Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer

Un catedrático censura la nula planificación regional de las obras

Ginés de Rus critica que las infraestructuras obedezcan solo a "listados insulares" y cree imprescindible y urgente un comité independiente que evalúe los costes de oportunidad.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
17/abr/18 6:17 AM
Edición impresa
Ginés de Rus compareció ayer ante una comisión parlamentaria como experto./MARÍA PISACA

"Le voy a trasladar sus palabras al presidente Clavijo a ver si le hace caso". Así resumió ayer Luz Reverón (PP) la contundente intervención del catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Ginés de Rus Mendoza, sobre lo que ha ocurrido con las infraestructuras en Canarias en las últimas décadas. Durante la comisión que estudia la situación del transporte en las Islas, este docente, con gran experiencia en otros países, no fue políticamente correcto y mucho menos indulgente, al censurar lo que, a su juicio, ha sido una nula planificación regional de equipamientos claves y al limitarse el convenio de carreteras o el plan infrainsular a meros "listados y peticiones" de los cabildos o de ayuntamientos. "Es como una carta a los Reyes Magos: llenar ese listado es la única motivación".

Curiosamente, sus críticas contaron con el asentimiento y elogio de los grupos, CC, PP y PSOE incluidos pese a haber cogobernado. De Rus censuró la ejecución de infraestructuras innecesarias, como los puertos de Arinaga, "que obedeció solo al interés de Agüimes", pero no de Gran Canaria, o el de Tazacorte (La Palma), "que presentó tres informes sobre costes de oportunidad en la UE y todos fueron rechazados". Según remarcó, y como con otros casos, se hicieron por interés del promotor, situación que extiende al cálculo electoral de los políticos.

A su juicio, se necesita con urgencia voluntad política y un órgano independiente que evalúe el coste y la conveniencia socioeconómica de cada proyecto, toda vez que ese análisis no puede depender del que desarrolla una infraestructura. Un comité integrado, sobre todo, por economistas que, trascendiendo los intereses insulares y locales, hagan una lectura regional y global de la idoneidad de cada obra lo que aportará a la sociedad, bajo premisas como la igualdad de oportunidades, sin primar el beneficio financiero y atendiendo a las prioridades contrastables.

En su opinión, lo que ha ocurrido y aún pasa es grave porque ha habido gastos innecesarios cuando, al mismo tiempo, tenemos "mala educación" o grandes listas de espera. Por eso, y ante la petición del presidente de la comisión, Iñaki Lavandera, de que aludiera a otros países, dijo que en Noruega u otros estados nórdicos no tienen carreteras tan buenas como en buena parte de las Islas y, sin embargo, sí una gran educación o sanidad. En este sentido, puso muy en duda la necesidad de los 5.000 millones de euros para trenes aún planificados para Tenerife y Gran Canaria.

Asimismo, cuestiona la búsqueda inconsciente o no del equilibrio inversor entre islas, cuando, en realidad, hay que ejecutar lo que se necesite en cada sitio con visión y prioridades regionales. Un problema que también se da entre el Estado y las regiones pero que, ante las dudas de grupos como ASG, no le lleva a rechazar puertos o aeropuertos deficitarios, como puede ser los de islas menores, ya que en eso radica precisamente la igualdad de oportunidades (concepto que prefiere al de equidad).

También reivindica mayor corresponsabilidad a la hora de financiar proyectos, ya que, si a una administración se le paga cualquier equipamiento en su totalidad desde otra superior, seguramente no filtrará o fiscalizará los costes de la misma manera que si tuviera que poner parte. En esta línea, le parece bien la participación privada en infraestructuras públicas, pero siempre que haya riesgos en caso de pérdidas, y no con la seguridad de que, si no va bien, se lo compensaremos todos.

Sobre el transporte, considera que hay, en el fondo, monopolios poco encubiertos en las Islas y pide que el Gobierno sea más "proactivo" para que se abaraten trayectos que, en Europa, son menos caros.

Elías Castro alerta del "fracaso" en política de movilidad

Tras De Rus, intervino Elías Castro, profesor de Derecho Administrativo en la ULL, exdirector de Industria, Titsa o Guaguas de Las Palmas. Si quiso lanzar algún mensaje fue el del fracaso total de Canarias al planificar una movilidad sostenible. Hasta tal punto, que considera que la actual, en el ámbito terrestre, es totalmente insostenible, censurando que se incumpla la Ley de 2006 y reclamando retomar la estrategia que, mientras estuvo con Ornella Chacón (PSOE) en Obras, dejaron preparada en diciembre de 2016. Sobre esto, se preguntó por el destino de los 890.000 euros planificados para 2017. En su visión, lo que ocurre en la TF-5, TF-1 o GC-1 es simplemente intolerable, contraproducente para el turismo y un pésimo ejemplo de contaminación acústica, visual... No obstante, censura que haya quien contemple superponer vías de Tacoronte a Santa Cruz y recordó que carriles como el BUS-Vao estaban contemplados hace más de 20 años. Reivindicó usar mucho más las nuevas tecnologías, pero alertó del fracaso que significa que solo haya un 12% de transporte colectivo, así como un 8% desde los puertos o aeropuertos, lo que contrasta con otros muchos sitios con magníficos intercambiadores. También alertó de la antigüedad de los vehículos (14 años de media frente a los 12 de la nacional), de lo poco que se ha trabajado el movimiento de mercancías o que haya tantas autoridades sobre Transportes como consistorios en cada isla. Sobre el parque de coches, advirtió de que, en 2020, el 67% tendrá más de 10 años y cree que se ha fracasado, sobre todo, en generar dinámicas socioculturales en pro del transporte público, para lo que, eso sí, cree crucial que sea atractivo y competitivo. Asimismo, llamó la atención sobre los 600 millones que se destinan al aéreo o marítimo y los 90 que únicamente van al terrestre. También rechaza que un taxista de La Orotava no pueda coger a clientes de otros sitios o que solo los 60 de San Bartolomé pueden llevar a los 3 millones de turistas de Lanzarote. A su juicio, la prioridad ha de estar en todo esto y no en lo de la quinta libertad aérea o en lo de la gran vecindad con África.

El puerto de La Luz rebajará sus tasas al reducir su deuda

La comisión de ayer la cerró el presidente de la autoridad portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, quien anunció una reducción de las tasas por haberse suavizado la deuda y aumentado los ingresos. Asimismo, recalcó que el plan de inversiones concluirá en 2022 en sus tres islas, al tiempo que alertó de la competencia de África y anunció una mayor apuesta por ámbitos como el pesquero, las cámaras de frío y por mimar a los pasajeros.