Canarias

Educación lleva la política de becas al máximo permitido por el Estado

La nueva convocatoria de becas universitarias del Gobierno de Canarias amplía los umbrales de renta, colocándolos en el máximo de la horquilla permitida por el Estado.
El Día, S/C de Tenerife
30/ago/18 0:33 AM
Edición impresa

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias publicó ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) la convocatoria de sus becas universitarias 2018/2019, unas ayudas que el próximo curso contarán con los umbrales de renta más altos regulados por el Estado y con requisitos académicos más flexibles para las matrículas parciales, como principales novedades.

Con una dotación superior a los diez millones de euros, ampliables, las becas autonómicas buscan mejorar la equidad en el acceso a la educación superior en el Archipiélago y se establecen como un sistema complementario a las ayudas universitarias del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP).

Así, con el objetivo de incrementar el número de estudiantes de las Islas que pueda acceder a ayudas, Canarias concederá en esta convocatoria becas a familias con umbrales de renta más altos de los que resultarían beneficiarios de las ayudas del Ministerio, llegando al máximo que permite la norma estatal a las comunidades autónomas.

De este modo, la Consejería superará los umbrales de renta del Ministerio en 714 euros en familias de un miembro, 1.219 euros en familias de dos, 1.655 euros en familias de tres, 1.965 euros en familias de cuatro, 2.196 euros en familias de cinco, 2.371 euros en familias de seis miembros, 2.543 euros en familias de siete miembros y hasta 2.715 euros en familias de ocho miembros.

Aquellas personas con umbrales de renta dentro de los definidos por el Ministerio tendrán que presentar igualmente sus solicitudes en ambas instituciones, ya que podrían ser excluidas por el Ministerio por superar el umbral inferior de renta y estar dentro de los umbrales definidos por Canarias para acceder a todas las modalidades de beca que procedan.

Las novedades parten del nuevo Real Decreto 951/2018, de 27 de julio, donde se establece además el incremento del importe en la cuantía fija ligada a la renta, pasando de los 1.500? de los cursos anteriores a los 1.600? a conceder en esta modalidad, a partir del curso 2018/2019.

El plazo de presentación de solicitudes se iniciará hoy y se mantendrá hasta el 1 de octubre, y, como en la pasada convocatoria, las solicitudes deberán presentarse por vía telemática.

La consejera de Educación, Soledad Monzón, señaló que la nueva convocatoria ofrece "más mejoras en materia de equidad", que es "uno de los objetivos principales del Gobierno canario".

Más flexibilidad en los requisitos académicos

Respecto a los requisitos académicos, se mejoran los referidos a la matrícula parcial. Desde este año los alumnos y alumnas que superen 30 créditos en enseñanzas de ingeniería y arquitectura, 39 en ciencias y 42 en resto de enseñanzas, podrán optar a todas las modalidades de beca.

En matrícula completa de grado se mantienen los requisitos de la anterior convocatoria, esto es un 50% en ingeniería y arquitectura, 65% en ciencias y un 70% en el resto de enseñanzas.

Por otro lado, el requisito académico para acceder a las becas para máster en Canarias es una nota media de cinco, frente al 6,5 que recoge la convocatoria del Ministerio.

Por último, y como aspecto a destacar, el Ministerio en su convocatoria ha rebajado, para estudiantes del primer curso, la nota de acceso a la universidad, rebajándola a 5, mientras que en anteriores convocatorias estaba en 5,5 y hasta 6,5.

Este es el mínimo que tenía que obtener el alumno o alumna para obtener sólo la beca de matrícula; esto implica que a partir de este curso escolar, el alumnado que obtenga notas entre 5 y 6,5, sólo percibirán del Ministerio la modalidad de beca de matrícula, teniendo que presentar, si quieren acceder al resto de modalidades, la beca en el Gobierno de Canarias que complementará la de matrícula otorgada por el Ministerio.

Otra de las novedades es la eliminación de los requisitos académicos para estudiantes víctimas de violencia de género o para sus hijos.

En estos casos se establece una regulación específica con la que se concede todas las modalidades de beca a las que tuviera derecho, sin que sea de aplicación la carga lectiva superada el curso anterior.