018. Cuando lo cambiaron, lo teníamos todo vendido, pero hay que volver a bajar los tipos porque somos una RUP y esa era una de nuestras ventajas". Asimismo, cree que la bonificación en un 75% de los billetes de avión y barco para residente es "un gran éxito y estoy de acuerdo con extenderlo a la Península. Lo negativo es que no hay plazas y lo he comprobado para ir a Lanzarote en avión. Esto permite una movilidad necesaria y esperada, y mejora la actividad pues la gente va 3 o 4 días y consume".