Comunicación

El mundo masculino y sus excesos, en "Machos", la nueva teleserie de TVE-1

Finalista en los prestigiosos premios Emmy, se trata de una exitosa producción chilena de 150 episodios. La vida de un padre autoritario y sus 7 hijos es el hilo argumental de la misma. En Chile, el último episodio registró una destacada cuota media de pantalla que se cifró en el 58 por ciento.
COLPISA, Madrid
1/dic/03 14:47 PM
Edición impresa

COLPISA, Madrid

La vida de un padre autoritario y sus 7 hijos es el hilo argumental de "Machos", teleserie chilena que estrena hoy TVE-1 y que viene avalada por un rotundo éxito en su país de origen, Chile, donde el último episodio registró una cuota de pantalla media del 58%.

Con 150 capítulos, esta comedia romántica aborda con ironía la imposición de un rígido padre a sus hijos para que sean fuertes, recios y machos, pero deja ver la vulnerabilidad de cada uno y sus distintas sensibilidades. No falta un gay en la familia para disgusto del patriarca.

Ángel Mercader, médico internista de 65 años jubilado, es hombre de rectitud y disciplina y representa ese autoritarismo "tan cercano en Chile con un pasado de dictadura", según explicaron los protagonistas de la serie en su presentación en sociedad en España. Casado con Valentina, está a punto de celebrar sus 42 años de matrimonio, si bien lleva más de diez "visitando" a Sonia, su amante, una mujer cándida y sencilla.

El patriarca tiene siete hijos y a todos les ha colocado la "A" por delante en sus nombres: Alonso, Armando, Ariel, Álex, Adán, Amora y Antonio. Todos ellos viven en la casa paterna, aunque en continuo conflicto con su insensible padre, cuyo afán en la vida ha sido hacer de sus hijos unos hombres "bien machos"'', objetivo que hasta ahora no le ha dado resultado.

La teleserie arranca en la celebración de los 40 años de matrimonio de Ángel y Valentina, cuando el padre se entera de que su hijo Adán es aún virgen. Esta es la gota que colma el vaso para este padre, que se siente fracasado como tal al tener un hijo que no ha sido capaz de "hacerse hombre" y culpa a su mujer de criar siete varones "demasiado sensibles", por lo que decide intervenir en la vida de sus hijos.

Tal fue el éxito de esta serie vendida a diferentes países de habla hispana que el día en que se programó el capítulo final se reunieron en el Plaza de Armas de Santiago más de 1.000 personas, quienes siguieron la emisión a través de una pantalla gigante.

Cristian Campos interpreta en "Machos" el papel de hermano mayor de la prole. Es Alonso, de 41 años, arquitecto y profesor universitario que trata de reconstruir su vida después de una larga viudez. Su objetivo es conquistar a Sonia, una mujer que esconde un secreto, y su debilidad consiste en tener la necesidad de complacer a su padre. "Los machos históricamente conocidos como rígidos y machistas quedan pocos y están en extinción, afortunadamente. Los hombres que muestra la teleserie son machos que ponen su lado femenino y su fragilidad al servicio de las relaciones. Los machos que pueden aceptar su vulnerabilidad y que saben que no son seres omnipotentes son entendidos, los otros van a desaparecer", dijo.

Aseguró que la gestora de la serie fue una mujer, "que quiso representar cómo un padre machista y autoritario produce distintos problemas en la personalidad de sus hijos".