Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Errejón irá a las elecciones con las siglas de Carmena, no con las de Podemos leer
PLENO PARLAMENTO

El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales"

Santa Cruz de Tenerife, EFE
11/dic/18 14:10 PM
eldia.es
Dolores Corujo, portavoz del grupo socialista./El Día

Santa Cruz de Tenerife, EFE La portavoz parlamentaria del PSOE, Dolores Corujo, afirmó hoy que el consejero de Sanidad del Gobierno regional, José Manuel Baltar, que procede de la sanidad privada y seguramente regresará a su puesto tras cesar, es el instrumento del presidente regional, Fernando Clavijo, para materializar su visión de Canarias, que consiste en "subordinar el poder político a los intereses empresariales".

Corujo ha dirigido esta acusación a Clavijo en el pleno del Parlamento, al formularle una pregunta en la que se interesaba por la privatización del servicio de medicina nuclear del Hospital Doctor Negrín, que presta la empresa en la que trabajaba Baltar, Clínica San Roque, y cuyo coste para el erario público casi se ha duplicado desde que el consejero accedió al cargo, dijo.

"No quiero acusar al consejero de servir a oscuros intereses ni pretendo insinuar que beneficie a la antigua empresa en la que trabajaba y a la que previsiblemente volverá, porque a Baltar lo puso usted para eso: es el encargado de materializar su visión de Canarias, subordinar el poder político a los intereses empresariales", como sucede con la ampliación del puerto de Agaete, la Ley del Suelo y el servicio de medicina nuclear", le dijo al presidente la portavoz del PSOE.

El responsable de que el servicio de medicina nuclear se preste por una empresa privada es el PSOE, se defendió Clavijo, por decisión del Gobierno de Canarias en 1991 cuando su presidente era Jerónimo Saavedra, afirmó.

El presidente sostuvo que el servicio de medicina nuclear en el Hospital Doctor Negrín "es público porque lo paga el erario público", aunque señaló que se presta por concierto por una empresa privada debido a la decisión adoptada en 1991 por el PSOE.

PLENO PARLAMENTO