Santa Cruz de Tenerife

Las autoescuelas piden mil horas extras más para los examinadores

Javier Báez explica que ahora un ciudadano debe esperar 45 días para realizar el ejercicio práctico y reclama a Tráfico medidas para llegar al verano con un menor plazo para la prueba.
P.F., S/C de Tenerife
9/abr/18 6:11 AM
Edición impresa
 

El presidente de la Asociación Canaria de Centros de Formación Vial (Acacefv), Javier Baéz, explicó a EL DÍA que las movilizaciones a nivel nacional por parte de los examinadores de tráfico, previstas para el día 13 del presente mes, se han suspendido por ahora. En estos momentos, un ciudadano de Santa Cruz de Tenerife tiene que esperar, de media, unos 45 días desde que paga las tasas hasta que puede hacer el examen práctico para sacarse el carné de conducir, según el propio Báez.

Este portavoz de dicha patronal de las autoescuelas señaló que a la Jefatura Provincial de Tráfico el Gobierno estatal le ha concedido un paquete de 500 horas extras para que los examinadores también puedan desarrollar sus funciones en horario de tarde.

Báez valoró positivamente esta medida y destaca que también se dispone actualmente, hasta finales del presente mes, de un examinador "itinerante" procedente de otra provincia.

No obstante, para el presidente de Acacefv, tales iniciativas resultan insuficientes y considera que "ahora es el momento de actuar para llegar a la temporada alta (el verano) con el menor tiempo de espera posible para que los ciudadanos puedan hacer el examen práctico".

Javier Báez mantuvo un encuentro el pasado 27 de marzo con el subdelegado del Gobierno en la provincia, Guillermo Díaz Guerra, y el jefe provincial de Tráfico, Pablo Calvo.

En dicha reunión, el representante del sector planteó la necesidad de que ambas instituciones soliciten un paquete de otras 1.000 horas extras para los examinadores, con el objetivo de intentar reducir el actual promedio de espera para realizar el ejercicio práctico.

Además, reclamó que desde la Jefatura Provincial de Tráfico se requiera un nuevo "examinador itinerante" para la isla de Tenerife a partir de mayo. Para el presidente de Acacefv, con las mencionadas acciones no se eliminarán completamente las esperas para efectuar el citado examen final, pero previsiblemente podrán reducirse a 15 días. Y ese periodo de retraso "es aceptable", según Javier Báez. Para este empresario de autoescuelas, uno de los problemas existentes con la espera de 45 días consiste en que si el ciudadano suspende más de dos veces, se le encarece el acceso al carné de conducir, pues debe pagar nuevas tasas, además de las prácticas correspondientes.

El portavoz de Acacefv indica que las tasas se pagan por un servicio que actualmente la administración "no está prestando de forma adecuada".

En estos momentos, la plantilla de examinadores en Tenerife es de 12 funcionarios, de los que una decena están operativos y dos se encuentran de baja laboral.