Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Reyes ya están dentro de Fitur tras sortear el bloqueo por taxistas de la entrada a Ifema leer

Valido plantea ser un puente para canalizar las ayudas a África

La consejera de Políticas Sociales y la secretaria de Estado de Migraciones se reúnen con Cruz Roja, Cáritas y CEAR para conocer sus demandas en la atención a inmigrantes.
P.F., S/C de Tenerife
22/nov/18 6:03 AM
Edición impresa

P.F., S/C de Tenerife

La consejera de Políticas Sociales del Gobierno canario, Cristina Valido, defendió ayer la importancia de que la Unión Europea tenga en cuenta al Archipiélago como "lanzadera" para ofrecer medios y recursos a muchos ciudadanos africanos que viven en extrema pobreza. Valido realizó esta propuesta en el inicio del Foro de la Inmigración que se desarrolló en la mañana de ayer en la sede de Presidencia de Santa Cruz de Tenerife, donde estuvo la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí.

Según la consejera, necesitamos que también la Unión Europea "se plantee cómo trabajar y colaborar desde aquí" con un continente en el que la mayoría de sus 900 millones de habitantes son muy pobres. Para Valido, esta podría ser una de las herramientas para que Europa y España vuelvan a mirar a África y tal idea debe ser inherente a la Política Exterior del país, ya que en esta materia "no vale ir por libre". Además, recordó que el director general de Acción Exterior, Luis Padilla, trabaja para que los organismos europeos reconozcan el papel que las islas pueden jugar en este ámbito.

El Foro de la Inmigración no se convocaba desde hacía seis años y ayer sirvió para conocer las demandas, sugerencias e inquietudes de varias organizaciones no gubernamentales (ONG), como Cruz Roja, Cáritas y el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), así como la Confederación Canaria de Asociaciones de Vecinos.

Valido reivindicó en la apertura del acto el papel de Canarias como frontera sur de la Unión Europea y, ante la realidad migratoria actual, "no vamos a permanecer impasibles". Apuntó que ahora el Ejecutivo autónomo atiende a más de 300 menores inmigrantes no acompañados y "son nuestras competencias". Pero manifestó que "hace falta el apoyo del Estado" y de las instituciones europeas para poder ofrecer una atención digna.

En presencia de Rumí, destacó el valor que en su momento tuvieron los denominados "planes África" impulsados por el Gobierno español en los años 2006 y en el periodo 2009-2012.

Después de la reunión con las tres organizaciones no gubernamentales, Cristina Valido y Consuelo Rumí coincidieron en que la principal demanda de Cruz Roja, Cáritas y CEAR es que se recupere el Fondo para la Integración, que habilita ayudas económicas para favorecer la acogida de migrantes en la sociedad española y canaria, así como para refuerzo educativo.

La secretaria de Estado de Migraciones criticó que el Gobierno de Mariano Rajoy no lo eliminó, "porque no podía", pero lo dejó sin dotación económica. Rumí señaló que todas las administraciones "debemos caminar juntas" y, ante una situación compleja como esta, "la confrontación no es buena". Aclaró que "lo que queremos es que la inmigración no se utilice para fomentar el odio al extranjero y el rechazo".

Valido anunció que se creará una comisión permanente, que se convocará en enero, para conocer las demandas y propuestas de las ONG que trabajan con inmigrantes, sin que haya que esperar a un nuevo foro. Además, planteó que en dicho órgano podrán crearse comisiones específicas de trabajo sobre sanidad, seguridad o educación, por ejemplo. La consejera insistió en la necesidad de la cooperación internacional para hacer frente a la actual realidad de forma apropiada.

Los presidentes de los siete cabildos canarios, que conforman la Federación Canaria de Islas (Fecai), ratificaron ayer su acuerdo para repartir el acogimiento de hasta 400 menores migrantes en 36 centros, aunque por ahora se contabilizan 335. El acuerdo fue alcanzado el 6 de noviembre entre los cabildos y la consejera de Políticas Sociales, Cristina Valido, y ayer fue ratificado por la Fecai, un compromiso que persigue aliviar la presión que para Lanzarote supone hacerse cargo de la mayoría de los adolescentes que han llegado últimamente. La presidenta de turno de la Fecai, Belén Allende, señaló tras la reunión que esta solidaridad y compromiso entre las islas es exigible a las demás comunidades autónomas cuando la cifra supere los 400.

"Con este acuerdo podemos afrontar estos traslados y evitar que una isla poco menos que tenga que pedir socorro ante la impasibilidad del resto", dijo Allende, y añadió que sería injusto que las comunidades autónomas no reaccionen ante la presión que sufren Andalucía o Canarias. La Federación Canaria de Islas también demandó que los países de origen y de tránsito de los procesos migratorios cumplan los convenios internacionales de protección a la infancia, ante la situación de vulnerabilidad y riesgo que padecen los menores que salen de sus casas.