Santa Cruz de Tenerife

La odisea sanitaria de Emiliano

Tras más de 10 denuncias y un año de espera, el paciente sigue aguardando por una fecha para que le realicen un injerto en el ojo que le permita volver a ponerse una prótesis.
V. Pavés
6/dic/17 0:46 AM
Edición impresa

A Emiliano Padrón Díaz deben hacerle un injerto celular en el ojo derecho para que pueda volver a ponerse su prótesis. No obstante, un año de espera sin respuesta y más de 10 reclamaciones después, sigue sin saber cuándo le operarán, aunque el Hospital Universitario de Canarias (HUC) asegura que tiene previsto atenderle "con la menor brevedad posible".

Emiliano es uno de los afectados por las listas de espera de Canarias, que en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) ascienden al menos a 11.487 pacientes. Los problemas de Emiliano comenzaron hace 10 años, cuando, tras hacerse una operación en su ojo derecho, sufrió tres desprendimientos de retina que le provocaron una atrofia. Debido a ello, tuvieron que intervenirle con una evisceración ocular, que se trata de una operación en la que se retira el contenido ocular, preservando la esclera o parte blanca del ojo, la conjuntiva, los músculos que movilizan el ojo y todos los demás contenidos de la órbita.

Le pusieron una prótesis ocular que funcionó bien hasta que, a los dos años, empezó a infectarse. Los antibióticos surtieron efecto, y le quitaron el dolor durante un tiempo. Sin embargo, en 2015, las molestias aumentaron al empezar a padecer sangrados. Emiliano decidió entonces acudir a su médico que lo derivó a la lista de espera, en un principio, para cambiarle la prótesis. Ya en febrero de 2016, la doctora que lo estaba atendiendo, en la propia mesa de operaciones, le comunicó que no le quitaría la prótesis, porque prefería "ir poco a poco eliminando problemas" y tan solo le hizo una cauterización de los vasos sanguíneos.

Esta decisión provocó que el paciente desarrollara un melanoma en el ojo que tuvieron que quitarle en agosto de 2016. No obstante, el problema no acabó, "seguía sangrando". "A esa altura deciden hacerme un TAC, donde se refleja que tengo una bacteria alojada en la prótesis y que me la deben quitar", recuerda Emiliano. Lo hicieron el 16 de diciembre del año pasado, cuando además le dejaron en lista de espera. Desde entonces, tiene esa zona "en carne viva" y no puede salir a la calle sin un parche, lo que consecuentemente le está causando problemas en la visión periférica.

La situación ha llevado a Emiliano a acudir hasta seis veces el centro hospitalario y cinco al Servicio Canario de la Salud (SCS) para denunciar los hechos y pedir explicaciones. Al no recibir respuesta, sus quejas han llegado hasta la Presidencia del Gobierno de España, el Diputado del Común, la delegación del Gobierno de Canarias, la Consejería de Sanidad e, incluso, al Palacio de la Zarzuela. De este último, recibió una respuesta en la que se argumentaba que, aunque no tenían potestad para resolver su problema, se lo comunicarían ellos mismos a la Consejería de Sanidad.

El pasado 7 de noviembre, tras diez meses de silencio, recibió una carta firmada por la gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Marisol Pastor Santoveña. En ella, la responsable del centro hospitalario explicaba a Emiliano que "los pacientes son intervenidos por orden de antigüedad y prioridad clínica" y que lamentaba "no poder ofrecerle una fecha orientativa para intervención por la que está pendiente". El centro hospitalario, al ser preguntado por este periódico, aseguró que tiene previsto atenderle con la menor brevedad posible. Sin embargo, cuando eso ocurra, el proceso aún no habrá acabado, pues el paciente deberá pasar de nuevo por las pruebas de preanestesia, además de las analíticas. Lo que le produce un considerable malestar.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) anima a los pacientes que se encuentran en listas de espera quirúrgicas a reclamar si la demora para las operaciones es tan excesiva que puede afectarles a la salud.

Según los datos que hizo públicos el Ministerio de Sanidad, el tiempo medio de espera para ser operado en un hospital del Servicio Canario de la Salud (SCS) era de 179 días el pasado junio, lo que convierte a Canarias la comunidad con mayores demoras.

Si la espera es demasiado larga, la OCU señala que se debe reclamar, y para ello recomienda acudir a Atención al Paciente con el volante, para solicitar una cita antes del plazo máximo. Si no ofrecen esta opción, es posible presentar una reclamación en el Servicio de Atención al Paciente.

La OCU asegura que la información de las listas es "incompleta", porque el Ministerio no publica los tiempos de demora de las pruebas diagnósticas. Por ello, estima que Sanidad debería publicar el tiempo que transcurre en la realización del acto médico completo, es decir, desde que el paciente acude por primera vez al médico por una dolencia, hasta que su problema queda resuelto.