Canarias
LO ÚLTIMO:
El Primer ministro socialdemócrata pierde la moción de censura en Parlamento sueco leer

El Congreso respalda el Estatuto con apremio por si hay elecciones

Diversos grupos piden que se tramite de urgencia para que no decaiga si hay un adelanto electoral Podemos admite avances, pero vota en contra por creerlo una ocasión perdida.
El Día/Europa Press, Madrid/Tfe.
14/sep/18 6:19 AM
Edición impresa
El Congreso respalda el Estatuto con apremio por si hay elecciones

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, que pasará ahora al Senado antes de ser ratificada finalmente en el Parlamento regional y ser publicada en el BOE. El texto salió adelante con 237 votos a favor, 60 en contra de Unidos Podemos y 39 abstenciones de Ciudadanos (Cs) y ERC. Pese al apoyo, diversos grupos advirtieron de la necesidad de acelerar el proceso mediante el trámite de urgencia para no ponerlo en peligro por si hay adelanto electoral, algo factible ante los vaivenes constantes de la política estatal.

El nuevo Estatuto recoge, entre otras cuestiones, modificaciones del sistema electoral, el anclaje del Régimen Económico y Fiscal (REF) del Archipiélago y su desvinculación del sistema general de financiación autonómica, de manera que no dependa de los gobiernos de turno, así como la supresión de los aforamientos de los diputados, con lo que Canarias se convierte en la primera comunidad que retira este privilegio judicial.

El debate de ayer lo siguieron en la tribuna del Congreso el presidente autonómico, Fernando Clavijo, y el secretario general de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres.

La disposición transitoria adicional del texto estatutario renueva el sistema electoral, que surge de un acuerdo que alcanzaron en las Islas el PSOE, Podemos y Nueva Canarias (NC) y que supone el aumento del número de diputados de 60 a 70 (uno más para Fuerteventura y nueve que saldrán de una circunscripción autonómica) y el descenso de los topes electorales del 30 al 15% en cada circunscripción insular y del 6 al 4% en el conjunto del Archipiélago.

Asimismo, y a petición de Podemos, el Estatuto establece un plazo máximo de tres años desde su entrada en vigor para que la Cámara regional saque adelante su propia ley electoral. Si no se llega a un acuerdo en el Parlamento canario, la disposición adicional será el sistema electoral que empleen las Islas indefinidamente. Además, PP, PSOE y NC acordaron incluir en el Estatuto una horquilla de entre 50 y 75 diputados que deberá tener en cuenta la futura ley electoral canaria, mientras que CC, Podemos y Cs creen que es "excesiva".

El nuevo documento blinda constitucionalmente el REF, que compensa su carácter insular y ultraperiférico, de manera que su vigencia no dependerá de la voluntad de los futuros gobiernos de España. El REF, además, se desvincula de los ingresos que se reciben por el sistema general de financiación autonómica.

Por otro lado, se otorga al presidente canario la capacidad de disolver el Parlamento, convocar elecciones e impulsar decretos ley en caso de urgente necesidad. Asimismo, se reconoce La Graciosa como la octava isla del archipiélago.

La mayoría de los grupos parlamentarios, sobre todo los que apoyaron el texto, coincidieron ayer en destacar que este es "un día histórico" para Canarias, pero Podemos y Cs se desmarcaron del entusiasmo general y calificaron de "insuficiente" la reforma que salió ayer de la Cámara Baja casi tres años y medio después de su remisión desde el Parlamento autonómico.

La secretaria de Plurinacionalidad y Diversidad Territorial de Podemos, Meri Pita, tildó el texto de "patriarcal" y sostuvo que "obedece a la soberbia de una élite que se autoproclama propietaria de las Islas Canarias". Podemos, con su paso de la abstención al no, es el único partido que modificó ayer el sentido de su voto respecto al que emitió en la Comisión Constitucional.

La diputada de Podemos critica "la alegría" exhibida por otros diputados durante el debate del Estatuto en la sesión plenaria y considera que "esconde una realidad muy amarga". Así, y como ha hecho desde que comenzaron en enero los trabajos de la ponencia para la reforma estatutaria, cargó contra los "niveles inaceptables de pobreza" en las Islas, contra el sistema electoral "antidemocrático" y contra la posibilidad de que el presidente gobierne "a base de decreto".

Por su parte, la portavoz adjunta de Cs, Melisa Rodríguez, admitió que el Estatuto tiene "luces", como la supresión de los aforamientos, pero lamentó que, desde su punto de vista, esta es "una semana agridulce" porque se ha perdido la oportunidad de "mirar hacia el futuro". En este sentido, fue especialmente crítica con la "falta de debate" en la ponencia y en la Comisión Constitucional, y reiteró que existía "un pacto cerrado" que "no han disimulado lo más mínimo". Su principal reproche lo centró en la ley electoral, en la que, a su juicio, "ha faltado ambición", pero también cargó contra la ausencia de independencia en la justicia o la televisión pública canarias. "PP y PSOE, despierten y dejen de bailarle al agua a CC", pidió a estos grupos.

Algo en lo que coincidieron ayer los políticos canarios es en reclamar la urgencia de la tramitación del Estatuto ante la posibilidad de que haya un adelanto electoral que frustre su aprobación. Hace once años, el primer intento de reforma del Estatuto fracasó por las desavenencias en torno a la reforma electoral y nadie está dispuesto a que esto se repita.

El presidente canario, tras asistir al debate en la Cámara Baja, celebró el momento "histórico" y recordó que él ya pidió en su reunión de la semana pasada con el presidente del PP, Pablo Casado, que el Senado tramite de urgencia el Estatuto para que esté aprobado antes de final de año. Pese a que su partido, CC, es reacio a la reforma electoral, aseguró que no le pondrán obstáculos a un documento "tan importante".

Ángel Víctor Torres, secretario general del PSOE en las Islas, reivindicó que Canarias superó ayer "lustros de frustración" y consideró "obligado" que el Senado y el Parlamento canario tramiten con urgencia el Estatuto para que entre en vigor antes de la celebración de las elecciones autonómicas de 2019, que serían las primeras de una Comunidad sin aforados por mandato estatutario.

También hizo referencia a este aspecto el diputado de NC, Pedro Quevedo, quien advirtió de que en su formación se sentirán "engañados" si no entra en vigor antes de las próximas elecciones.

El socialista Sebastián Franquis, diputado por Gran Canaria, fue especialmente crítico con las posiciones de Podemos y de Cs porque, según él, han votado en contra y se han abstenido pese a que sus propuestas "representan el 20 y el 30%" del Estatuto aprobado ayer, respectivamente.

Desde el PP, la parlamentaria María del Carmen Hernández Bento, representante de los conservadores por la provincia de Las Palmas de Gran Canaria, hizo hincapié en el esfuerzo de todos los grupos para llegar a posiciones de consenso en casi todos los temas y subrayó como especialmente relevantes para Canarias el nuevo sistema electoral y el anclaje del REF en el texto final.

La diputada de CC en las Cortes, Ana Oramas, recalcó que "está naciendo una nueva comunidad y un nuevo pueblo" y aseguró que el Estatuto "ha puesto alas" a Canarias para "volar más alto y más lejos".

El nuevo texto, entre otras cuestiones, abre la posibilidad a que las Islas tengan competencias en costas, una muy vieja reivindicación por diversos motivos, así como en los aeropuertos, de manera que, ante situaciones como el cierre del aeródromo del Sur de Tenerife, no se mantenga cerrado el de Los Rodeos, tal y como ocurrió hace unos meses.

Con el Estatuto aprobado ayer, Canarias se convertirá en la primera comunidad que retira la condición de aforado a los diputados regionales. Un logro fruto de una enmienda de Ciudadanos respaldada por los demás grupos, lo que fue resaltado por Melisa Rodríguez. Esto implica, por ejemplo, que en casos de investigaciones judiciales, los diputados no tendrán un trato diferenciado para saber si finalmente son o no investigados. Pese a esta medida, que Podemos sí apoyó, la secretaria general de la formación, Noemí Santana, defendió el voto en contra de los suyos en Madrid por entender que, "aunque es evidente que mejora el actual y supone un avance", el nuevo texto "es una oportunidad perdida para lograr mejorar y garantizar la vida de la gente de Canarias".

"Tengo que reconocer que hemos dudado. Por supuesto. Pero por mucho que le dé vueltas, por mucho que lo revise, y tras conocer cómo se ha desarrollado la ponencia en el Congreso, no podemos hacer otra cosa que votar no", dijo. A su juicio, y "estando como está" el Archipiélago, se necesita "mucho más" y no hay que conformarse con un Estatuto "que se quede en la superficie, sino que vaya a la profundidad" de los problemas de las Islas.

"Necesitábamos blindar los derechos de nuestra gente. Necesitábamos que se hablara de una renta mínima garantizada, del derecho a una vivienda digna, de que se redistribuya mejor la riqueza, especialmente la generada por el turismo, la apuesta por la soberanía alimentaria y también por la soberanía energética invirtiendo decididamente en las energías renovables, garantizar que se invierta un 5% del PIB en educación o exigir una sanidad pública universal y no privatizada", remarcó. Eso sí, aplaude lo de los aforamientos, la protección del REF o el cambio mínimo en el sistema electoral.

Rosa Dávila habla de Constitución isleña

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, aseguró ayer que la reforma del Estatuto canario servirá para disponer en las Islas de una "Constitución" para los ciudadanos del Archipiélago en cuanto al reconocimiento de derechos que incorpora. "Es el trabajo de muchas generaciones; va a ser para los canarios nuestra Constitución", apuntilló en relación al reconocimiento de derechos para los próximos 30 años. Después de 36 años, la consejera subraya que Canarias tendrá un Estatuto en el que "se reconocen derechos a los canarios y conceptos que no existían", entre los que citó la ultraperiferia. Asimismo, agregó que ahora se reconocen ocho islas porque se incluye a La Graciosa y su mar. "No nos damos cuenta por la intensidad y lo rápido de los acontecimientos. El lunes se aprobaba el REF, hoy (por ayer) el Estatuto, y creo que no estamos siendo conscientes de la importancia, del trabajo que se ha hecho y del nivel de consenso de todos los partidos después de muchos años bloqueados", apostilló en declaraciones a 7.7 Radio. En su opinión, se necesita "altura de miras" de los partidos para ponerse de acuerdo con esta reforma, si bien admitió que su formación no está de acuerdo con la reforma electoral. Dávila aseguró que, para CC, "lo más importante es el Estatuto", si bien admitió que "no" están de acuerdo con el aumento de diputados porque consideran que "no era momento social", pero "no porque venga mal" a CC. Para Dávila, el resto quiere cambiar esto porque creen que "es la forma de poder tumbarlos", algo que se verá en las elecciones. Al ser cuestionada por la posibilidad de extraer metales al incorporarse derechos sobre el mar, Dávila aseguró que el Gobierno canario le da "mucho valor a la riqueza ambiental y a la biodiversidad impresionante que tiene el mar del Archipiélago, con un santuario de ballenas que merece la pena para preservarlo".