Canarias

La Dirección de Trabajo tumba en parte el convenio de ambulancias

UGT desveló ayer la circunstancia del rechazo parcial del documento firmado por CCOO y USO por "discriminatorio", "ilegal" y "dar poder absoluto al empresario en diversas materias".
El Día, S/C de Tenerife
12/ene/19 6:31 AM
Edición impresa
La Dirección de Trabajo tumba en parte el convenio de ambulancias

El Día, S/C de Tenerife

La Dirección General de Trabajo ha tumbado parcialmente el III Convenio del Transporte Sanitario firmado por CCOO y USO por "discriminatorio", "ilegal" y "dar poder absoluto al empresario en diversas materias". Desde la Fesp-UGT incidieron ayer en "la falta de proyecto del Gobierno de Canarias para el Transporte Sanitario y la lamentable situación en la que se encuentran los trabajadores tras la firma del III Convenio Colectivo del sector".

Insisten desde el sindicato en que "la regulación pactada en el convenio de las faltas y sanciones daba al empresario libertad absoluta para tipificar las faltas muy graves, aquellas que acarrean despidos y sanciones graves".

Los sindicatos mayoritarios, continua el argumento, "optaron por no informar a las plantillas que el organismo encargado de la revisión del texto normativo había localizado graves irregularidades e ilegalidades en 15 artículos pactados con la patronal".

La FeSP UGT Canarias denuncia que "el Transporte Sanitario en las Islas se encuentra en una situación aún más precaria después de que Trabajo haya tumbado parcialmente el III Convenio Colectivo del sector firmado por CCOO y USO".

Este organismo, añaden, tilda varios artículos de "discriminatorios", "ilegales", de "contradecir el Estatuto de los Trabajadores" y además, detecta que "el texto pretende limitar los derechos de los representantes de los trabajadores en diversas materias: lactancia, excedencias o los de las embarazadas, entre otros muchos".

En el convenio colectivo, asegura UGT, "los sindicatos firmantes y la patronal hacen mención a leyes ya derogadas".

Otro de los puntos que, afirma UGT, "ha sorprendido a la Dirección General de Trabajo es el hecho de que los sindicatos firmantes usaran distancias peninsulares para regular los días por nacimiento, accidente o enfermedad, fallecimiento u hospitalización, aplicando la norma de los 300 kilómetros. Un auténtico disparate que deja a las claras la situación de desamparo en la que se encuentran las plantillas del sector del Transporte Sanitario de Canarias".

Para UGT, "CCOO y USO han cometido una irresponsabilidad muy grave en lo que respecta al apartado de las faltas y sanciones. Ambos sindicatos pactaron con la patronal una regulación muy abierta sobre las sanciones, sin especificar qué comportamientos o acciones incurrirían en las distintas faltas. Esto da un poder ilimitado al empresario sin que el Convenio limite esta acción".

La Dirección General de Trabajo "lo ha detectado y lo ha advertido en su resolución. Si a esto sumamos que en la negociación del Convenio se eliminó la cláusula de Estabilidad Laboral que existía, la protección de los trabajadores es nula".

Para FeSP UGT "el transporte sanitario se encuentra en una situación de desamparo administrativo y laboral, dado que el pasado 31 de diciembre se cumplió el plazo máximo para sacar la licitación del concurso de ambulancias".

Desprivatización

La primera consecuencia de la resolución, según la UGT, "vuelve a ser la inestabilidad laboral y los precarios salarios del sector". Por otro lado, "está la vida útil de las ambulancias". El responsable del Transporte Sanitario Terrestre de UGT en Canarias, Iván Amador, advierte: "De prorrogarse la vida útil de las unidades un año más, tendremos que llevar una vigilancia más rigurosa. No podemos seguir trasladando pacientes en ambulancias que no sabemos cómo pasan la inspección de Sanidad o la ITV". Es conveniente recordar que "la apuesta de la FeSP-UGT es que la administración asuma directamente el servicio del Transporte Sanitario, desprivatizándolo".