Canarias

La esperanza de los venezolanos de las Islas

Los pensionistas esperan que se haga efectiva la prestación aprobada por el Gobierno, que desconoce la cifra de potenciales beneficiarios. El Ejecutivo no asegura que la mantenga el próximo año.
María D. Rocca
14/feb/18 6:12 AM
Edición impresa
La esperanza de los venezolanos de las Islas

R ecoger todo lo posible y meterlo en una o dos maletas. Eso es lo que han tenido que hacer unos cuatro millones de venezolanos, según los cálculos del presidente de la Unión Canaria Venezolana, Agustín Rodríguez. El éxodo de este país Latinoamericano -la Octava Isla- cada vez tiene más seguidores. Pero no solo es complicado abandonar el país y dejar allí a los familiares, sino también cobrar sus pensiones y seguir adelante.

Gualdalberto Pérez, presidente de la Asociación de Pensionados Venezolanos en Canarias (Asopevec), asegura que hay personas que están a punto de cumplir tres años sin cobrar sus retribuciones. Recuerda que los impagos no solo ocurren en Canarias y en el resto de España, sino que es una situación global que ha afectado a todos los pensionistas que están en el extranjero desde que el Gobierno de Venezuela decidió dejar de abonar las pensiones.

Para ayudar a paliar la situación de precariedad que viven muchos de estos ciudadanos, el Gobierno canario aprobó en los Presupuestos de este año una ayuda de 530 euros mensuales para "los pensionistas emigrantes canario-venezolanos retornados, mayores de 65 años, que tienen reconocido el derecho a la pensión de jubilación venezolana y no la perciben de forma efectiva de la República Bolivariana de Venezuela".

Para poder optar a esta bonificación, los solicitantes deberán tener la residencia permanente en Canarias, llevar dos años sin cobrar -en concreto, desde diciembre de 2015- y carecer de recursos económicos suficientes.

No obstante, aunque los requisitos están claros, aún no se sabe la cantidad de personas que podrán beneficiarse. "El problema es que no hay un censo del perfil para el que está destinada la ayuda", indica la directora general de Políticas Sociales, María Reyes Henríquez.

Según los cálculos de Rodríguez, en el Archipiélago hay cerca de 3.000 pensionistas. Sin embargo, tampoco tiene una cifra de los ciudadanos que cumplen con los requisitos marcados por el Gobierno regional.

Esta ayuda estaba prevista para el primer trimestre del 2018, pero aún no está disponible la normativa. Una vez esté lista, será trasladada a los ayuntamientos para que se pueda empezar a tramitar, indica la directora. "Todo lleva su tiempo y estamos acelerando los plazos para que sea lo antes posible", agrega Reyes.

El tiempo es importante. La falta de recursos está generando problemas. "Algunos pensionistas no pueden acceder a los medicamentos", asegura el presidente de la Unión Canaria Venezuela. "Hay personas que no tienen Seguridad Social". Por ello, considera que esta decisión "es una gran ilusión para los pensionistas", aunque, de momento, "la ayuda no existe".

Con respecto a la posibilidad de que la ayuda se prolongue en el tiempo, la directora general de Políticas Sociales admite que no sabe si en 2019 esa ayuda continuará. Resalta, también, que "es posible que el año que viene el Estado conceda otra ayuda, con lo que dejaría sin efecto esta".

Ante esta posible prestación a nivel nacional, Rodríguez señala: "Nosotros lo vemos posible; algunos políticos nos han dicho que podría ser factible también". Pero, asegura que para ello "debe existir por parte de Venezuela un compromiso de pago".

Por ello, adelanta que van a seguir manifestándose contra el Gobierno venezolano y su falta de pagos. Están en pleno estudio de las estrategias, pero tienen claro que van a seguir batallando durante 2018.