Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CC se reafirma en contra de la política de hacer bloques de partidos leer

Del Atlántico al Mediterráneo

La aerolínea Binter conecta por primera vez Canarias con Mallorca de forma directa con cuatro frecuencias semanales desde Tenerife Norte y Gando, uniendo las Islas con la capital de las Baleares, un destino excepcional.
Miguel Ángel Ruiz
6/may/18 6:39 AM
Edición impresa
Del Atlántico al Mediterráneo

E sta semana, la aerolínea canaria Binter ha estrenado las conexiones directas con Mallorca, una oportunidad excepcional para realizar una escapada a la mayor de las islas Baleares. Mallorca es una isla de contrastes. Su punto más fuerte es, sin duda alguna, su diversidad. Desde hoteles de lujo hasta refugios de montaña; de mercados locales a tiendas de diseño, y desde complejos turísticos hasta tranquilos senderos de montaña.

El clima de Mallorca es uno de los principales atractivos de la isla para los millones de turistas que la visitan cada año. Con más de 300 días de sol, los azules cielos despejados entregan una plácida sensación, incluso durante los meses de invierno.

La gastronomía mallorquina ofrece infinitas posibilidades y propuestas de lo más innovadoras. La isla cuenta con varios restaurantes galardonados con estrella Michelin. Su comida es espectacular, muy sabrosa y saludable y, en cualquier lugar de la isla, se encuentran magníficos restaurantes donde poder disfrutar de los platos típicos, acompañados por el vino de la tierra, que goza de una tradición muy arraigada, con bodegas muy importantes conocidas mundialmente.

Hay lugares que no se pueden dejar de visitar, como el casco antiguo de Palma, la Almudaina, la Lonja, el castillo de Bellver o su impresionante catedral gótica, bellamente iluminada de noche. Y otros hermosos lugares como la sierra de Tramuntana, Valldemossa y su Cartuja, Sóller, las cuevas del Drach, Portro Cristo o las calas, con sus peculiares aguas de colores turquesa.

Asimismo, la isla de Mallorca cuenta con una importante oferta museística repartida por todo su territorio. A través de sus salas se puede conocer la historia de esta tierra y antiguas costumbres que sus gentes han ido trasmitiendo de generación en generación. También acoge propuestas artísticas de todos los tiempos, desde los clásicos a las últimas vanguardias.

En Mallorca además se pueden pasar momentos inolvidables, con paisajes de montaña que cautivan, una gastronomía exquisita para los paladares más exigentes, y una capital cosmopolita donde se mezcla lo más bello de la historia mediterránea junto a la extravagancia de la modernidad.

Destacan las calas de Portals Vells, Cala Blava, Cala Varques, Trenc que -la playa más famosa de la isla, con tres kilómetros de arena blanca y dunas- Cala Mondragó y Formentor Beach, entre otras.

Conocida como la isla de la calma, Mallorca tiene un clima de tipo mediterráneo; de suaves inviernos y calurosos veranos, dulcificados estos por el cercano mar.

Hay una gran variedad de lugares bellísimos que visitar en Mallorca; diversión al sol, turismo familiar o la exclusividad de unas magníficas instalaciones hoteleras, con una variada oferta.

En el caso de Tenerife, la conexión con el aeropuerto de Palma de Mallorca ya se realiza los miércoles y sábados, mientras que los lunes y jueves las salidas son desde Gran Canaria. Toda una oportunidad para conocer Mallorca, la perla del Mediterráneo.