Carnaval

Traques, con argumentos


21/feb/03 0:04 AM
Edición impresa

ciones anteriores, cuando se les escuchó cantar cuatro temas como cuatro joyas. El primero, un examen de conciencia sobre la facilidad que todos tenemos a la hora de criticar, cuyo desarrollo no se entendió, ya sea por el ritmo de las melodías o por la métrica: intentaba decir mucho en poco tiempo.

Cerraron su tiempo de concurso con un tema que salvó la casa: "Un diablillo caído del cielo", con chispa murguera. Lo mejor, sin duda, su pasacalle, un himno para todas las aficiones: "Mi vida es ser un bambón".

En cuarta posición subieron Triqui - Traques, que desgranaron en sus canciones todos los argumentos para estar en la final, siendo los más completos de la tercera eliminatoria. Arrancaron con "La comunidad", repaso humorístico a las anécdotas que se viven en un bloque de vecinos, cuando hay un canarión, un inmigrante, una pareja en la que ella trabaja de seguridad... Cerraron con un pasodoble no comercial, lo cual es toda una novedad. Atendieron a estrofas con argumentos divididas, algunas, en dos partes. La primera, una denuncia; la segunda, una reflexión social sobre aspectos cercanos al espectador. Las dos últimas actuaciones las protagonizaron Juanveintitreros y Revoltosas, curiosa coincidencia que deparó el sorteo, ya que la primera está dirigida por el tío de la directora de las chicas de Añaza, que ocupaba esta edición el puesto de su madre, quien subió este año como componente en la fila.

Juanveintitreros ejecutaron una actuación continuada de presentación a despedida, sin alto alguno. El primero, dedicado a la tele basura, acorde con la calidad de la letra. El segundo, buena letra inspirada en un concurso para fallar el premio al "tronco concejal", en el que participaron Ana Oramas, Maribel Oñate y José Carlos Acha. Éste último ganó el certamen.

Cerraron la velada las Revoltosas, con un canto a la riada y una denuncia a los "chanchullos" del Carnaval.