Comunicación
CARMEN SEVILLA ACTRIZ Y PRESENTADORA DE "CINE DE BARRIO"

"Mis despistes han hecho escuela"


COLPISA, Madrid
7/ene/04 1:10 AM
Edición impresa

A sus 73 años se mantiene como uno de los personajes que gozan de mayor favor popular, el segundo más querido de España después de la Reina, según encuestas, y está siendo reclamada por la publicidad. Empezó el año con buen pie con la retransmisión de las campanadas de la Puerta del Sol, la se-mana próxima debutará como conductora de "Cine de barrio" y el Círculo de Escritores Cinematográficos le entregará este mes un premio honorífico. Está de moda, con su espontaneidad y despistes incluidos, que ya son una seña de identidad de Carmen Sevilla.

?¿Cómo vivió la experiencia de la Nochevieja desde la Puerta del Sol?

?Con mucho frío, pero fue una experiencia maravillosa, muy emotiva porque la gente sabía que estábamos allí arriba y cuando nos asomábamos toda la plaza estaba en-fervorizada, y yo me sentí muy nerviosa. ¿Qué pedí? Para todos: camioneros, taxistas y también pe-dí mucha salud a los Reyes para que nos protejan.

?¿Cuál es el secreto para mantenerse con esa estupenda imagen pasados los 70 años?

?Siempre que lo digo suena a cachondeo pero es la "Buchinger" de Marbella, que me da vitalidad, seguridad y salud, que es lo más importante en esta vida, estar bien por dentro.

?¿Qué la anima para estar siempre tan risueña?

?El público, el trabajo, que me da ilusión y ganas de vivir. Hay que estar siempre haciendo cosas, es un consejo que doy a las personas que tengan mi edad. Muchas de ellas se vienen abajo por muchísimas razones, pero hay que estar activo. A mí me falta mi ser más querido, que es mi marido, Vicente Patuel, pero hay que luchar por mantener la ilusión a estos años.

?Y además nunca ha acudido a la cirugía estética para mejorar el aspecto...

?No, yo me pongo mi esparadrapo en la nuca y ya está. Lo saben todos los peluqueros y ma-quilladores que yo no me he operado, pero respeto a todas mis compañeras que sí lo han hecho. Además, me da miedo. He pasado tres veces por el quirófano por salud y no me gusta.

?¿Y para el buen humor, qué receta daría?

?Estar sana. Cuando murió Vicente yo estuve muy mal y creía me iba detrás de él. Lo echo mucho de menos, pero aquí estoy, sola en casa, con mis tres perritas. Muy tranquila. Si lo tuviese a mi lado, estaría más feliz, pero todo en la vida no se puede tener. Yo he te-nido mucho más de lo que hubiera querido desear.

?¿Qué cree que ven los españoles en usted que entra en todas las casas?

?Un don que Dios te da, y la suerte y el destino, porque hay personas mejores que yo y no han tenido tanto cariño del público.

?Mucha gente piensa que usted explota sus despistes, que a veces no son naturales.

?Un día me dijo Jesús Hermida que yo había hecho una escuela del despiste desde 1991, cuando volvía a trabajar en televisión. Después de mí ya se podían equivocar todos los presentadores y lo ven normal. ¿Qué si yo exploto el personaje? Hay tantos que explotan tantas cosas... Pero no, no tengo necesidad de explotar nada, lo que ocurre es que después de 25 años sin hacer televisión volví de la ma-no de Valerio Lazarov y para un programa en directo, "Telecupón", pues dime tú. Tenía más de 60 años y, claro, era natural que me equivocara. Ahí empecé un nueva épo-ca dorada.

"Me tira la derecha"

?¿Cómo ha visto cambiar España desde que era joven y triunfaba?

?Ha ido cambiando para bien, por supuesto. Yo he vivido también fuera de nuestro país y España es uno de los países más amados y envidiados en el mundo. El carácter de los españoles, la belleza de la naturaleza, hace que el turismo venga enloquecido. Fuera de Es-paña a las 7 de la tarde está todo el mundo en su casa cenando y luego a la cama. Los actores internacionales vienen aquí con motivo de un estreno porque se lo pasan bien, se ríen y comen como bestias. España es pura alegría. Yo amo tanto a mi querida España que se me vio el plumero en las campanadas.

?¿Qué le parece Aznar?

?Yo lo quiero mucho, y a Ana. Y no me hables de los Reyes... Pero de la misma manera estoy colaborando con el presidente de Andalucía, Manuel Chaves, amigo mío, para Asuntos Sociales, para poner mi imagen en las tarjetas de las personas de 60 y 65 años para toda la comunidad. No he pedido ni cinco céntimos. ¿Qué si soy de derechas? Yo soy de todos, ¡ahora bien, me tira más la derecha, tía!.. Aún así, los artistas nos debemos al público y tener una ficha de un lado o de otro nos condiciona mucho y no quiero estar condicionada a nada. Yo soy libre.

CARMEN SEVILLA ACTRIZ Y PRESENTADORA DE "CINE DE BARRIO"