Canarias
REFORMA ELECTORAL

La lista regional mejora la posición de CC respecto colegio de restos, a costa de Ciudadanos

Andrés Campos Palacios, Santa Cruz de Tenerife, EFE
16/abr/18 10:31 AM
eldia.es
La proyección se hace con los resultados de las últimas elecciones autonómicas./El Día

La última propuesta para reformar el sistema electoral canario, un Parlamento de 70 diputados con una circunscripción regional y siete insulares, mantendría como el partido con más escaños a CC, que ganaría uno a costa de Ciudadanos en relación al sistema del colegio de restos, si se aplica una simulación con los votos de las elecciones de 2015.

Las tres alternativas planteadas hasta ahora en la comisión del Parlamento canario que estudia la reforma electoral (un sistema de colegio de restos y dos versiones de un sistema con una lista regional) tienen en común con el modelo vigente de la triple paridad que la tercera fuerza en votos en 2015, CC-PNC-AHI, seguiría siendo la primera en escaños, con los resultados de las últimas elecciones autonómicas.

En la simulación se asume que los electores votarían igual que en 2015 y que elegirían al mismo partido para la circunscripción regional que para la insular, aplicando además la rebaja de las barreras electorales, provisionalmente pactadas al 5% regional y 15% insular (frente al 6% y 30% vigentes).

En las elecciones autonómicas de 2015, el PSOE obtuvo 180.669 votos y 15 escaños; el PP recibió 169.065 votos y 12 escaños; CC-PNC-AHI recogió 165.446 votos y 18 escaños; Podemos llegó a 132.159 votos y 7 escaños; Nueva Canarias (NC) alcanzó 93.152 votos y 5 escaños; y Agrupación Socialista Gomera (ASG) contabilizó 5.089 votos y 3 escaños.

Si se mantuviera el sistema de la triple paridad solo incorporando la rebaja de barreras electorales, con el escrutinio de 2015 entraría en el Parlamento Ciudadanos (Cs), que con 53.981 votos contaría con 2 escaños, uno de ellos a costa de CC, que quedaría con 17, y otro a costa de Nueva Canarias, que quedaría con 4.

Los partidos que quieren reformar el modelo electoral, todos menos CC y ASG, propusieron a principios de año un sistema de 70 diputados basado como ahora en siete circunscripciones insulares, añadiendo un escaño a Fuerteventura por su incremento de población y nueve escaños a distribuir en un colegio de restos a partir de los votos inicialmente no contabilizados.

Si a ese sistema de restos (ya desechado por el rechazo de CC) se le aplicaran los resultados de 2015 con las nuevas barreras, CC seguiría siendo la primera en escaños con 19, seguida de PSOE con 17, PP con 14, Podemos con 9, NC con 5, Cs con 3 y ASG con 3.

Ante la negativa de CC a aceptar el colegio de restos, PSOE, PP, Podemos y NC le han ofrecido una nueva alternativa con dos versiones, para que elija entre ellas, basadas ambas en la introducción de una circunscripción regional, en sustitución del colegio de restos, y la rebaja de barreras.

En la primera versión (que se pude denominar 61) la propuesta establece una circunscripción regional de nueve diputados que se sumaría a los 61 elegidos en las siete circunscripciones insulares (los 60 actuales más el que se añade a Fuerteventura por población).

Si a ese sistema 61 se le aplicaran los votos registrados en 2015, el único cambio que se produciría con respecto al sistema de restos es que Ciudadanos perdería un diputado que ganaría CC.

De esta manera, CC obtendría 20 diputados, PSOE 17, PP, 14, Podemos 9, NC 5, ASG 3 y Cs 2.

De los nueve escaños autonómicos, PSOE, PP, CC y Podemos conseguirían dos diputados cada uno y el noveno sería para NC.

La segunda versión entre las dos ofrecidas a CC (que se puede denominar 63) establece igualmente una circunscripción regional, pero esta vez de 7 escaños, mientras que se sumaría en las circunscripciones insulares un escaño a Fuerteventura, otro a Tenerife y otro a Gran Canaria.

En esta simulación de 2015 con el sistema 63, los cambios en relación al sistema 61 afectarían a Podemos, que perdería un diputado, y a NC, que ganaría un diputado.

Así, CC tendría 20 escaños, PSOE 17, PP 14, Podemos 8, NC 6, ASG 3 y Cs 2.

De los siete escaños autonómicos en disputa, PSOE y PP conseguirían dos diputados, mientras CC, Podemos y NC uno cada uno.

De momento, Coalición Canaria no ha contestado respecto a esta oferta de sistema electoral con lista regional, aunque su portavoz parlamentario, José Miguel Ruano, ha señalado, sin prejuzgar la decisión final del partido, que entre las dos versiones prefiere la de 61.

Con ese modelo de 61, cuatro partidos conseguirían un porcentaje mayor de escaños en el Parlamento que votos en las urnas: CC tendría el 29% de los escaños con el 18% de los votos válidos (10,38 puntos porcentuales de ventaja); PSOE tendría el 24% de los escaños con el 19% de los votos (4,42 puntos de ventaja); PP tendría el 20% de los escaños con el 18% de los votos (1,41 puntos de ventaja); y ASG el 4% de los escaños con el 0,56% de los votos (3,73 puntos de ventaja).

Los otros tres partidos tendrían menos escaños que votos en porcentaje: Podemos obtendría el 13% de los escaños con el 15% de los votos (una desventaja de 1,67 puntos porcentuales); NC tendría el 7% de los escaños con el 10% de los votos (desventaja de 3,10 puntos) y Cs conseguiría el 3% de los escaños con casi el 6% de los votos (desventaja de 3,08 puntos).

El coste medio de cada escaño en el Parlamento de Canarias en término de votos en el sistema 61, con los resultados de 2015, sería de 12.994 sufragios válidos.

Pero no todos los partidos "pagarían" los mismos votos por sus diputados, debido a la distribución desigual de escaños entre las islas y a la desproporción del sistema.

Los escaños más baratos serían para ASG, con un precio de 1.696 votos por cada diputado. A CC le costaría cada diputado 8.772 votos, al PSOE 10.628, al PP 12.076, a Podemos 14.684, a NC 18.630 y a Ciudadanos 26.991.

REFORMA ELECTORAL